Cerro de los Santos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gran Dama Oferente

El santuario ibérico del Cerro de los Santos, perteneciente al período ibérico pleno y reciente y romano (siglos IV a.C.-IV) se localiza en el término municipal de Montealegre del Castillo (Provincia de Albacete, España), cerca de la carretera hacia Yecla. El lugar está señalado con un obelisco conmemorativo erigido en 1929.

El yacimiento corresponde a un santuario ibérico que estaría situado en el trayecto de la vía Heraclea (camino de Aníbal) en territorio bastetano, vecino a la Contestania. En la actualidad, los vestigios del templo, cuya planta era reconocible a finales del XIX, han desaparecido por completo, quedando únicamente dibujos de algunos restos (capitel jónico, dibujo de Aguado Alarcón). Quedan, únicamente, restos de catas de excavaciones recientes, con algunos restos de muros, y no es posible identificar ningún tipo de estructura digna de mención. Los fragmentos de cerámica están diseminados especialmente en la porción norte del cerro. Hacia el sur destaca el monte Arabí.

Historia[editar]

Hay evidencias en el término de Yecla de rastros de las épocas del paleolítico como restos humanos y armas de piedra, del neolítico y eneolítico; se han descubierto túmulos y cámaras sepulcrales. Más tarde, en la transición entre la Edad del Bronce y la Edad del Hierro, se asentaron en la zona grupos humanos que posteriormente constituirían el poblamiento ibérico, formando agrupaciones o tribus, siendo la de los contestanos la que ocupó las provincias de Albacete, Valencia, Murcia y Alicante. Los contestanos tuvieron contactos comerciales con otros pueblos como los fenicios, egipcios, griegos y asirios. En esta época se levantó un templo íbero en el Cerro de los Santos como lugar de peregrinaje y centro espiritual.

El Cerro de los Santos estaba situado cerca de una ciudad llamada Ello (posteriormente Elo) cuyos restos se encuentran en el Llano de la Consolación. En la parte superior del cerro con forma de planicie se hallaba el templo, que en su interior albergaba diversas esculturas. Por su posición se la considera una acrópolis. Al este pasaba la vía Heráclea y al oeste el camino para Cartago Nova.

Ya en época de los romanos, al declarar Constantino I el Grande la religión cristiana como la oficial, el templo entró en declive hasta que en el año 399 Arcadio mandó destruir todos los templos gentiles de campos y ciudades. El templo del Cerro de los Santos fue quemado, habiendo quedado como huellas grandes masas de plomo derretido.

Descubrimiento y estudio[editar]

Cerro de los Santos en 1898, por Pierre Paris.

El nombre de Cerro de los Santos proviene del siglo XIV pero no fue hasta mediados 1830 cuando se deforestó la zona y comenzaron a aparecer los primeros hallazgos. El primer informe oficial de descubrimientos data del 28 de junio de 1860, con el informe que Juan de Dios Aguado y Alarcón. En aquella época Vicente Juan y Amat realizó las primeras excavaciones vendiendo los descubrimientos (previa modificación de algunos para aumentar su valor y directamente falsificados otros) al Museo Arqueológico Nacional de España.

La primera campaña arqueológica fue llevada a cabo con el consentimiento del dueño del terreno, el Marqués de Valparaíso. En ella se excavó el templo y se descubrió la pieza más importante de las encontradas allí: la Gran Dama Oferente. Desde entonces se han realizado varias excavaciones más.

El estudio de los materiales, con una valoración más arqueológica de los hallazgos, ha permitido establecer una cronología que comenzaría en el siglo IV a. C., con la aparición de las primeras esculturas con cerámicas ibéricas y griegas de importación. Posteriormente en este lugar de culto se levantaría un templo de estructura latina. El lugar de culto permanecería en uso hasta su destrucción, posiblemente en época tardo romana. Además de cerámicas grises y de tipo ibérico se han identificado otros materiales como fusaiolas, pondera, fíbulas, vasos calados, ánforas ibéricas y romanas, cerámicas campanienses, sigillata, monedas romanas, grapas de metal, así como numerosos ladrillos romboidales, presumiblemente procedentes de uno de los últimos pavimentos del lugar.

En contraste con los abundantes materiales obtenidos en el lugar (lo más destacado, alrededor de 400 esculturas), y que constituyen uno de los mayores atractivos del Museo Arqueológico Nacional, como la dama oferente o la pareja oferente, en el lugar no queda prácticamente nada y el lugar del Santuario solo puede ser localizado gracias al obelisco conmemorativo erigido en 1929 que hoy en día es el único distintivo de la zona.[1]

Hallazgos[editar]

Escultura[editar]

Entre el material escultórico descubierto, predominan las cabezas, figuras sedentes, "damitas", exvotos etc., talladas en caliza, arenisca y terracota. La mayor parte son antropomorfas, de bulto redondo, y como la Gran Dama Oferente, se exhiben en el Museo Arqueológico Nacional.[2] En menor medida, también se ha preservado restos epigráficos y zoomorfos.[3]

Véase también[editar]

Obreros en el Cerro de los Santos, en la excavación de 1960, extrayendo una escultura.

Notas[editar]


Referencias[editar]

  1. Julián Zuazo y Palacios mandó construir el monolito del Cerro de los Santos, para que quedase como símbolo de lo que fue, en su día, el santuario ibérico del Cerro de los Santos. Toda la historia se refleja en su libro “La Villa de Montealegre y su Cerro de los Santos”, con prólogo de D. Rodrigo Amador de los Ríos (Director del Museo Arqueológico Nacional), publicado en 1915.
  2. «Colección Ibérica del Museo Arqueológico Nacional». pp. 7-10. Consultado el 17 de octubre de 2015. 
  3. Zuazo Palacios, Julián. «Oficio en el que expone su observación acerca del parecido del cinocéfalo de la necrópolis de Cádiz y el del cerro de los Santos, por lo que reclama la revisión de la autenticidad de las inscripciones procedentes de este último santuario». Europeana. Consultado el 17 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • La villa de Montealegre y su Cerro de los Santos. Julián Zuazo y Palacios, 1915.
  • Fernández de Avilés, A, 1943, "Escultura del Cerro de los Santos. La Colección Velasco (M. Antropológico), en el Museo Arqueológico Nacional", Archivo Español de Arqueología, t. XVI, pp. 361-387.
  • de la Rada y Leandro Prieto Delgado, Juan de Dios (1875). Antigüedades del Cerro de los Santos. Editorial Maxtor.España. ISBN 84-9761-106-3 (Ed. Facsímil). 
  • Fernández de Avilés, A. Cerro de los Santos. Montealegre del Castillo (Albacete) (Primera campaña: 1962). EAE, Madrid 1966.
  • Noguera JM. El Cerro de los Santos. En "Los iberos, príncipes de occidente". Fundación "La Caixa", 1998.
  • Ruiz Bremón M. Los exvotos del Santuario Ibérico del Cerro de los Santos. Instituto de Estudios Albacetenses. Albacete, 1989
  • Sánchez Gómez, ML. El Cerro de los Santos (Montealegre del Castillo, Albacete). Nuevas aportaciones arqueológicas. Instituto de Estudios Albacetenses. Albacete, 2002

Enlaces externos[editar]