Corríos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los corríos son uno de los palos flamencos más antiguos.

Su origen está en los romances castellanos de origen medieval, y adoptan su nombre cuando son asimilados por los gitanos bajo-andaluces en el siglo XVIII.[1]​ Más tarde, cuando comienzan a desarrollarse creaciones personales de distintos cantaores, los corríos darán lugar a la toná flamenca, transformando su contenido y sonido, y convirtiéndose en la matriz de todos los cantes de origen gitano-jerezano, especialmente de la saeta y del martinete.

Referencias[editar]

  1. RÍOS RUIZ, Manuel: Introducción al cante flamenco, Ed. Istmo, Madrid, 1972, Dep.Leg. M-6.269-1972, pág. 68.