Catalina de Ribera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Catalina de Ribera en el monumento del paseo con su nombre. Fue realizado en 1921 por Manuel Cuesta y Ramos.

Catalina de Ribera (c.1450-13 de enero de 1505) fue una noble andaluza, de la casa de Ribera. Fundó el Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, y también se le debe la construcción de la Casa de Pilatos y una amplia reforma del Palacio de las Dueñas, considerados las dos principales residencias nobiliarias de dicha ciudad.

Orígenes y familia[editar]

Escudo de armas del linaje Enríquez en un zócalo de azulejos de la Casa de Pilatos.
Escudo armas de la casa de Ribera en un zócalo de azulejos de la Casa de Pilatos.

Era hija segunda de Per Afán de Ribera, I conde de Los Molares y III adelantado mayor de Andalucía, señor de Cañete, El Coronil y las Aguzaderas, y de María de Mendoza, su segunda mujer, hija del I marqués de Santillana.

Su hermana mayor, Beatriz de Ribera, sucedió en los estados de su padre y casó en 1460 con Pedro Enríquez de Quiñones, pero murió una década más tarde dejando un niño que heredó la casa. Catalina entonces contrajo matrimonio con el viudo de su hermana, con quien tuvo otros dos hijos varones. Su sobrino e hijastro Francisco Enríquez de Cabrera, el hijo y sucesor de Beatriz, III conde de los Molares y V adelantado de Andalucía, murió sin descendencia después de los días de su madrastra, recayendo la casa en el hijo mayor de esta, su medio hermano.

Biografía[editar]

Casó en 1474 con Pedro Enríquez, el viudo de su hermana, I señor de Tarifa (1493), que fue IV adelantado mayor de Andalucía por derecho de su primera mujer (y por el de su citado hijo durante su menor edad). Hijo segundo de Fadrique Enríquez, I conde de Melgar, II almirante de Castilla, II señor de Medina de Rioseco, y de Teresa Fernández de Quiñones, su segunda mujer, de los condes de Luna. Fruto de este enlace nacieron:[1]

  1. Fadrique Enríquez de Cabrera, IV conde de Los Molares, I marqués de Tarifa (1514) y VI adelantado y notario mayor de Andalucía. Sucedió en la casa al morir sin descendencia su medio hermano Francisco. Casó con Elvira de Córdoba o de Herrera, hija de Alfonso Fernández de Córdoba, VI señor de Aguilar, alguacil mayor de Córdoba, y de Catalina Pacheco, de los marqueses de Villena. Sin prole legítima.
  2. Y Fernando Enríquez de Ribera, capitán general de Sevilla, que casó con Inés Portocarrero, su deuda, hermana del I conde de la Puebla del Maestre e hija de Pedro Portocarrero el Sordo, señor de Moguer y de Villanueva del Fresno, y de Juana de Cárdenas, señora de la Puebla del Maestre y del estado de Bacares. Tuvieron entre otros hijos a
    1. Per Afán de Ribera y Portocarrero (1509-1571), I duque de Alcalá de los Gazules, II marqués de Tarifa, V conde de los Molares, VII adelantado y notario mayor de Andalucía, virrey de Cataluña y de Nápoles. Murió sin sucesión legítima, aunque fue casado con Leonor Ponce de León, hija de los marqueses de Zahara, y en la casa le sucedió su hermano
    2. Fernando Enríquez de Ribera (1527-1594), II duque de Alcalá de los Gazules, III marqués de Tarifa, VI conde de los Molares, VIII adelantado y notario mayor de Andalucía. Casó con Juana Cortés y Ramírez de Arellano, hija de Hernán Cortés de Monroy, I marqués del Valle de Oaxaca, adelantado, gobernador y capitán general de la Nueva España, y de Juana de Zúñiga, su mujer, de los condes de Aguilar de Inestrillas. Con sucesión en que siguió la casa de Alcalá.

