Brigantia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Brigantia es una ciudad construida por el rey Breogán. Según la tradición celta, Breogán construyó Brigantia con su alta torre, desde la cual se podían divisar las costas de Irlanda, distantes a más de 900 kilómetros.

El libro de las invasiones celtas Leabhar Ghabhála Érenn afirma que los hijos de Breogán pusieron la vista sobre las verdes costas irlandesas. Ith, hijo del rey, fue asesinado en Irlanda. Como represalia, los descendientes de su hermano Bile, con su hijo Míl a la cabeza, conquistaron Irlanda con tan sólo un millar de hombres.

Sin embargo, se cree que la mítica Brigantia se asocia con la ciudad romana de Brigantium, cuya ubicación actual es La Coruña (España), y la mítica Torre de Breogán sería el emplazamiento que ocupa ahora la Torre de Hércules reconstruida por los romanos en el siglo I. Algunos investigadores concuerdan en que Brigantia es La coruña, pero lo que si que se sabe es que La Coruña si que es Brigantium. la propia torre de Hercules se llamaba hasta hace poco Faro de Brigantium, también aparece en el escrito dejado por el arquitecto de la torre en el siglo I, por otra parte el topónimo Brigantium, de origen celta (la raíz briga, muy común en las ciudades celtas de la península ibérica, significa "lugar alto"),[1] probablemente representaba en la Antigüedad no a una localidad, sino a una área más amplia desde La Coruña a la ría de Betanzos o desde La coruña a la comarca de Bergantiños).

Castro de Brigantia[editar]

El castro de Brigantia ocupaba parte del emplazamiento del casco viejo de La coruña y era mas cercano aun que el castro de de Elviña, siendo el de Brigantia uno de los mas grandes de toda Galicia o el mas grande, hay cierto secretismo, misterio, prohibición y ejecución de porque la iglesia de la Colegiata de Santa María del Campose construyo en ese lugar en el siglo XII con la prohibición eclesiástica y monárquica de la época de no poder estudiar la zona. Una de las señales características clave es el antiguo y todavía actual trazado de las calles; que se encuentran en círculos respetando lo que serían los supuestos parapetos.

Quizá algún día se levante la iglesia en busca del castro; pero de momento solo podemos especular sobre el.

Referencias[editar]

  1. Pierre Malvezin (1903). Dictionnaire des racines celtiques. París: Société Filologique Française.