Claude Frollo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El archidiácono Claude Frollo lleva en brazos al pequeño Quasimodo. Ilustración de la edición de 1889 de la novela de Victor Hugo.

Claude Frollo es un personaje ficticio de la novela de Victor Hugo, Nuestra Señora de París (El Jorobado de Notre Dame, 1831). Frollo es el archidiácono de la catedral de Notre Dame de París. Es el antagonista de la novela.

Personaje[editar]

En la novela de Victor Hugo, Claude Frollo es el archidiácono de la catedral de Notre-Dame de París. En la obra, también tiene un hermano pequeño, Jehan Frollo du Moulin, que juega un papel menor, como un holgazán que en lugar de estudiar se gasta en vino y mujeres el dinero que su hermano le proporciona, siendo un compañero por tabernas y burdeles del capitán Febo. Aunque Frollo surge como el villano de la historia, se presenta como un hombre extremadamente complejo desgarrado por las pasiones. Frollo es un intelectual brillante seducido por la alquimia, que lo hace recluirse y ser creído un hechicero por el pueblo. No obstante, aunque célibe por mantener con honestidad los votos eclesiásticos, también puede sentir una fuerte pasión sexual. Esta pasión estalla en él a partir de su contemplación de la bella gitana Esmeralda y aunque al principio cree que la ha enviado el demonio para tentarle, pronto centra todos sus deseos en obtenerla. Ante todo, Frollo ve a Esmeralda como un objeto que conseguir, no como una persona que amar (en uno de los pasajes del libro, casi la viola). Sin embargo, a veces también anhela desesperadamente el amor y la ternura, superando el menor deseo sexual.

Los cuatro personajes principales de la novela, Quasimodo, Esmeralda, Frollo y el capitán Febo, pueden ser de hecho interpretados como cuatro maneras de amar: el jorobado Quasimodo ejemplifica el amor desinteresado y sacrificado; Esmeralda el amor caprichoso, romántico y soñador que ignora el hecho de no ser correspondido; Frollo la pasión sexual dramática y la relación amor-odio; y Febo el coqueteo superficial y la lujuria.

Frollo finalmente muere asesinado por Quasimodo, quien lleno de tristeza por la muerte de Esmeralda, lo tira de una de las torres de la catedral.

Adaptaciones[editar]

La novela ha sido adaptada al cine en numerosas ocasiones. El cambio más interesante quizás viene de la versión muda de 1923, en la cual Claude Frollo no es el villano en absoluto; en su lugar, es un buen arcediano, y el villano de la novela es realmente su hermano menor Jehan. Esto también está presente en la adaptación de 1939. Ésto se compara algunas veces con la adaptación de Disney de 1996, en la que Claude es un juez y el arcediano es un personaje distinto por completo. En ella, Jehan ni siquiera aparece. Muchos argumentan que estos cambios se hicieron para evitar una reacción negativa por parte de las organizaciones religiosas.

En la adaptación cinematográfica de 1923, Claude Frollo fue encarnado por Nigel de Brulier; en la de 1939, por Walter Hampden, en la de 1956, por Alain Cuny, en la de 1977, por Kenneth Haigh y, en la de 1982, por Derek Jacobi. La voz en la versión original de la película de Disney fue la de Tony Jay, mientras que en España fue doblado por Constantino Romero y en Mexico por Fernando Escandón. El juez Frollo es considerado uno de los mejores villanos de Disney, el más oscuro y malvado. Mientras en la novela es un hombre de treinta y seis años, aquí es un cincuentón de pelo blanco y rostro arrugado. A diferencia de los otros villanos de Disney que saben que son malvados (y algunos hasta se enorgullecen de ello), Frollo cree que es bueno y está cumpliendo la voluntad de Dios. Al inicio de la película provoca la muerte de la madre de Quasimodo al hacerla caer por las escalinatas de la catedral y cuando recoge al bebé que abrazaba y va a tirarlo a un pozo cercano, el arcediano le detiene y le exige que lo críe como penitencia por el crimen. Odia a los gitanos y lo único que desea es exterminarlos de la ciudad.

Bibliografía[editar]

  • Vina Tirven-Gadum. Dom Claude Frollo de Notre-Dame de París, moine démoniaque de la tradition des romans noirs ou avatar français de Faust? Voix plurielles, Association des Profeseurs de français des universités et colléges canadiens (APFUCC) vol. 15 nº1, 2018, p. 213-215.

Enlaces externos[editar]