Crisis de opioides en Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Para la mayoría de personas solo 2 mg de fentanilo resultan en una dosis mortal (comparación con una pequeña moneda de un centavo de dólar)[1]

La crisis de opioides o epidemia de opioides[2]​ se refiere al gran aumento de drogadictos y muertes asociadas con el uso indebido de analgésicos opioides en los Estados Unidos. La mayoría, por haberse vuelto dependientes de los opioides legales que se les había recetado previamente por un médico.

Telón de fondo[editar]

Número de personas fallecidas por opioides en los EE.UU. de 1999 a 2017

El comienzo del fenómeno fue el analgésico recetado OxyContin, producido por la familia Sackler a través de su compañía Purdue Pharma que lo introdujo al mercado en 1996 y lo publicitó agresivamente como analgésico supuestamente inofensivo.[3]​ Ya en la década de 1920, el problema de la adicción (eukodalismo) a este tipo de sustuncias era conocido, pero fue desplazado del debate público con éxito. Además, a través del cabildeo y el marketing agresivo, Purdue y otras compañías farmacéuticas han estado produciendo opioides, que anteriormente sólo eran utilizados por pacientes críticos y moribundos, pero ahora se recetan para dolores cotidianos en los Estados Unidos. El gran aumento en el número de muertes relacionadas con las drogas en los EE.UU. fue una de las razones por las cuales la esperanza de vida promedio ha disminuido desde 2015, por primera vez desde la Primera Guerra Mundial.[4]

Los opioides tienen un impacto masivo en la química del cerebro y pueden conducir rápidamente a la dependencia. La sobredosis causa muchas muertes, ya que los opioides pueden afectar y paralizar el centro respiratorio. Los medicamentos en cuestión incluyen oxicodona (nombre comercial OxyContin o Percocet), hidrocodona (nombre comercial Vicodin) y el muy potente fentanilo.[5]​ En muchos casos, las personas se cambiaron a la heroína opioide (diacetilmorfina) porque siendo ilegal es más barata, y cuyo abuso ha aumentado considerablemente en los últimos años. La mayoría de ellos se habían vuelto dependientes a los opioides legales que se les había recetado previamente.

De 2006 a 2012 las compañías farmacéuticas de EE.UU. colocaron en el mercado un poco más de 76 mil millones de analgésicos que contienen opioides Estos fueron negociados en 360 millones de transacciones durante el mismo período. Los productores más activos fueron SpecGx (con el 38% de cuota de mercado), seguidos de Actavis Pharma, Par Pharmaceutical y Purdue (con el 3,2% de cuota de mercado). Seis compañías compartieron las tres cuartas partes del negocio de distribución en los Estados Unidos durante el mismo período: McKesson, Walgreens, Cardinal Health, Amerisource Bergen, CVS Health y Walmart.[6]​ La epidemia de opiáceos en Estados Unidos ha crecido hasta tal punto, que el 26 de octubre de 2017, el presidente Donald Trump declaró la emergencia médica. Sin embargo, apenas proporcionó fondos adicionales para combatir el problema.[7]


Desarrollo de muertes[editar]

Muertes por sobredosis de opioides en EE. UU., 2000-2017. Muertos por cada 100,000 personas[8]

Según la Administración para el Control de Drogas (DEA), las muertes por sobredosis en 2015 alcanzaron la magnitud de una epidemia.[9]​ Ya entre 1999 y 2008, el número de muertes por sobredosis, así como la venta y el abuso de analgésicos aumentaron considerablemente. Desde 2015, hay más muertes por heroína en los Estados Unidos cada año, que por accidentes automovilísticos y armas. La sobredosis de drogas es la principal causa de muerte entre los estadounidenses menores de 50 años, con dos tercios de las muertes ahora causadas por opioides.[10]​ Esto ha contribuido a una disminución de la esperanza de vida media en los Estados Unidos en los últimos años. A diferencia del pasado, la adicción a las drogas ya no se limita principalmente a ciertos puntos de acceso social en las principales ciudades, sino que afecta principalmente a la clase media en las zonas rurales estadounidenses. La razón principal se explica por la prescripción excesivamente frívola de opioides para el alivio del dolor.