En 1483 Catalina de Ribera y Pedro Enríquez compraron el Palacio de las Dueñas, aunque el contrato no se escrituró hasta 13 años después. Sus anteriores propietarios, los Pineda, se vieron precisados a venderlo para pagar el rescate de Juan de Pineda, preso de los moros en la Ajarquía de Málaga. Los nuevos dueños ampliaron y alhajaron la casa haciendo de ella su morada, y después la destinaron a su segundogénito.[2]

A finales del siglo XV y junto con su marido, inició la construcción de la Casa de Pilatos: un bello palacio de 10.000 m², el segundo de la ciudad tras los Reales Alcázares,[2]​ y con una decoración suntuosa. Este palacio fue terminado por su hijo Fadrique, el primogénito, a quien se atribuye haberle dado el nombre por el que es conocido, con motivo de una peregrinación a Tierra Santa. Fue desde entonces la residencia de los adelantados de Andalucía.

Viuda desde 1492, obtuvo una bula pontificia que le permitía erigir en Sevilla un hospital de caridad para pobres, y en 1500 fundó con su hijo Fadrique el Hospital de las Cinco Llagas. Su emplazamiento original, en la calle Santiago, resultó insalubre, por lo que en 1540 se decidió trasladarlo. Se construyó entonces el edificio definitivo, al norte de la ciudad. Permaneció en funcionamiento hasta 1982, y después el edificio fue reformado y desde 1992 destinado a sede del Parlamento de Andalucía.

Fruto de su segundo matrimonio con Juan Fernández Manrique de Lara, nacieron cuatro hijos:

  • Garcí Fernández Manrique (m. 1506), I marqués de Aguilar, III conde de Castañeda, y canciller mayor de Castilla.
  • Juan Manrique, señor de Fuenteguinaldo y otras villas.
  • Aldonza Manrique.
  • Isabel Manrique. Contrajo matrimonio con Pedro de Velasco, hijo de Hernando de Velasco y de Leonor Carrillo. Posteriormente, contrajo un segundo matrimonio con Sancho Sánchez de Ulloa, conde de Monterrey y señor de Ulloa.

Falleció en Sevilla el 13 de enero de 1505 y fue enterrada en un primoroso sepulcro, frente al de su marido, en la Cartuja de Santa María de las Cuevas de dicha ciudad. Tras la Desamortización del siglo XIX, este monasterio se convirtió en la fábrica de cerámica La Cartuja-Pickman y los sepulcros de Catalina y su marido fueron trasladados al panteón de sevillanos ilustres de la iglesia de la Anunciación.[3]​ La fábrica se trasladó en el siglo XX al municipio de Salteras, y en 1992 los dos sepulcros fueron instalados de nuevo en la Cartuja, que había sido restaurada con motivo de la Exposición Universal de dicho año.[4]

Homenajes[editar]

En 1895 el Ayuntamiento de Sevilla, para honrar su memoria, acordó dar su nombre a un paseo al sur de los Alcázares. El paseo de Catalina de Ribera se plantaron hileras de árboles en 1898 y fue ajardinado en 1920. En 1921 se colocó en estos jardines un monumento con su efigie.[5][6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Biografía de Catalina de Ribera fundacionmedinacel.org [19-10-2008]
  2. a b La decoración de los palacios sevillanos del siglo XVI: estudio iconográfico e iconológico, Teodoro Falcón Márquez.
  3. Sevilla21 (la ciudad, monumentos): Iglesia de la Anunciación. Panteón de los Sevillanos Ilustres.
  4. Fundación Casa Ducal de Medinaceli. «Sepulcro de Catalina de Ribera». 
  5. José Elías Bonells. Plantas y jardines de Sevilla. Ayuntamiento de Sevilla. Delegación de Parques y Jardines. pp. 65-66. «D.L. SE-104-1983». 
  6. Francisco Bueno Manso (2000). Parques y jardines de Sevilla. Diario de Sevilla y Caja Rural del Sur. pp. 118-132. 

Enlaces externos[editar]

  • Nicolás Hobbs, «Duques de Alcalá de los Gazules», en Grandes de España (antigua web Grandesp.org.uk, visible en el espejo Archive.is).


El contenido de este artículo incorpora material de una de Ribera entrada de Sevillapedia, publicada en español bajo la licencia Creative Commons Compartir-Igual.