Blot-Sven

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Blot-Sven (fallecido alrededor de 1087) fue un rey sueco de 1084 a 1087 aproximadamente.[1] Su nombre real pudo haber sido Sven o Sverker. El nombre de Blot significa sacrificio en lengua nórdica, y alude a que el rey era de tradiciones paganas y permitió los sacrificios en los templos.

Según ciertas fuentes, era hijo del rey cristiano Haakon el Rojo, lo que resulta bastante inverosímil, pues, siendo el caso, Blot-Sven se habría casado con su propia tía. Otras fuentes apuntan a que Blot-Sven era hijo de un noble de Östergötland (quizás un antepasado del futuro rey Sverker I). Muy probablemente nació en la década de 1050, y se casaría con una de las hijas del rey Stenkil.

En el año 1084 gobernaba Suecia Inge I, un rey cristiano que pretendía llevar la cristianización a todo el país. Los suiones, que para entonces no habían aceptado de muy buena gana el cristianismo, decidieron deponerlo, principalmente porque no aceptaba que se realizaran sacrificios a los dioses nórdicos. En su lugar se designó rey al cuñado de Inge, que era pagano y que adoptaría el nombre de Blot-Sven.

Una leyenda eclesiástica posterior señala que el misionero y obispo inglés Eskil intentó persuadir a los paganos se convirtieran a la fe cristiana, pero fue lapidado[2] , convirtiéndose en el primer mártir en Suecia y en uno de los primeros santos.

Blot-Sven no fue reconocido como soberano en Västergötland, donde Inge continuó gobernando. Inge regresó a Upsala con un gran ejército en 1087, atacó la ciudad y prendió fuego a la residencia de Blot-Sven, quien al huir de las llamas sería asesinado.

Los suecos paganos designaron al hijo de Blot-Sven, Erik Årsäll, como nuevo soberano.[3] La religión nórdica pagana estaba ya muy cerca de su fin.

Referencias[editar]


Predecesor:
Inge I
Reyes vikingos de Suecia
1084-1087
Sucesor:
Erik Årsäll