Cipriano Reyes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cipriano Reyes.

Cipriano Reyes ( Lincoln, 7 de agosto de 1906-1º de agosto de 2001) fue un dirigente sindical de la industria de la carne y político argentino, fundador del Partido Laborista. Desempeñó un papel influyente en el nacimiento del peronismo y en la movilización obrera del 17 de octubre de 1945.

Biografía[editar]

Era hijo de un artista de circo uruguayo tenía siete hermanos y un padre que había llegado a la Argentina para trabajar en el circo criollo de los Podestá. Su madre le enseñó a leer, a apreciar el valor de la historia y el calor de la poesía. En 1921, a los 14 años se mudó con sus padres a Zárate y trabajó en el frigorífico Armour, donde en 1923 participó en la fundación del primer sindicato de la carne del país, adscribiéndose en la corriente sindicalista revolucionaria. Posteriormente se trasladó a Necochea y a principio de la década de 1940 se radicó en Berisso, donde se trabajó como obrero del frigorífico Anglo y reanudó la militancia sindical en un gremio con fuerte presencia comunista. En su biografía, Reyes reconoce que cuando empezó su actividad sindical, los gremios estaban controlados por anarquistas, socialistas y comunistas. Reyes definió su ideología como un socialismo no marxista.

A fines de 1943 lidera el Sindicato Autónomo de la Industria de la Carne, una escisión de la Federación de Obreros de la Industria de la Carne FOIC conducido por entonces por el dirigente comunista José Peter, quien el 6 de junio de 1943 había sido detenido por la dictadura militar y enviado junto con otros dirigentes a la cárcel de Neuquén. En octubre el gobierno clausuró los locales de la FOIC, en febrero disuelve el sindicato y en 1945 deportaron a Peter a Montevideo.[1]

Su participación en la creación del sindicato de la carne hubiera bastado tal vez para hacerle un espacio en la memoria. Durante la llamada Revolución del 43, Reyes fue uno de los sindicalistas que integró la alianza que un sector del movimiento obrero (Ángel Borlenghi, Juan A. Bramuglia, José Domenech, David Diskin, Alcides Montiel, Lucio Bonilla, Luis Gay, Modesto Orozo, René Stordeur, Aurelio Hernández, Ángel Perelman, etc.) realizaron con un grupo de jóvenes militares, encabezados por los coroneles Juan Perón y Domingo Mercante, que se hizo fuerte en la Secretaría de Trabajo y dio origen el peronismo. En ese rol, Reyes se enfrentó al dirigente comunista José Peter, desplazando finalmente a esa corriente de la conducción de la Federación Obrera de la Industria de la Carne (FOIC) participó del Día de la Lealtad, una histórica movilización obrera realizada el 17 de octubre de 1945, que obtuvo la liberación de Perón, cuando éste había sido detenido durante un golpe de estado militar palaciego realizado pocos días antes.

Inmediatamente después, Cipriano Reyes, Luis Gay y otros dirigentes sindicales, fundaron el Partido Laborista de Argentina, con el fin de apoyar la candidatura de Juan D. Perón, en las elecciones presidenciales llamadas por el gobierno militar para el 24 de febrero de 1946. En las elecciones el aporte del Partido Laborista fue decisivo para el triunfo de Perón. Reyes, entretanto resultó elegido diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires.

El 23 de mayo, luego de las elecciones y 10 días antes de asumir la Presidencia de la Nación, Perón dispuso en un mensaje que fue trasmitido por todas las cadenas de radio del país el 23 de mayo de 1946 que se disolvieran el Partido Laborista, la UCR Junta Renovadora y los Centros Cívicos Independientes que serían sustituidos por un partido cuya titularidad asumiría días después. Los radicales aceptaron la disposición pero Reyes se opuso y pretendió mantener el partido enfrentándose con Perón. «En el 46 me asaltaron el sindicato. Perón quería que todos los gremios dependieran de la CGT y nosotros no aceptamos.»

Los Centros Laboristas de todo el país apoyaron el mantenimiento de la autonomía del partido y reconocían como únicas autoridades a la Junta Nacional presidida por Luis Gay y a la Junta Provincial, presidida por Cipriano Reyes. Los laboristas no se oponían a Perón sino a que se mutilen las prácticas democráticas y autónomas del partido. El 29 y 30 de mayo se realiza la Cuarta Conferencia Nacional y tras intensos debates renuncia el Comité Directivo Central para que un Congreso Nacional decida la suerte final del partido. Allí aceptaron la unificación con las demás agrupaciones con la condición de respetarse una representación acorde a su importancia política y numérica, pero el 17 de junio del mismo año hubo un comunicado de prensa de Perón anunciando la disolución definitiva del partido.

En 1946 sufrió un atentado a la salida de su casa y en 1948 fue acusado de complotar contra el presidente y contra Eva Perón, por lo cual fue puesto a disposición de la justicia. Fue indultado en 1955, tras el golpe de Estado conocido como Revolución Libertadora, reorganizando en 1957 el Partido Laborista, con una posición opuesta a la dictadura militar, y partidaria de restablecer la Constitución de 1949 sancionada durante el gobierno peronista.

Obras[editar]

  • ¿Qué es el laborismo?: Exposición de las ideas que forman la base ideológica, Buenos Aires, Ediciones R.A., 1946.
  • Mi sermón de la llanura, Buenos Aires: Ramos Americana Editora, 1980.
  • Yo hice el 17 de octubre, Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, 1984.
  • La farsa del peronismo, Buenos Aires: Sudamericana/Planeta, 1987, ISBN 950-37-0262-3.

Notas[editar]

  1. Tarcus, Horacio (director) (2007). Diccionario biográfico de la izquierda argentina. Buenos Aires, Emecé Editores S.A. pp. 505/6. ISBN 978-950-04-2914-6. 

Fuentes[editar]

Bibliografía[editar]

  • Godio, Julio (2000). Historia del movimiento obrero argentino (1870-2000), Tomo II. Buenos Aires: Corregidor.
  • Gay, Luis (1999). El Partido Laborista en Argentina, Buenos Aires: Editorial Biblos.

Enlaces externos[editar]