Turf (hípica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Carreras de caballos»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Flat racing clipart.svg Turf
Deauville-Clairefontaine galop 2.jpg
Carrera de caballos
Otros nombres Hípica

El turf es un término común en diversos países americanos para designar a las carreras de caballos en las que el público puede apostar. Debido a que las carreras de caballos tuvieron su origen en las campiñas de Inglaterra, recibieron el nombre popular de turf («césped», en inglés).[1]

Historia[editar]

Carrera en la Antigua Grecia, hacia 550-540 a. C.

El origen de las carreras asciende a la más remota antigüedad. Fueron el objeto principal de las fiestas de Grecia y cantadas por sus poetas. La fábula de los centauros parece probar que ciertos pueblos de este país, particularmente los tesábanos, habían adquirido desde muy temprano una grande habilidad en el arte de la equitación. Varios pasajes de Homero, de Píndaro y de Sófocles, atestiguan que las carreras de caballos estaban ya muy en boga cuando fueron introducidas en los Juegos Olímpicos, hacia la olimpiada 85. De la Grecia pasó el gusto de estos ejercicios a los romanos quienes los hicieron entrar en sus festejos públicos. La carrera consistía en dar siete veces la vuelta al circo; los caballos iban atados a carros ligeros y encontraban en cierto paraje del tránsito límites colocados de tal manera, que sin una destreza infinita de parte del conductor, el carro podía hacerse pedazos. Muchas veces se inmolaba al dios Ares el caballo vencedor, y su propietario recibía en cambio otros caballos, coronas de oro, de plata, vestidos.

Las brillantes luchas del hipódromo en Roma, fueron trasladadas a las orillas del Bósforo pero la importancia que algunos emperadores dieron con frecuencia a esta institución, fue tal vez una de las causas que contribuyeron a la caída del imperio romano. Durante la Edad Media las carreras de caballos cayeron en un profundo olvido; no reaparecieron en parte sino para la época de los torneos y de las fiestas caballerescas, de las que tanto tiempo se mostró tan pródiga la Europa medieval.

La Sociedad para el Fomento de la Cría del Caballo fue la razón por la que se introdujeron las carreras de caballos en España. La primera carrera tuvo lugar en la Alameda de Osuna.[2]

En nuestros días a los ingleses se les debe la resurrección de las carreras, pero bajo un punto de vista diferente al de las antiguas. Esos juegos no eran más que un medio de desarrollar el valor, la fuerza, la destreza, y la agilidad de los luchadores y de los guerreros; para los modernos se considera como un medio de mejorar la especie caballar así como un medio de diversión.[3]

En Gran Bretaña, las carreras de caballos se consolidaron en el siglo XVIII. Su popularidad continuó creciendo a lo largo del XVIII y más allá. El rey Carlos II (que reinó de 1649 a 1685) era un ávido deportista que dio protagonismo al hipódromo de carreras de Newmarket. Hacia 1750 se formó el Jockey Club para controlar las carreras de Newmarket, establecer las reglas del juego, evitar la deshonestidad y lograr la igualdad de condiciones.[4]​ El Derby de Epsom comenzó en 1780. Las cinco carreras clásicas comenzaron con el St Leger Stakes en 1776. El sistema se completó en 1814 con cinco carreras anuales.[5]​ Newmarket y el Jockey Club establecieron las normas, pero la mayor parte de las carreras se celebraron por pequeños premios en metálico y un enorme prestigio local en los campos de los terratenientes y en las ciudades emergentes. El sistema de apuestas era esencial para la financiación y el crecimiento del sector, y participaban todas las clases, desde los pobres hasta la realeza. La alta sociedad tenía el control, y se esforzaba especialmente por mantener a la chusma fuera y al elemento criminal alejado de las apuestas. Con el dinero real en juego, el sistema necesitaba jockeys, entrenadores, mozos de cuadra y expertos en la cría de caballos, abriendo así nuevas carreras de prestigio para los hombres de la clase trabajadora rural. Todos los jóvenes mozos de cuadra ambiciosos podían soñar con llegar a lo más alto.[6]

Las carreras de caballos son uno de los pocos deportes que continuaron durante la crisis de 2020 COVID-19,[7]​ siendo Australia y Hong Kong las dos principales jurisdicciones de carreras que continuaron, aunque sin multitudes. Los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia fueron algunos de los organismos de carreras más destacados que pospusieron o cancelaron todos los eventos.

