Coto Minero Cantábrico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Coto Minero Cantábrico es una empresa española de minería, resultante de la unión, en noviembre de 2008, de la sociedad leonesa Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) con la asturiana (con sede en el municipio de Cerredo) Hullas del Coto Cortés.[1]

Historia[editar]

La primera comenzó un proceso de absorción de la segunda tras la decisión tomada en la Junta General Ordinaria de Accionistas de junio de 2008.

Tras la absorción, la empresa se ha convertido en la segunda compañía minera de España tras la Unión Minera del Norte. Se prevé una producción cercana a los 1,4 millones de toneladas de carbón anuales con una plantilla de un millar de trabajadores. Cuenta con cuatro centros de trabajo en las localidades de: Tormaleo, Cerredo, Villablino y las correspondientes al ferrocarril de vía estrecha de la MSP Ponferrada-Villablino que actualmente cubre la línea entre la central térmica de Cubillos del Sil y Villablino a través de la cuenca del río Sil. El propietario y principal accionista, de CMC es el empresario minero Victorino Alonso que es también propietario de Unión Minera del Norte. Minas activas. Interior en Cerredo. La más moderna de España. Cielos abiertos Fonfria. Caboalles de Abajo. (con fecha de clausura y restauración prevista para 2014) Nueva Julia (paralizado por ilegalidades graves) Tormaleo. Cerredo.

Las oficinas centrales, talleres, lavadero y aserradero están en Villablino.

En estos momentos tiene toda su actividad paralizada y está en situación de preconcurso de acreedores. Tiene 381 empleados entre sus centros de Cerredo, Villablino, Ferrocarril de Ponferrada y Madrid, de ellos 278 son mineros de interior en la mina de Cerredo.

Ya ha reunudado la actividad en la mina de interior de Cerredo, pero mantiene paralizados los cielos abiertos de Cerredo, Nueva Julia y Fonfria. Tiene varios procesos judiciales abiertos: Demanda contra el Instituto del Carbón (Ministerio de Industria) reclamando el cobro de 40 millones de euros de ayudas del 2012. Demanda interpuesta por Hunosa, que reclama a CMC la desaparición de medio millón de toneladas de carbón. Multa de 800.000 € por delito medioambiental en la mina Feixolín, en Villablino Se encuentra en concurso de acreedores (liquidación), con la gestión en manos de los administradores concursales de Insolvency & Legal, con sede en Madrid.

El 15 de mayo de 2014 se adjudicó la unidad productiva de Cerredo (antigua HCC) tanto de interior como de cielo abierto a la empresa Minera Astur Leonesa, propiedad de Rodolfo Cachero. Existió otra oferta que pretendía la compra de la totalidad de los bienes de CMC, presentada por Minarsa de Pedro Emiliano Roman, que fue rechazada por los administradores concursales. El resto de activos de CMC, cielos abiertos de Fonfria, Tormaleo y Nueva Julia, lavadero de Villablino, ferrocarril de PonferradaVillablino y concesiones mineras abandonadas serán subastadas judicialmente.

Suministra carbón (hulla y antracita) a las térmicas de Anllares y Compostilla.

La empresa a fecha de 2018 se encontraba en liquidación y convocó Junta General de Accionistas para el 5 de julio de 2018 en la plaza del descubrimiento s/n de Villablino (León), con el fin de aprobar las cuentas anuales de los ejercicios sociales 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017. La convocatoria se publicó en el BORME de 5 de junio de 2018 https://www.boe.es/diario_borme/txt.php?id=BORME-C-2018-4959.

Referencias[editar]

  1. «La MSP dice adiós y ya es ‘oficialmente’ Coto Minero Cantábrico». La Crónica de León. Archivado desde el original el 29 de junio de 2012. Consultado el 7 de septiembre de 2010.