Carmine Crocco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carmine Crocco
Carmine Crocco1.jpg
Información personal
Nacimiento 5 de junio de 1830 Ver y modificar los datos en Wikidata
Rionero in Vulture (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 18 de junio de 1905 o 8 de junio de 1905jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Portoferraio (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación pastor, bandolero
Años activo 1852-1864
Seudónimo Donatelli y Donatello Ver y modificar los datos en Wikidata

Carmine Crocco (Rionero in Vulture, 5 de junio de 1830 - Portoferraio, 18 de junio de 1905) fue un bandolero italiano que se distinguió en el período inmediatamente posterior a la Unificación de Italia y uno de los más temidos guerrilleros del siglo XIX,[1]​ conocido también como "el Napoleón de los bandoleros".[2]

Biografía[editar]

Nacido en una familia de pastores de Basilicata, Crocco se vio obligado a huir después de haber matado a un hombre que molestaba a su hermana Rosina y, para evitar la cárcel, se alistó en el ejército de Giuseppe Garibaldi esperando recibir la gracia, pero fue detenido. Crocco quedó decepcionado por este acontecimiento, y se puso a las órdenes del rey Borbón Francisco II, convirtiéndose en comandante de un ejército de dos mil hombres.[3]

Junto a sus hombres, Carmine Crocco logró ocupar todo el Vulture (la parte norte de la región de Basilicata) en diez días. Al mismo tiempo, el 22 de octubre de 1861, llegó desde Roma, bajo las órdenes de Francisco II, el general catalán Josep Borges, que, aturdido por las victorias de Crocco, se reunió con él en Lagopesole. Borges necesitaba su ayuda para organizar una revuelta contra los Saboya y proporcionó apoyo militar. El brigante de Rionero conquistó la casi totalidad de Basilicata, pero, una vez llegado a Potenza, se vio obligado a dar marcha atrás debido a los refuerzos del ejército de los Saboya.[4]

Después de la traición de uno de sus lugartenientes, de nombre Giuseppe Caruso, Crocco escapó a Roma en busca de la protección del papa Pío IX, el cual, junto a Francisco II, financiaba y apoyaba las revueltas de los briganti (bandoleros) en el Mezzogiorno, pero fue capturado en Veroli (cerca de Frosinone) y luego transferido a Potenza. Durante el juicio, Crocco fue acusado de 62 asesinatos, 13 intentos de asesinato, 1.200.000 liras italianas de daños causados por la guerra, y otros delitos como la extorsión y atracos.[5]​ El brigante fue condenado a muerte el 11 de septiembre de 1872, pero luego la pena fue conmutada por trabajos forzados de por vida en la cárcel de Portoferraio (en la isla de Elba), donde pasó el resto de su vida.[6]

Impacto cultural[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Tommaso Pedio Storia della Basilicata raccontata ai ragazzi, 1994, Congedo Editore.
  • Adolfo Perrone Il brigantaggio e l'unità d'Italia, 1963, Istituto Editoriale Cisalpino.

Enlaces externos[editar]