Muchas de las muertes son causadas por el muy potente opioide fentanilo que, como la heroína, se introduce de contrabando en los Estados Unidos a través de México. A diferencia de la heroína, este otro cada vez más se sintetiza localmente. El fentanilo se usa adicionalmente con más frecuencia, para estirar la heroína menos potente. La efectividad mucho mayor de la mezcla a menudo conduce a sobredosis involuntarias. En marzo de 2017, el gobernador de Maryland declaró el estado de emergencia en su estado para combatir la crisis; en julio de 2017, la crisis fue descrita como el mayor desafío para la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En 2016, 64.000 estadounidenses murieron de una sobredosis, un 21% más que en 2015. En 2010 hubo 16.000 muertes, en 1999 sólo eran 4.000. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el número de víctimas aumentó nuevamente en 2017 en un 10% a 72.287.[11]

Consecuencias[editar]

Los medicamentos recetados son la segunda categoría de drogas más abusada después de la marihuana entre los jóvenes.

La alta tasa de mortalidad por sobredosis, la propagación de enfermedades transmisibles y la carga económica son los principales problemas causados por la epidemia, que se ha convertido en una de las peores crisis de drogas en la historia de Estados Unidos.[12]​ Más de 33,000 personas murieron por sobredosis en 2015, casi igual al número de muertes por accidentes automovilísticos con muertes por heroína solo más que por homicidios con armas de fuego.[13]​ También ha dejado a miles de niños que de repente necesitan cuidado de crianza después de que sus padres hayan muerto por una sobredosis. La adicción no solo afecta a las personas que toman el medicamento, sino también a las personas que los rodean, como las familias y las relaciones. El conflicto suele ser el problema número uno entre los miembros de la familia y las personas que abusan de la heroína, la lucha se convierte en una rutina diaria. En la etnografía de Jeff Schonberg y Philippe Bourgois, Righteous Dopefiend, hicieron una observación participante entre 1994 y 2006, y se centraron en las vidas de los adictos a la heroína sin hogar en San Francisco, California. Descubrieron que, por ejemplo, Sonny todavía está en contacto con su familia, pero él no vive con ellos, y se prometió a sí mismo que nunca dejará que su familia lo vea en su peor momento, pero él va a su familia generalmente por vacaciones y fechas importantes, y cuando está con ellos está sobrio. Sin embargo, este tipo de relación no siempre es el caso. Observaron otro ejemplo con Tina, cuyos padres han cortado completamente el contacto con ella, y ella se queda en la calle sin nadie, excepto la familia que ha creado en la sociedad de personas sin hogar. Un estudio de 2016 mostró que el costo de las sobredosis de opioides recetados, el abuso y la dependencia en los Estados Unidos en 2013 fue de aproximadamente $ 78.5 mil millones, la mayoría de los cuales se atribuyó al gasto en atención médica y justicia penal, junto con la pérdida de productividad. Para 2015, la epidemia había empeorado con una sobredosis y con muertes que se duplicaron en la última década. La Casa Blanca declaró el 20 de noviembre de 2017 que solo en 2015 la epidemia de opioides le costó a los Estados Unidos un estimado de $ 504 mil millones.[14]

Dos empleados de la Universidad de Notre Dame fueron asesinados en un asesinato-suicidio por la negativa del Dr. Todd Graham, de 56 años, a renovar la receta de opioides para la esposa de Mike Jarvis, de 48 años. La representante de los Estados Unidos, Jackie Walorski, patrocinó un proyecto de ley en memoria del médico que no prescribió en exceso; la Ley de mejora del manejo del dolor del Dr. Todd Graham tiene como objetivo abordar la epidemia de opioides.[15]

