Columna Los Aguiluchos de la FAI

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Columna "Aguiluchos"
País España
Fidelidad Bandera de España II República Española
Fuerza Bandera CNT-FAI.png Milicias Confederales
Tipo Milicia
Tamaño Columna
Comandantes
Comandantes
principales
Miguel García Vivancos
Juan García Oliver
Cultura e historia
Mote Los Aguiluchos
Colores Rojo y Negro
Intervenciones
Guerra Civil Española:
Frente de Aragón

La Columna Los Aguiluchos de la FAI, o Aguiluchos, a secas, fue la última de las grandes columnas anarcosindicalistas catalanas. Posteriormente saldrían más milicias de Cataluña, pero ya no lo harían en forma de columna sino de unidades de refuerzo de las columnas existentes. En realidad se había previsto que esta columna fuera una unidad grande —de unos 10.000 combatientes— pero finalmente acabó siendo un refuerzo de la Ascaso —con unos 1.500 milicianos con 200 milicianas— y pasó a ser una columna autónoma. Organizada en los cuarteles Bakunin de Barcelona, fue enviada al frente de Huesca (su cuartel general estaba en Grañén) el 28 de agosto.

Salieron al frente de la columna García Oliver y García Vivancos con el capitán José Guarner como consejero militar. Ya en septiembre su jefe, García Vivancos, estaba de acuerdo con la militarización de la columna. Posteriormente se tuvo que enviar un grupo a casa debido a su oposición a militarizarse. La columna se convirtió en la 125.ª Brigada Mixta y participó en las batallas de Belchite y Fuentes del Ebro, así como en la defensa de Cataluña, pasando a Francia tras la derrota.

Historia[editar]

La columna Aguiluchos fue otra columna miliciana organizada por el Movimiento libertario de Barcelona (la Confederación Nacional del Trabajo, la Federación Anarquista Ibérica y Juventudes Libertarias). Se configuraría en agosto de 1936, un mes después de la sublevación de los militares en Barcelona. Previamente, en julio ya habían partido 5 columnas milicianas. Una del PSUC, la columna Carlos Marx (también llamada «Trueba-Del Barrio», por sus responsables); otra del POUM, la columna Lenin; y tres anarquistas, la Columna Durruti, la Columna Sur Ebro y la Columna Ascaso.

Pero estas columnas se fueron estancando a lo largo del mes de agosto. Con ello quedó claro que necesitaban refuerzos, tanto en armas como en nuevos milicianos. Por ello Comité Central de Milicias Antifascistas, que era el organismo que estaba al cargo de la guerra en Cataluña en esos momentos, comenzó a organizar una nueva columna.

En las primeras semanas de agosto el Gobierno del republicano José Giral aprobó la movilización militar de los reservistas de los años 1933, 1934 y 1935. Sin embargo esta medida no pudo ser efectiva hasta meses después debido a que el estado republicano estaba totalmente desarticulado en aquellos momentos (agosto de 1936). No podían hacer cumplir esta movilización. El estado republicano no tenía los medios para hacer cumplir sus propias leyes, ya que se había sublevado el ejército y las fuerzas del orden que quedaban bajo su mando eran sospechosas a ojos del pueblo. La movilización republicana, fue entonces, canalizada por las organizaciones sindicales y los partidos del Frente Popular.

Miguel García Vivancos era un militante anarquista que pertenecía al grupo Nosotros, de la FAI. Había estado implicado en los combates del 19 de julio. También tomó parte en los planes de invasión de Aragón durante los días 20 y 21, cuando los miembros de la CNT y de la FAI elaboraron una estrategia de reconquista de Aragón mediante la acción de columnas milicianas. Más tarde, una vez creado el Comité Central de Milicias Antifascistas, éste quedó bajo la influencia de otro miembro del grupo Nosotros, Juan García Oliver.

Mientras tanto salían columnas hacia Zaragoza y Huesca, dirigidas por otros miembros del grupo Nosotros (Buenaventura Durruti, Antonio Ortiz, Gregorio Jover, Domingo Ascaso, etc.), García Vivancos fue enviado a Valencia al frente de un grupo de 60 militantes de CNT que llevaban un cargamento de armas para sus compañeros valencianos. Entonces en Valencia, la guarnición militar no se había decantado por sublevarse o adherirse a la República. Los obreros estaban desarmados. Al llegar armas desde Barcelona, la situación se comenzó a aclarar en cuanto los obreros demostraron que estaban dispuestos a combatir una posible sublevación del ejército.