Caballos[editar]

Caballo de carreras.

En los caballos de carreras se busca equilibrio y velocidad, mientras que el carácter o temperamento del animal queda en segundo plano. Los caballos de carrera son a menudo de la raza Purasangre, pero pueden ser de otras razas, como Cuarto de milla, Akhal Teke y otras. Los Caballos de rendimiento superior suelen ser de mayor valor económico y posteriormente son vendidos como sementales (padrillos) y las hembras como yeguas madres.

Hipódromos[editar]

Las carreras ocurren en pistas de vuelta cerrada, conocidos también por hipódromos, por lo general óvalos o, más raras, triángulos. También hay pistas abiertas, como para cuadreras. El piso es de arena o césped. Además de las pistas los hipódromos poseen tribunas con vista panorámica de las carreras para los aficionados y ventanillas para venta de apuestas.

Carreras[editar]

Las carreras son por lo general en galope, con saltos (steeplechase) o no (galope plano). Hay menos comunes, como las carreras de trote. Los caballos pueden moverse en la pista en sentido de las agujas del reloj (sentido horario) o al revés (sentido antihorario), y este estilo de carrera y la forma de desenvolverse varía de un país o de una región a otra. Las carreras pueden ser comunes o clásicos de distintas categorías, siendo las de Grupo I o Grandes Premios las pruebas más importantes y las que distinguen a las organizaciones y los hipódromos que las promocionan. Las distancias de las carreras varían entre los 400 metros (cuarto de milla) y los 4000 metros, pero a menudo las pruebas comunes se quedan entre 1000 metros (un kilómetro) y 1600 metros (una milla), y los Grandes Premios entre 1600 metros y 2500 metros. Un ejemplo entre los Grandes Premios es el Gran Premio Latinoamericano, Grado I, sobre 2000 metros.

Jockeys[editar]

Jockey es la denominación del jinete de carreras de caballos, aunque se pueda llamar por la denominación general de «jinete» (que involucra a los jinetes de equitación). Entre los jockeys sudamericanos famosos pueden citarse a José Santos, Irineo Leguisamo, Vilmar Sanguinetti, Marina Lezcano, Jorge Valdivieso, Pablo Falero, Jorge Ricardo y Juan José Paulé

Entrenadores[editar]

Los entrenadores de caballos hacen el mantenimiento del caballo, además del entrenamiento, o sea son quienes los preparan para las carreras. También son los encargados de seleccionar las carreras más adecuadas en las que debe competir cada caballo, teniendo en cuenta las aptitudes del equino. A cambio, reciben del dueño del caballo una contra prestación, normalmente fija a la que se añade un porcentaje de las ganancias. Algunos entrenadores famosos: Francisco Maschio, Julio Félix Penna, Juan Bianchi.

Apuestas[editar]

Las apuestas son el principal medio de sustentación del turf, lo que hace distinguirlas de otros deportes hípicos. Las posibles apuestas en una carrera son: a ganador, a segundo, a tercero, imperfecta, exacta, trifecta y cuatrifecta.[8]

Los hipódromos típicamente realizan un sistema de apuestas mutuas, en el que el dinero apostado por todos los espectadores se coloca en una bolsa común.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Glosario de Turf». Pura Hípica. Archivado desde el original el 14 de julio de 2015. Consultado el 16 de abril de 2015. 
  2. «Historia sobre las apuestas deportivas a caballos». 
  3. «¿Qué son los deportes Ecuestres o Equitación?». Asociación Nacional de Ecuestres de Guatemala. Archivado desde el original el 17 de abril de 2015. Consultado el 30 de abril de 2015. 
  4. Robert Black (1891). The Jockey Club and Its Founders: In Three Periods. Smith, Elder. 
  5. J.S. Fletcher (1902). The history of the St. Leger stakes, 1776–1901. Hutchinson & co. ISBN 9780951652817. 
  6. Mike Huggins, Horse Racing and British Society in the Long Eighteenth Century (2018), see online review
  7. «Horse Racing During Coronavirus 2020 | Who Is Still Racing Globally?». World Gambling List (en inglés estadounidense). 19 de marzo de 2020. Consultado el 11 de marzo de 2021. 
  8. «Cómo apostar». Hipódromo Argentino de Palermo. Archivado desde el original el 16 de abril de 2015. Consultado el 16 de abril de 2015. 

Enlaces externos[editar]