Camila Rolón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
venerable Camila de San José
Nombre Camila Corina Rolón
Nacimiento 18 de julio de 1842
San Isidro, Buenos Aires; Argentina
Fallecimiento 16 de febrero de 1913 (70 años)
Roma, Italia
Beatificación en trámite
Canonización en trámite
[editar datos en Wikidata]

Venerable Camila Corina Rolón, o venerable Camila de San José Rolón (* San Isidro, Buenos Aires, (Argentina); 18 de julio de 1842 – † Roma (Italia); 16 de febrero de 1913), fue una religiosa y fundadora argentina.

Se destacaba una chiquilla de rostro moreno, ojos grandes y negros, inteligencia despierta, y genio comunicativo, alegre y vivaz. Había nacido el 18 de julio de 1842. Cuatro días más tarde, sus padres la hicieron bautizar. Recibió los nombres de Camila Corina. Se la llamó Camila por haber nacido el día de San Camilo de Lelis, un santo hospitalario del siglo XVI. La pequeña era hija de Eusebio Rolón y de María Gutiérrez, ambos buenos cristianos, hondamente arraigados en el lugar. Fue confirmada por Monseñor Mariano Escalada, Obispo auxiliar de Buenos Aires, cuando contaba seis o siete años, con motivo de una santa misión. De acuerdo con la costumbre de la época, se supone con fundamento que recibió la Primera Comunión cuando contaba doce años de edad. demás del catecismo y las primeras letras, las alumnas aprendían a confeccionar primorosas labores de manos que Camila realizaba con particular habilidad. Asidua, puntual, aplicada, su aprovechamiento en clase era excelente, en tanto que en los recreos su contagiosa alegría hacía estallar la alegría de las demás. En sus años de colegio aprendió con facilidad cuanto podía enseñarle aquella benemérita educadora, especialmente el catecismo de la doctrina cristiana que, desde la más tierna edad, le gustaba enseñar a sus hermanos menores y a los chiquillos abandonados. Desde muy temprano se notaron en ella las señales de una piedad nada común. Visitaba al Santísimo Sacramento al salir de la escuela, socorría a los menesterosos, Camila amaba a sus padres entrañablemente. Su infancia se deslizó en el seno de un hogar pobre, pero honorable y feliz, respirando aire puro en la placidez del paisaje sanisidreño, tan pintoresco por sus lomadas, sus barrancas y la costa del gran estuario del Río de la Plata, donde morían las olas y revoloteaban juguetonas las gaviotas. Tenía horror a las tormentas y al pecado. Aquellas le parecían un reflejo de la ira del cielo, por los pecados de los hombres. En cierta ocasión, habiéndose retirado a un altillo de la casa para entregarse a sus juegos preferidos, el cielo sin que ella lo advirtiera se cubrió de nubes, brillaron los relámpagos, restalló el trueno y se declaró una tormenta desecha. Fue tal el susto que le sobrevino que, sin atinar a descender prorrumpió en llanto y en gritos que alborotaron la casa. Su padre hubo de subir a auxiliarla y la devolvió al seno de la familia, temblorosa, anegada en lágrimas

Obra[editar]

En el año 1877, junto a su abuela y para reponerse de una enfermedad, Camila Rolón se trasladó a vivir a la localidad de Capilla del Señor, lugar donde encontró el apoyo a su idea de crear una Congregación de Hermanas para asistir a los niños pobres y los enfermos en la campaña.

El 28 de enero de 1880, fundó en Mercedes, provincia de Buenos Aires, la Congregación de Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, destinada al cuidado y educación de niños y jóvenes, como también, a ayudar a los enfermos terminales. El 19 de marzo de 1882 hicieron su Profesión religiosa las primeras hermanas. La Congregación comenzó a desarrollarse bajo la dirección de su fundadora. En 1886 el Arzobispo, finalizado el primer período previsto de seis años, designó Superiora a Sor Catalina de Cristo. A partir del Primer Capítulo General, celebrado en 1890, la Venerable gobernó el Instituto hasta su muerte, desarrollando una actividad extraordinaria, a pesar de su escasa salud, para consolidar la obra. El 16 de junio de 1891 obtuvo el Decreto de Alabanza; el 3 de mayo de 1898, la aprobación Pontificia del Instituto y el 15 de diciembre de 1908, la aprobación definitiva de las Constituciones.

La Madre Camila Rolón viajó a Roma, Italia, donde presentó al Papa Pío X, los estatutos de su congregación, con aprobación papal, además de obtener la gracia de trasladar a Roma la Casa Generalicia, en 1910.

Murió en Roma, en 1913, a la edad de 72 años. Sus restos fueron repatriados a Argentina, velados en la Catedral de Buenos Aires y, previo solemne funeral, fueron llevados a la localidad de donde reposan en la Capilla de la Casa Generalicia de la Orden.

Proceso de beatificación[editar]

Iniciación de proceso
  • 13 de marzo de 1975: Promulgado el Decreto que permitía la Introducción de su Causa de Beatificación.
  • 23 de junio de 1992: el Congreso Especial de los Consultores Teólogos dio su voto favorable.
  • 12 de enero de 1993: los Padres Cardenales y Obispos reconocieron que la Sierva de Dios ha ejercitado en grado heroico las virtudes teologales, cardinales y anexas.
Declaración de Venerable

"Consta que la Sierva de Dios Camila Rolón de San José ha ejercitado en grado heroico las virtudes de la Fe, Esperanza y Caridad hacia Dios y hacia el prójimo, como también las virtudes cardinales de Prudencia, Justicia, Fortaleza, Templanza y las anexas, en el caso y a los efectos de que se trata".

Enlaces externos[editar]