El Consejo Nacional de Seguridad calculó que las probabilidades de morir por una sobredosis de opioides (1 en 96) en 2017 fueron mayores que las probabilidades de morir en un accidente automovilístico (1 en 103) en los Estados Unidos.[16]

La epidemia de opioides, combinada con la Ley de Protección del Paciente y Cuidado de Salud a Bajo Precio, ha llevado a una situación llamada Florida shuffle, donde un usuario de drogas se muda entre centros de rehabilitación de drogas para que esos centros puedan facturar a la compañía de seguros del usuario.[17]

Tratamiento y efectos durante la pandemia de coronavirus[editar]

     6.9–11     11.1–13.5     13.6–16.0     16.1–18.5     18.6–21.0     21.1–52.0
Of the 64,070 overdose deaths in the US in 2016,[18]​ opioids were involved in 42,249.[19]​ In 2016, the five states with the highest rates of death due to drug overdose were West Virginia (52.0 per 100,000), Ohio (39.1 per 100,000), New Hampshire (39.0 per 100,000), Pennsylvania (37.9 per 100,000) and Kentucky (33.5 per 100,000).[20]
     Top third of US counties in per-capita opiate prescriptions     Top third of US counties in per-capita disability insurance claims     Top third of US counties in both per-capita opiate prescriptions and in per-capita disability insurance claims

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. La pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 podría afectar a ciertas poblaciones, como las que padecen trastornos por uso de sustancias y especialmente aquellas con trastorno por consumo de opioides, particularmente duras. Para los pacientes con trastorno por uso de opioides, los efectos de COVID-19 sobre la salud respiratoria y pulmonar son una amenaza significativa. De acuerdo con un artículo de la revista de Asuntos de Salud de abril de 2020 "Una vez que la pandemia de coronavirus disminuye, la epidemia de opioides se enfurecerá", las posibles soluciones recomendadas incluyen exigir a los médicos de grandes grupos de médicos que obtengan la exención federal que les permitiría recetar mediaciones aprobadas por la FDA para tratar adicción.[21]​ Bajo la Ley de Tratamiento de Adicción a las Drogas de 2000, los médicos pueden obtener una "exención X" para recetar buprenorfina.[22]

Purdue Pharma demandada[editar]

En 2007, Purdue Pharma y tres gerentes para la comercialización agresiva de OxyContin fueron sentenciados a una multa de 634.5 millones de dólares.[23]​ 2019 marcó el año en que, por primera vez, un estado (Massachusetts) demandaba a ocho miembros de la familia farmacéutica Sackler.[24]​ Walmart, Purdue, Mallinckrodt, CVS, Cardinal y otros han sido acusados en una demanda colectiva presentada por las comunidades estadounidenses ante el Tribunal de Distrito de Cleveland de "inundar" deliberadamente las comunidades con analgésicos que contienen opioides para obtener ganancias. Los demandantes citan, entre otros argumentos, la ley federal contra el crimen organizado, la corrupción y su influencia (o Ley RICO por su sigla en inglés).[25]​ Las empresas Purdue Pharma ($ 270 millones) y Teva ($ 85 millones) realizaron pagos de indemnización antes de que se dictara sentencia, para terminar así los procesos penales en su contra. En agosto de 2019, un tribunal del estado de Oklahoma condenó al gigante farmacéutico Johnson & Johnson a un pago compensatorio de $ 572 millones por la crisis de los opioides.[26]

Purdue Pharma en bancarrota[editar]

La farmacéutica enfrenta el pago de 12 000 millones de dólares en indemnizaciones por su medicamento OxyContin, y habría llegado a una conciliación con los demandantes para acojerse a la ley de quiebras de los EE. UU.[27][28]​ En tanto la familia Sackler, propietaria de la empresa, está acusada de sacar dinero de los EE. UU. para esconderlo en bancos suizos, según señala la Fiscalía de Nueva York.[29]

Acuerdo de indemnización por 8300 millones de dólares[editar]

