Cuello volcánico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El pico Cão Grande, tapón volcánico[1]​ en la isla de Santo Tomé (Santo Tomé y Príncipe), que se eleva más de 300 m sobre los alrededores.
La Torre del Diablo está formada por una antigua chimenea volcánica[2]​ donde el enfriamiento de la lava ha dado origen a la aparición de columnas basálticas
Capilla de Saint Michel d'Aiguilhe, cuya construcción se inició en 969,[3]​ cerca de Le Puy-en-Velay en Francia. El tapón volcánico se eleva unos 85 m por encima de los alrededores.

Un cuello o tapón volcánico (a veces referido como neck, nombre en inglés) es una forma del relieve de origen volcánico que se crea cuando la lava se endurece dentro de un filón, de una colada o incluso en el cráter de un volcán activo. Se compone de un conjunto de bloques angulares que se solidificó en la chimenea del volcán y que suelen ser más masivas que el cono mismo. Su estructura es resistente a la erosión, por lo que una vez que el cono se erosiona, este cuello permanece como una aguja relicta del cono desaparecido.[4]

El magma solidificado, junto con los materiales volcánicos fragmentarios y las rocas de pared, pueden conservarse en los conductos de alimentación de un volcán tras el cese de la actividad. Estas rocas preservadas forman masas crudamente cilíndricas, de las que sobresalen diques radiantes; pueden visualizarse como los restos fósiles de las entrañas de un volcán (el llamado "sistema de tuberías volcánicas") y se denominan tapones o cuellos volcánicos. El material ígneo de un tapón puede tener una composición similar a la de las lavas o cenizas asociadas, pero también puede incluir fragmentos y bloques de rocas más densas y de grano más grueso -con mayor contenido en hierro y magnesio y menor en silicio- que se cree que son muestras de la corteza profunda de la Tierra o del manto superior arrancadas y transportadas por el magma ascendente. Muchos tapones y cuellos están compuestos en gran parte o en su totalidad por material volcánico fragmentario y por fragmentos de roca madre, que pueden ser de cualquier tipo. Los tapones que llevan una huella especialmente fuerte de erupción explosiva de magma muy cargado de gas se denominan diatremas o toba-brecha.[5][6]

Se cree que los tapones volcánicos recubren un cuerpo de magma que puede estar todavía en gran parte líquido o completamente sólido, dependiendo del estado de actividad del volcán. Se sabe, o se postula, que los tapones suelen tener forma de embudo y que se estrechan hacia abajo en cuerpos cada vez más elípticos en planta o alargados a formas de dique. Normalmente, los tapones y cuellos volcánicos tienden a ser más resistentes a la erosión que las formaciones rocosas que los rodean. Así, después de que el volcán quede inactivo y profundamente erosionado, el tapón exhumado puede erigirse en un audaz relieve como una estructura irregular y columnar. Una de las diatremas más conocidas y espectaculares de Estados Unidos es Ship Rock, en Nuevo México, que se eleva a unos 700 pies por encima de las llanuras circundantes, más profundamente erosionadas. Los tapones volcánicos, incluidas las diatremas, se encuentran en otros lugares del oeste de Estados Unidos y también en Alemania, Sudáfrica, Tanzania y Siberia.

Estructura de un tapón volcánico[editar]

El magma sólido, los fragmentos de roca de la pared y los materiales volcánicos se conservan tras el cese de la actividad volcánica. Se almacenan en el tubo del volcán. El material ígneo de un tapón puede tener una composición que puede estar relacionada con la de la lava o la ceniza. Sin embargo, su composición puede comprender sedimentos de rocas más densas y de grano más grueso, que son ricos en magnesio y hierro. Los tapones volcánicos suponen una masa de lava que puede estar en forma líquida o sólida. Se percibe que los tapones tienen forma de embudo y se estrechan en cuerpos estirados hasta alcanzar formas de dique.[7]

Productos de la actividad volcánica ígnea, los cuellos volcánicos y las diatremas (tubos de gas) son masas de lava, aglomerados y brechas en forma de tubo que ocupan los antiguos conductos por los que las lavas y otros eyectados llegaban a la superficie terrestre, y que hoy forman rasgos geomórficos que reflejan la erosión diferencial de los distintos materiales. En la mayoría de los casos, el cuello volcánico o "tapón" se levanta como un tocón, un peñasco o una torre. En otros, la roca resistente y de grano fino de la zona de enfriamiento de la extrusión, o la zona adyacente cocida o silicificada de la roca del país, es más resistente a la intemperie que el centro del tubo; en este caso, este último es erosionado como una cuenca poco profunda y las rocas de la pared alteradas actúan como una barrera alrededor o en un lado.[8]

Ejemplares notables[editar]

La Torre del Diablo, en Wyoming (Estados Unidos) es probablemente, el ejemplo más característico y bien conservado de un neck o cuello volcánico y, al estar formado por basalto, ha dado origen a un ejemplo de columnas basálticas.

Los alrededores de la localidad camerunesa de Rhumsiki albergan algunas decenas de cuellos volcánicos.

El castillo de Edimburgo se asienta sobre un tapón volcánico, conocido como Castle Rock (roca del castillo).

Algunos ejemplos destacados
El castillo de Edimburgo se asienta sobre un tapón volcánico, conocido como Castle Rock (roca del castillo).  
Tapón volcánico en el Bosque Nacional de Ochoco de Oregón, USA  
Fortaleza de la Roca Sigiriya, Sri Lanka.  
Petit Piton en Santa Lucía, parte de un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO.  
Castillo Trosky ("Panna" Tower), República checa.  
Taung Kalat, Birmania.  
Cuello volcánico cerca de Rhumsiki, Camerún.  
Roque Nublo, símbolo de la isla de Gran Canaria (España).  
Dent de la Rancune, un sitio de escalada desafiante en la Chaîne des Puys, Francia.  

Referencias[editar]

  1. «The Pico Cao Grande: Sao Tome’s needle-shaped volcanic plug peak». When on Earth. 27 de marzo de 2015. Archivado desde el original el 1 de noviembre de 2018. Consultado el 10 de noviembre de 2016. 
  2. Allen Carlson, Nature and Landscape: An Introduction to Environmental Aesthetics, p.122, Columbia University Press, 2009 ISBN 023114041X.
  3. http://www.culture.gouv.fr/public/mistral/merimee_fr?ACTION=CHERCHER&FIELD_1=REF&VALUE_1=PA00092565
  4. Robin George Andrews. Super Volcanoes: What They Reveal about Earth and the Worlds Beyond (2021) 336 pag. ISBN 0393542068, ISBN 978-0393542066
  5. Robert J. Ford . Volcano: Live, Dormant and Extinct Volcanoes Around the World (2021) 224 pag. ISBN 1838860630, ISBN 978-1838860639
  6. Fairbridge R.W. (1968) Volcanic necks and diatrems. In: Geomorphology. Encyclopedia of Earth Science. Springer, Berlin, Heidelberg. https://doi.org/10.1007/3-540-31060-6_396
  7. Karoly Nemeth. Updates in Volcanology - From Volcano Modelling to Volcano Geology. (2016) 422 pag. ISBN 9535126229, ISBN 978-9535126225
  8. Lobeck, A. K., 1939, Geomorphology, New York, McGraw-Hill Book Co., 731pp.

Bibliografía[editar]

  • Pascal Richet, Guide des volcans de France. éd. du BRGM et Belin, coll. Guides savants, 2003, 427 p.


Enlaces externos[editar]