Bienes club

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llaman Bienes club[1] [2] (también conocidos como “bienes artificialmente escasos”[3] o “bienes de peaje”[4] o "bienes reservados"[5] ) aquellos bienes comunes que poseen excluibilidad[6] pero, en general, no rivalidad[7] -por lo menos hasta el punto que el consumo alcanza congestión.

De acuerdo a James M. Buchanan, los bienes comunes se dividen en bienes club y bienes públicos puros. Pueden ser definidos como aquellos bienes que satisfacen las necesidades a los usuarios libremente en el momento de uso, pero implicando costos compartidos.[8] A menudo son concebidos como siendo o son administrados como un monopolio natural.

Ejemplos de bienes club son, obviamente, los ofrecidos por clubs (incluyendo los sociales y religiosos), los cines, sistemas de Televisión por cable, materiales sujetos a Derecho de autor y muchos de los servicios ofrecidos por los estados modernos a los ciudadanos (financiados a través de impuestos). Desde este punto de vista, algunos consideran incluso la Unión Europea como un “club”[9]

Notas y referencias[editar]

  1. James M. Buchanan (1965). "An Economic Theory of Clubs." Economica, 32, pp. 1-14. Reprinted in Robert E. Kuenne, ed. (2000). Readings in Social Welfare, pp. 73-85.
  2. Dieter Lukesch y otros Föderalismus aus der Sicht der ökonomischen Theorie des Klubs
  3. Paul R. Krugman: Introducción a la MICROECONOMIA
  4. Laura Alayon: Taller de Economía en la Clase de Economía Ecológica
  5. FAO: Glosario
  6. Se entiende por excludibles aquellos bienes de los cuales se puede prevenir el consumo de acuerdo a algún criterio, general, pero no únicamente, pago por el uso.
  7. Bienes que poseen “rivalidad” son aquellos cuyo consumo o uso por algún individuo en particular previene que otras personas puedan usarlo en ese momento. Un martillo, por ejemplo, es un bien sujeto a rivalidad: si alguien lo usa, nadie lo puede usar al mismo tiempo -a pesar que algún otro individuo lo podría utilizar en algún otro momento.- Algunos bienes no solo poseen rivalidad pero además “son consumibles”: una ves usados, nadie los puede volver a utilizar. No solo bienes físicos pueden ser “rivales”: una dirección de correo electrónico, por ejemplo. En ambos sentidos se dice que el uso o disfrute de un bien rival por un individuo disminuye la disponibilidad del bien a otras personas.
  8. Attiat F. Ott: The public sector in the global economy: from the driver's seat to the back seat p 48-49
  9. Ahrens, Joachim, Hoen, Herman W. And Ohr, Renate (2005): "Deepening Integration in an Enlarged EU: A Club-Theoretical Perspective", in: European Integration, Vol. 27, No. 4, pp. 417 - 439.