A mediados de agosto, García Oliver, Gregorio Jover y él mismo comenzaron a realizar planes para crear una fuerza de entre 10.000 y 15.000 anarquistas para lanzar una ofensiva contra la línea "nacional" en el frente de Aragón. El 19 de agosto, el diario de la CNT de Cataluña, Solidaridad Obrera, hizo un llamamiento para que los voluntarios comenzaran a unirse a una nueva columna anarquista que se estaba organizando en el cuartel Bakunin (el antiguo cuartel del Bruc, ahora ocupado por la CNT). García Oliver quería aprovechar el llamamiento a filas hecho por el Gobierno, y por el Ministerio de la Guerra (Hidalgo de Cisneros), para organizar un ejército de milicias propio.[1]

Esta columna se llamaría Aguiluchos de la FAI. Los aguiluchos en la terminología anarquista de la época simbolizaban a los jóvenes anarquistas, aún no formados del todo (que serían águilas). Las Juventudes Libertarias en Cataluña eran parte de la FAI. El el resto de España las juventudes eran una organización a parte.

Sin embargo, los sindicatos de la CNT no estuvieron de acuerdo con una movilización masiva para el frente. Aceptaron la recluta solamente de los jóvenes de entre 16 y 18 años para entrar en esta columna. Pensaban que al partir tantos efectivos hacia el frente la industria de guerra y las, entonces recientes, colectivizaciones de empresas correrían peligro. También la propia estructura de la CNT peligraría.

García Vivancos y García Oliver quedaron frustrados ante la negativa de los sindicatos. Pero decidieron seguir adelante con la columna, pensando en crear un refuerzo a alguna columna ya presente en el frente. El día 28 de agosto se completó la formación de la columna (y como había sido organizada el 19, su formación dejaba mucho que desear) y partió ésta para el frente. Salió del cuartel Bakunin y fue a desfilar a Vía Layetana, donde estaba la sede de la CNT-FAI.

La columna partió con unos 1.500 milicianos, entre ellos más de 200 mujeres. Eran éstas mujeres jóvenes, predominantemente de entre 16 y 20 años. La columna estaría armada con rifles y unas pocas ametralladoras. Sus vehículos blindados serían unos tiznados hechos en la fábrica Hispano-Suiza. El consejero militar de esta columna sería el capitán José Guarner (a quien Vicente Aranda dedicó su película "Libertarias"). Posteriormente la columna recibiría algunos refuerzos hasta llegar a los 2.000 efectivos.

La columna fue en tren hasta Grañén (Huesca) y luego en coches y camiones hasta Vicién, más cerca del frente. La columna fue recibida por Domingo Ascaso y Cristobal Albadaltrecu, de la columna Ascaso y se coordinaron para repartirse el frente. Se instalarían en el castillo de Vicién, que sería su base. García Oliver, iba en la columna.

La falta de avances, los bombardeos nacionalistas (un batallón anarquista, el Malatesta fue casi destruido en un bombardeo) y la descoordinación existente entre las columnas hicieron que la moral republicana fuera baja a partir de septiembre. Mientras tanto Juan García Oliver ya había abandonado el frente y se quedaría en Barcelona. La columna quedaría comandada por Vivancos y Gregorio Jover.

Militarización[editar]

García Vivancos comenzaría desde el mes de septiembre a pedir la militarización, teniendo algunos problemas de indisciplina y de enfrentamientos con los opuestos a la misma. Con la entrada en el Ejército Popular de la República, la columna Aguiluchos sería la 125 Brigada Mixta integrada en la 28 División.

Participarían en la Batalla de Belchite y Fuentes del Ebro. Allí Vivancos sustituiría a Ortiz al mando de la 25 División.

En la Columna Aguiluchos participaría el famoso maquis anarquista Quico Sabaté.

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

  • Juan García Oliver. El Eco de los pasos. FELLA, La Rosa de Foc, CNT-Cataluña, Barcelona 2008. ISBN 978-84-612-5003-5
  • Francisco Javier Navarro Navarro. A la revolución por la cultura: prácticas culturales y sociabilidad. Universidad de Valencia, 2004.
  • Vicente Guarner. Cataluña en la Guerra de España (Ed. G. del Toro)
  • Martínez de Sas, María Teresa et al.: Diccionari biogràfic del moviment obrer als països catalans, Ed. Publicacions de L'Abadia de Montserrat. ISBN 9788484152439
  • Julián Casanova, Anarquismo y revolución en la sociedad rural aragonesa, 1936-1938. 2006, Crítica. 978-84-8432-842-1

Filmografía[editar]

  • Libertarias, 2004, España. Largometraje de Vicente Aranda
  • Aguiluchos de la FAI por tierras de Aragón (Reportaje Nº 3). Otro título original: La Toma de Siétamo. 1936, España

Curiosidades[editar]

  • Recortable de la Columna Aguiluchos [1]

Relacionado[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]