Coxcox

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En la mitología azteca o mexica, Coxcox fue el único hombre que sobrevivió al Diluvio Universal.[1]​ Los aztecas creían que solamente Coxcox y su esposa, Xóchitl, habían sobrevivido al diluvio. Ellos se refugiaron en el hueco de un árbol de ciprés , el cual flotó sobre las aguas y finalmente se posó en una montaña en Culhuacán. Tuvieron muchos hijos, pero todos eran mudos. Los dioses se apiadaron de ellos y les envió una pájaro, el cual intentó enseñarle a hablar a los hijos de Coxcox y Xóchitl, quince de ellos lo lograron y los aztecas creyeron que ellos mismos y los Toltecas eran descendientes de esos quince hijos.

Otra versión azteca del Diluvio.[editar]

En otra versión de este mito, se dice que el dios nahua Tezcatlipoca le habló a un hombre llamado Tata y a su esposa Nana diciéndoles: "Dejen de afanarse en la elaboración del pulque y refúgiense en un bote que harán con un tronco hueco de ahuehuete, (ciprés), y hagan de él su hogar cuando vean que las aguas se eleven hacia al cielo". Cuando la inundación llegó, la Tierra desapareció y las cumbres de las montañas más altas estaban cubiertas por el agua. Todos los demás hombres fueron transformados en peces.

El relato del diluvio en el arte.[editar]

Las pinturas antiguas aztecas frecuentemente representan una embarcación que flota sobre las aguas al lado de una montaña. Las cabezas de un hombre y una mujer se muestran en el aire por encima de la embarcación y también está representada una paloma. En la boca de la paloma se muestra un jeroglífico que representa las lenguas del mundo, los cuales son distribuidas entre los hijos de Coxcox.[1]

Referencias[editar]

  • Hale, Susan (1891). Mexico. The Story of the Nations 27. Londres: T. Fisher Unwin. pp. 22–23. 
  1. a b Hale, Susan (1891). T. Fisher Unwin, ed. Mexico. The Story of the Nations 27. Londres. pp. 22-23.