Coprocultivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Transporte de heces humanas para coprocultivos. Tapas amarilla y azul para pruebas de parásitos, tapa roja para coprocultivos y tapa blanca para pacientes que han recogido la muestra ellos mismos.

El coprocultivo o Cultivo de heces consiste en el cultivo de materia fecal. Es un método de diagnóstico microbiológico que permite identificar diferentes organismos causantes de enfermedades gastrointestinales.

Finalidad[editar]

Es indicado para el diagnóstico de ciertas infecciones del aparato gastrointestinal, especialmente aquellas infecciones provocadas por bacterias. Se utiliza para estudiar casos de diarrea severa, persistente o recurrente sin causas conocidas, y en caso de diarreas asociadas al consumo de antibióticos.

Procedimiento[editar]

Toma de muestras[editar]

La materia fecal para coprocultivo debe estar libre de contaminantes como orina o papel higiénico. Se puede obtener la muestra recogiendo las heces en una bolsa plástica adosada a la taza del inodoro o utilizando equipos de recolección comerciales. En caso de bebés, se puede adosar la bolsa al pañal. Una vez obtenida la muestra se debe colocar en un recipiente estéril y derivarla al laboratorio lo más rápido posible.

Técnica de laboratorio[editar]

Se realiza una siembra de heces sobre una caja de Petri que contiene un medio de crecimiento. Se vigila el crecimiento, y en caso de existir microorganismos se les identifica mediante microscopía o empleo de tinciones específicas.

Exámenes complementarios[editar]

Por lo general, se realizan los siguientes exámenes para complementar el cultivo:

  • Tinción de Gram en heces.
  • Frotis fecal y examen de huevos y parásitos.
  • Sangre oculta.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • DuPont HL. Approach to the patient with suspected enteric infection. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 305.
  • Steiner TS, Guerrant RL. Principles and syndromes of enteric infection. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 93.