La empresa admitió su responsabilidad civil en la mayor crisis de salud pública de EE. UU. (hasta el arribo del Covid-19), que causó miles de muertes. Purdue Pharma acordó con el Departamento de Justicia por concepto de «multas, daño civil e indemnizaciones». Las causas penales continuaron adelante, y en caso de que la bancarrota impidiera el pago de las indemnizaciones, éstas podrían ser asumidas por el propio gobierno de EE. UU.[30]

Libros[editar]

  • La heroína. Estados Unidos 2017. Por Elaine McMillion Sheldon. (Documentación de crisis en Huntington, West Virginia, donde la tasa de sobredosis es diez veces mayor que el promedio de los EE.UU.)
  • Beth Macy: Dopesick: distribuidores, médicos y la compañía farmacéutica que volvió adicto a los Estados Unidos. Little, Brown and Company, 2018, ISBN 978-0-316-55124-3.
  • Barry Meier: Analgésico: un imperio del engaño y el origen de la epidemia de opioides de Estados Unidos. (Publicado por primera vez en 2003, edición ampliada y actualizada Random House, 2018, ISBN 978-0525511106).
  • Chris McGreal: Sobredosis estadounidense: la tragedia de los opioides en tres actos. Publicaffairs, 2018, ISBN 9781610398619.
  • Patrick Radden Keefe: La familia que construyó un imperio del dolor. El despiadado marketing de analgésicos de la dinastía Sackler ha generado miles de millones de dólares y millones de adictos. Un reportero en profundidad.. ("La familia que creó un imperio del dolor" en: The New Yorker, 30 de octubre de 2017.

Referencias[editar]

