Castillo de Rocabruna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Castillo de Rocabruna
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Castell de Rocabruna (Camprodon).JPG

Declaración 8 de noviembre de 1988
Figura de protección Monumento
Código RI-51-0005841[1]
Coordenadas 42°19′46″N 2°27′11″E / 42.32947222, 2.45319444Coordenadas: 42°19′46″N 2°27′11″E / 42.32947222, 2.45319444
Ubicación Camprodón, (Gerona)

El Castillo de Rocabruna se encuentra situado en el vecindario de Rocabruna, que forma parte del término municipal de Camprodón, entre el núcleo urbano de Camprodón y el vecino de Beget.

En concreto, el castillo domina una colina rodeada de riscos, el Tossal del Castillo, y su altitud (995 m.) ofrece al visitante unas vistas muy interesantes sobre el Pirineo y la Alta Garrocha. Sus orígenes se remontan al siglo X (hay documentación de 1070), y actualmente está abandonado. Parece que el nombre del castillo proviene del color del suelo y de las piedras del entorno (y de las que forman parte de los muros), que es muy ennegrecido o pardo. El acceso al castillo es bastante difícil, ya que el cerro se encuentra completamente rodeado de bosque, tan solo es posible llegar a través de un sendero medio abandonado que sube desde la base del monte, y que pasa por las casas de la Villa y Ca l'Arnet. Por debajo del monte transcurre el sendero GR-11, en su tramo Molló - Beget.

Arquitectura[editar]

Arquitectónicamente, el castillo de Rocabruna, muestra un conjunto notable de torres y muros. El elemento que más destaca de este conjunto es la torre del homenaje, situada en el límite de las murallas, de planta rectangular. Esta torre está medio hundida por un lado, pero aun es posible advertir algunas aspilleras. También se aprecian buena parte de los muros que dividían cada una de las dependencias que formaban parte de la fortificación. Una parte destacable del edificio es una pared con una antigua puerta. Este gran muro presenta un detalle constructivo interesante como es el "opus spicatum" (obra con forma de punta o espiga). Existen otros restos del muro de piedra, de la capilla de San Lorenzo, y de la torre circular, muy deteriorada.

Vistas desde el Castillo de Rocabruna.
Vista de las ruinas del castillo desde la carretera de Beget
Muro del edificio de Poniente, en el recinto inferior (s. XII - XIII)
Recinto soberano o superior
Torre del recinto inferior (s. XV-XVI)

Historia[editar]

Podemos mencionar los señores del castillo a través de la historia:

El primero es un tal Pedro el año 986 que acompañó Oliba Cabreta en la reconquista de Barcelona en manos de Almanzor.

  • Raimon Adalbert (1111-1112).
  • Guillermo Godofredo (1117-1131).
  • Godofredo (1158).
  • Arnald de Creixell (1198-1200).
  • Guillem de Cervià (1258).
  • Ermengol de Cervià (1258) que vende el castillo a Raimon de Milany (1258 a 1279).
  • Marquesa (1279) hija de Raimon de Milany, que seguramente lo recibió como dote por su boda con Jaime de Besora.
  • Jaume de Besora (1279-1308).
  • Pedro de Rocabruna (1320-1354) que formó parte en la expedición a Cerdeña el año 1330.
  • Dalmau de Rocabruna (1366).
  • Ramón de Rocabruna (1377).
  • Dalmau de Rocabruna (1399-1447) vendió el castillo a la familia Desbach.
  • Pedro Desbach (1409).
  • Pedro Desbach (1469-1477), fue conocido por su fidelidad a Juan II de Aragón y por su política pro remensas. Protagonizó incursiones armadas en el Vallespir y el Ripollés en San Juan, Camprodón, Olot y Ripoll.

A principios del siglo XVII el castillo pasó a la familia Descatllar por la boda de una hermana de Pedro Desbach con un Descatllar.

En el entorno del castillo se cuentan muchas leyendas. Una dice que en tiempos de los árabes, estando sitiada Rocabruna, sus habitantes hicieron una larga mina para bajar a buscar agua al río. Es la leyenda del sitio del hambre.

Se dice que en el castillo hay un tesoro enterrado. Es tan firme la creencia de que una vez cayó un rayo y los vecinos fueron con la esperanza de que el derribo de un lienzo de muralla interior hecho por el rayo hubiera expuesto al exterior el famoso tesoro.

En la Tuta de Maimona, bajo el risco de Coll de la Mola por delante de La Guardiola, en días de viento, salen duendes a recorrer aquellas cumbres envueltos en una gran sábana. En la casa que los cogieran nunca más les faltaría ropa.

Restauración[editar]

El castillo fue cedido por la Dirección General del Patrimonio del Estado a la Diputación de Girona en el año 1976, mediante el Decreto 141/1976, de 9 de enero, publicado en el Boletín Oficial del Estado del 5 de febrero. El Servicio de Monumentos de la Diputación de Girona llevó a cabo una serie de excavaciones arqueológicas y trabajos de restauración entre los años 2006 y 2017, con el resultado de la adaptación del monumento para su visita. Así mismo se instalaron diversos carteles explicativos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]