Colegio de San Ildefonso (Madrid)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colegio San Ildefonso Madrid.jpg

El Colegio de San Ildefonso es la Institución dedicada a la infancia más antigua de Madrid con más de 400 años de existencia. Sus orígenes datan de 1543, año en que Carlos V concedió una Real Cédula que dotaba al Colegio de los bienes precisos para atender a sus fines. Las primeras Ordenanzas del Colegio que hoy existen son de 1600 y las hizo el escribano Francisco de Monzón. Su actividad tanto interna (acogida, educación y colocación de madrileños huérfanos) como externa (celebran liturgias, fiestas públicas y lotería) ha sido siempre muy intensa.[1] Este colegio ubicado primitivamente en el número 3 de la Carrera de San Francisco fue trasladado en 1884 a la calle Alfonso VI a unas casas que habían sido del Marqués de Benalúa, pues su antigua ubicación se había quedado pequeña al ir creciendo el número de niños que dependían de esta institución.[2] En 1988 se produjo la renovación del edificio y se dotó a la institución de nuevo personal y medios más actuales para renovar los fines para los que fue creada en el siglo XV y entre los que están corregir las desigualdades sociales, subvenir a la educación y la formación de los más jóvenes. El Colegio es cofrade corporativo de la Real Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso.

La Lotería[editar]

Los niños de San Ildefonso son muy populares en España dado que llevan más de tres siglos cantando los números de la Lotería Nacional, siendo el primer sorteo en el que toman parte como extractores el 9 de marzo de 1771.[3] Desde entonces, para actuar en los sorteos de la Lotería, se selecciona a aquellos alumnos que tienen buen timbre de voz y pronunciación clara, a los que se ejercita para la fácil y rápida lectura de los números y se les adiestra en el manejo de las bolas de los sorteos mediante ensayos continuos con material que la Lotería Nacional tiene a disposición del colegio.

Intentos de cierre[editar]

Pese a su carácter histórico y su relevancia social, el colegio ha padecido desde los años 80 del pasado siglo sucesivos intentos frustrados de cierre por parte de sus patronos municipales.

En mayo de 2012 el Ayuntamiento comunicó a la Comunidad de Madrid su intención de desalojarlo indefinidamente tras el fin de curso escolar, con el fin de acometer unas obras para las cuales aún no existía proyecto, ni financiación ni plazos.[4]

Finalmente, ante la presión de los padres y los nuevos informes técnicos llevados a cabo, también esta vez el Ayuntamiento dio marcha atrás, decidiendo acometerse las obras por fases.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]