Buraq

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Buraq, pintura mogola del siglo XVII.

Buraq (árabe: البراق, literalmente: rayo, estallido, blancura cegadora) es un equino mitológico, con cabeza de mujer y cuerpo de yegua, que aparece en la tradición islámica. Según la misma, Buraq fue quien trasladó a Mahoma de la Tierra al Cielo y de regreso durante el Isra 'y Mi'raj (viaje nocturno), el cual es uno de los capítulos del Corán. Sin embargo, ningún hadiz o texto temprano aluden a un rostro humanoide, tan solo a un "corcel hermoso" mayor que un burro y menor que una mula, descripción que probablemente se malinterpretó al traducirse al persa, extendiendo en el arte islámico persa e indio la figura con un bello rostro femenino. Las descripciones tampoco aclaran el sexo de la criatura, aunque se le suele suponer masculino, pero Ibn Sa'd hace que el ángel Gabriel se dirija a él en femenino, lo que reforzó la identificación como hembra.

El viaje al séptimo Cielo[editar]

El relato musulmán cuenta que diez años después de convertirse Mahoma en profeta, estaba en la Meca en casa de su primo, haciendo su quinta oración y después de eso se fue a orar a la Masjid Al-Haram, la mezquita de la Kaaba. Entonces, el ángel Gabriel se presentó ante él.

Antes que nada, le abrió el pecho y le sacó el corazón y lo limpió con agua bendita. Después de eso, Gabriel le regresó su corazón sin ninguna herida, después llamó a Buraq que llegó para que Mahoma lo montara. En compañía de Gabriel, viajaron a la “más lejana mezquita” (Jerusalén) más rápido que la luz. Cuando llegaron, Mahoma entró con Gabriel y asistieron a la oración en la imprecisa mezquita Tahiyyatul, que se identificó después con la mezquita de al-Aqsa.

Luego ellos ascendieron al primer Cielo y al siguiente y así sucesivamente, hasta el séptimo y más elevado, ahí Gabriel dejó a Mahoma con los otros profetas antes de continuar hasta Sidratul Muntaha para conocer a Dios. Aunque estaba muy cerca de Dios, no vio su cara. Dios mostró a Mahoma luego unas terribles escenas del infierno y el dolor de los castigos. Mahoma bajó de nuevo a la Tierra y continuó su predicación.

Enlaces externos[editar]

Información adicional
Imágenes