Conservatorio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un conservatorio (del lat. conservatorĭus) es un centro educativo en el que se imparten clases relacionadas con las artes: clases de música, tanto instrumental como vocal -clases de canto-, de danza y de declamación. En España los conservatorios son lo que denominamos "centros de Enseñanza de Régimen Especial", donde se imparte una enseñanza reglada, oficial y no obligatoria, con la obtención de un título al finalizar cada etapa; la titulación obtenida al cursar la carrera completa es equivalente a un título universitario de grado, incluido en el nivel 2 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior, según el artículo 53.3 de la LOE (Ley Orgánica de Educación)[1]​. Los conservatorios españoles son, por lo general, públicos, con excepción de unos pocos, algunos de ellos muy conocidos como El Liceo en Barcelona. Conviven con las escuelas de música y danza, que suelen tener gestión municipal o privada.

Antecedentes[editar]

La teoría musical occidental tiene sus orígenes en Grecia, donde tenía una gran presencia en todo tipo de acontecimientos religiosos y sociales. La enseñanza de la música y la presencia de ésta en la educación fue un tema recurrente en los escritos de los filósofos griegos.[2]​ Fueron muchas y variadas las escuelas que enseñaban música, como la "Casa de las servidoras de las Musas", fundada por Safo.

A lo largo de la historia la enseñanza de la música se ha llevado a cabo en lugares y ámbitos diversos: en los monasterios y catedrales, con una función eminentemente litúrgica, durante la Edad Media; a partir del Renacimiento, también en palacios, colegios e incluso en casas particulares de la burguesía en los períodos clásico y romántico. Un ejemplo es el Colegio Real de Santa Bárbara de Niños Músicos en Madrid, también conocido como "Casa de los capones", fundado por Felipe II en 1590, y suprimido en 1835, pasando la formación musical al ámbito del conservatorio, fundado cinco años antes.[3]

Primeros conservatorios[editar]

Los primeros conservatorios provienen del siglo XIX en Francia. Originalmente eran orfanatos de niños a los que se les enseñaba música. Después de la revolución de 1789 y con el nuevo régimen, éstos no daban una buena imagen y se convirtieron en instituciones públicas. El conservatorio más antiguo de España, y uno de los más antiguos de Europa, es el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, que fue fundado el 15 de julio de 1830 por la reina María Cristina, última esposa del rey Fernando VII.[4]

Competencias educativas en España y ley educativa en vigor[editar]

En España las Comunidades Autónomas tienen competencias educativas, lo que significa que tiene potestad para la ordenación del currículo de las enseñanzas mediante Decretos y Órdenes, a partir de las directrices marcadas por la ley educativa y los Reales Decretos publicados en BOE, donde fija las enseñanzas mínimas y horarios mínimos comunes. Esta "descentralización educativa" se produjo entre 1980 y 2000.[5]

Las características de la enseñanza de la música en España cambia con los cambios legislativos, es por ello que es importante saber que la ley educativa en vigor, en el ámbito de los conservatorios en España a día de hoy (3 de abril de 2018) es la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación (LOE). Es posible que con un futuro cambio de ley, las características que expliquemos a continuación cambien.

Organización de la enseñanza de música en España[editar]

Conservatorio de música situado en Culleredo, España.

Las especialidades instrumentales ofertadas son: acordeón, arpa, clarinete, clave, contrabajo, fagot, flauta de pico, flauta travesera, gaita, guitarra, oboe, percusión, piano, saxofón, trombón, trompa, trompeta, tuba, txistu, viola, violín, violonchelo.

Puede haber una diferencia de oferta entre diferentes Comunidades Autónomas.

El Ministerio de Educación y Ciencia establece tres etapas, tanto en la enseñanza de la música como en la de danza:

Las Enseñanzas Elementales: Cuatro años organizados en dos ciclos de dos cursos cada uno. Se accede al primer curso con una edad mínima de ocho años, o cumpliendo ocho años durante el año natural en el que comienza este primer curso. Para acceder a estas enseñanzas se realiza una prueba de aptitud, que ordena al alumnado por nota según las capacidades apreciadas en dicha prueba dentro de cada franja de edad: primero todos los alumnos/as de ocho años, después los de nueve, y así sucesivamente. Este orden será el que se impondrá a la hora de acceder a una de las plazas ofertadas y de elegir instrumento.

Las Enseñanzas Profesionales:[6]​ Seis cursos. Se ofertan nuevas especialidades como canto, órgano, clave y viola da gamba. Se accede tras superar una prueba de acceso en la que se mide el nivel instrumental y de lenguaje musical en sus cuatro destrezas: ritmo, entonación, teoría y dictado. No es necesario haber cursado las Enseñanzas Elementales para poder acceder a las Profesionales siempre que se pase esta prueba.

Las Enseñanzas Superiores:[7]​ Cuatro cursos. Aparecen nuevas especialidades no instrumentales, como composición, dirección de orquesta, musicología o pedagogía del lenguaje musical, y otras instrumentales más específicas como guitarra flamenca o instrumentos de púa. Se accede tras superar una prueba de acceso que tendrá diferentes características: composición tendrá prueba de escribir, de lectura a primera dependiendo de la especialidad a la que se opte; una especialidad instrumental tendrá una prueba interpretativa, lectura a primera vista y análisis, mientras las especialidades no instrumentales tienen, además, pruebas específicas: ejercicios de escritura y presentación y defensa de obras propias en el caso de composición, dictado musical y dirección en el caso de dirección de orquesta, etc.

No es necesario haber cursado previamente las etapas anteriores para poder presentarse a la prueba de acceso a Enseñanzas Superiores; en caso de no estar en posesión del título de Enseñanzas Profesionales, habrá de hacer una prueba en la que se evalúe el nivel en destrezas que deben haberse superado en la etapa anterior. Es necesario tener una edad mínima de 18 años y estar en posesión del título de Bachiller, siendo posible acceder sin el título superando una prueba de madurez para mayores de 19 años diseñada para tal fin. Sin embargo, este título es necesario para la obtención del título Superior de música, por lo que deberá obtenerse antes de terminar las Enseñanzas superiores y solicitar la titulación.

También es posible acceder a cursos diferentes de primero en cada una de las tres etapas descritas mediante pruebas de nivel, siempre que los centros oferten plazas en estos cursos, lo que suele ocurrir en la convocatoria de septiembre.

Estudios complementarios[editar]

Además de la música clásica, en algunos conservatorios se puede estudiar flamenco, jazz, informática musical y practicar con los instrumentos de música comercial y cinematográfica.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación». Consultado el 1 de abril de 2018. 
  2. Martín Saez, Daniel (Octubre de 2009). «Platón. La ciencia y la música a través de tres diálogos fundamentales». Sinfonía virtual. Revista de música clásica y reflexión musical. Consultado el 4 de abril de 2018. 
  3. «Colegio de niños músicos de Santa Bárbara». Madripedia. Consultado el 4 de abril de 2018. 
  4. «Real Conservatorio de Música de Madrid». Consultado el 1 de abril de 2018. 
  5. Mur Montero, Roberto (29 de noviembre de 2011). «El sistema educativo español». Consejo Escolar. Comunidad de Madrid. Consultado el 2 de abril de 2018. 
  6. BOE. «R.D. que regula las Enseñanzas profesionales de música». Consultado el 24 de octubre de 2017. 
  7. BOE. «R.D. que regula el contenido básico de las enseñanzas artísticas superiores». Consultado el 24 de octubre de 2017. 

Enlaces externos[editar]