  1. Fentanyl. Image 4 of 17. U.S. DEA (Drug Enforcement Administration).
  2. Marc Pitzke: Pharma-Dynastie Sackler Der Drogen-Clan, Spiegel online, 18. Februar 2019
  3. Das Mittel hinter Amerikas Schmerz, NZZ 10. März 2018
  4. Lebenserwartung sinkt weiter, Pharmazeutische Zeitung, vom 30. November 2018
  5. WHO Informationsblatt
  6. https://www.spiegel.de/plus/us-opiodkrise-pharmakonzerne-liefern-mehr-als-76-milliarden-suechtigmachende-pillen-aus-a-b2eeacdf-1b0a-48c5-b499-30d729a74cfc - SPIEGEL ONLINE US-Opioidkrise: Pharmakonzerne liefern mehr als 76 Milliarden süchtig machende Pillen aus (en alemán)
  7. https://www.zeit.de/wissen/gesundheit/2017-08/opiod-krise-usa-nationaler-notstand-donald-trump-therapie/komplettansicht - Opioid-Krise: Der Notstand wird die Schmerzmittelsucht nicht beenden (en alemán)
  8. Data Overview. Drug Overdose. CDC Injury Center, Centers for Disease Control and Prevention 2016.
  9. https://www.dea.gov/docs/2015%20NDTA%20Report.pdf%7Cwayback=20170220010849 - DEA Report 2019-05-05 (PDF) (en inglés)
  10. https://www.nytimes.com/interactive/2017/06/05/upshot/opioid-epidemic-drug-overdose-deaths-are-rising-faster-than-ever.html - Drug Deaths in America Are Rising Faster Than Ever By JOSH KATZ JUNE 5, 2017 (en inglés)
  11. Erin Durkin: US drug overdose deaths rose to record 72,000 last year, The Guardian, 16. August 2018, abgerufen am 15. Dezember 2018
  12. dataEmailEmailBioBioFollowFollowReporter, Christopher IngrahamcloseChristopher IngrahamReporter covering all things. «Heroin deaths surpass gun homicides for the first time, CDC data shows». Washington Post (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  13. «Alarmantes cifras tras la crisis de opioides en Estados Unidos». Diario Salud. 13 de julio de 2020. Consultado el 20 de julio de 2020. 
  14. «The true cost of opioid epidemic tops $500 billion, White House says». CNBC (en inglés). 20 de noviembre de 2017. Consultado el 20 de julio de 2020. 
  15. national, Kristine PhillipscloseKristine PhillipsReporter covering. «A doctor was killed for refusing to prescribe opioids, authorities say». Washington Post (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  16. Molina, Brett. «Americans more likely to die of opioid overdose than car crash, council report says». Poughkeepsie Journal (en inglés estadounidense). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  17. Lurie, Julia. «A disturbing new phase of the opioid crisis: How rehab recruiters are luring recovering addicts into a deadly cycle». Mother Jones (en inglés estadounidense). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  18. National Center for Health Statistics. «Provisional Counts of Drug Overdose Deaths, as of 8/6/2017». Centers for Disease Control and Prevention (CDC).  Source lists US totals for 2015 and 2016 and statistics by state.
  19. Timeline bar chart with 2016 number of deaths in the US from opioids. Originally at Overdose Death Rates. By National Institute on Drug Abuse (NIDA)
  20. Drug Overdose Deaths. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Injury Prevention and Control. Click on a map year. The data table is below the map. Number of deaths for each state, and the age-adjusted rates of death for each state. Also, place cursor on map states to get data.
  21. Abuse, National Institute on Drug (6 de abril de 2020). «COVID-19: Potential Implications for Individuals with Substance Use Disorders». National Institute on Drug Abuse (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  22. «Once The Coronavirus Pandemic Subsides, The Opioid Epidemic Will Rage | Health Affairs». www.healthaffairs.org (en inglés). doi:10.1377/hblog20200407.290720/full/. Consultado el 20 de julio de 2020. 
  23. Reuters: Purdue Frederick pleads guilty in OxyContin case, abgerufen am 2. August 2018
  24. Barry Meier: Sackler Scion’s Email Reveals Push for High-Dose OxyContin, New Lawsuit Disclosures Claim In: The New York Times vom 31. Januar 2019
  25. https://www.spiegel.de/plus/us-opiodkrise-pharmakonzerne-liefern-mehr-als-76-milliarden-suechtigmachende-pillen-aus-a-b2eeacdf-1b0a-48c5-b499-30d729a74cfc - Sie fluteten ein Dorf mit Millionen Schmerztabletten (en alemán)
  26. Johnson & Johnson wegen falscher Vermarktung von Schmerzmitteln verurteilt, Spiegel Online, 26. August 2019.
  27. https://www.efe.com/efe/america/economia/purdue-pharma-se-acoge-a-la-ley-de-quiebras-en-ee-uu-bajo-un-acuerdo-con-los-demandantes/20000011-4065173 - Purdue Pharma se acoge a la Ley de Quiebras en EE.UU. bajo un acuerdo con los demandantes. 16 de septiembre de 2019
  28. https://elpais.com/sociedad/2019/09/16/actualidad/1568625737_505615.html - Purdue Pharma se declara en bancarrota para agilizar las demandas por los opiáceos. 16 de septiembre de 2019
  29. https://www.infobae.com/america/eeuu/2019/09/14/acusan-a-la-familia-propietaria-de-purdue-pharma-de-ocultar-1-000-millones-de-dolares-en-bancos-suizos/ - Acusan a la familia propietaria de Purdue Pharma de ocultar 1.000 millones de dólares en bancos suizos. 14 de septiembre de 2019
  30. Sánchez-Vallejo, María Antonia (21 de octubre de 2020). «Purdue Pharma se declara culpable de engaño por vender un opiáceo que fomentó una epidemia de adicciones». Consultado el 22 de octubre de 2020. «El acuerdo civil anunciado este miércoles no concluye pues el macroproceso contra Purdue Pharma, pero sí representa un significante avance en la batalla legal planteada por condados, ciudades y estados para que el fabricante rindiera cuentas de su responsabilidad al fomentar esta grave crisis de salud pública». 

Enlaces externos[editar]