Bhaktivedānta Swami

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bhaktivedanta Swami Prabhupada (1896-1977).

Bhaktivedanta Swami Prabhupada (Calcuta, 1 de septiembre de 1896Vrindavan, 14 de noviembre de 1977) fue el «fundador acharya [maestro]» de ISKCON (Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna). Fue conocido como:

  • Abhay Charan DE (hasta los sesenta años de edad).
  • Bhaktivedanta Swami
  • Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami
  • Su Divina Gracia Abhay Charanaravinda Bhaktivedanta Swami Prabhupāda
  • Śrīla Prabhupāda

Biografía[editar]

Bhaktivedanta Prabhupada nació en Calcuta (Bengala, India) con el nombre de Abhay Charan DE. Su padre se llamaba Gour Mohan DE y su madre Rajani. De acuerdo con la tradición vaisnava, Abhay Charan DE tuvo una educación religiosa, aprendiendo a cantar bhajans (canciones devocionales), a tocar la mridanga (tambor de dos cabezales) y estudiando los textos sánscritos Bhagavad-guitá y Bhagavata-purana. Trabajó como vendedor de productos de farmacia.

Su maestro, Bhaktisidhanta[editar]

Bhaktisiddhanta Prabhupada (1874-1937) a los cincuenta años aproximadamente. Fotografía tomada en los años veinte.

En 1922, también en Calcuta, conoció a su maestro espiritual, Bhaktisidhanta Sáraswati Prabhupada (1874-1937), el fundador de la Gaudiya Matha (una misión krisnaísta con 64 centros en toda la India). A Bhaktisiddhanta le agradó este educado joven, y le pidió que difundiera las doctrinas krisnaístas en inglés. Abhay Charan DE se volvió su discípulo, y once años después (en 1933), en Allahabad (India), se convirtió en su discípulo formalmente iniciado.

En los años siguientes, Abhay Charan DE escribió un comentario sobre la Bhagavad-guitá, que él consideraba el más importante de todos los textos hinduistas, y asistió en las actividades de la Gaudiya Matha. En 1944, sin ninguna ayuda, comenzó una revista quincenal en inglés, llamada Back to Godhead (que en el futuro sus discípulos continuarían y publicarían en muchos idiomas; en español como De vuelta al Supremo). Él la redactaba y pasaba a máquina los manuscritos, revisaba las pruebas de galera, e incluso distribuía gratuitamente los ejemplares de la misma, y hacía grandes esfuerzos por mantener la publicación.

Abandona a su familia[editar]

La Sociedad Gaudiya Vaishnava, en reconocimiento a la erudición y a la devoción de Bhaktivedanta Prabhupada, lo honró en 1947 con el título de «Bhaktivedanta». En 1950, Bhaktivedanta Prabhupada abandonó a su familia (lo cual en India es considerado un gran avance en la vida espiritual de un hombre). Cuatro años después adoptó la orden de retiro (vanaprastha), para consagrarle más tiempo a sus estudios y escritos, y poco después viajó a la sagrada ciudad de Vrndavana. Allí vivió en el histórico templo de Radha-Damodara, dedicándose durante varios años a escribir y estudiar profundamente.

En 1959 su hermano espiritual (o sea, discípulo de su mismo maestro espiritual, Bhaktisidhanta) Bhakti Pragñana Keshava Maharash lo convenció de adoptar la orden de la vida de renunciación (sannyasa). En Radha-Damodara, Bhaktivedanta Prabhupada escribió Viaje fácil a otros planetas, y comenzó la obra maestra de su vida: traducir y comentar el Bhagavata-purana —la crema de las Escrituras vaisnavas—, una colección de libros que consta de 18.000 versos.

Viaje a Estados Unidos[editar]

Poster promocional del evento musical Mantra-Rock Dance, 29 de enero de 1967.

En 1965, después de publicar tres volúmenes del Bhagavata-purana, Bhaktivedanta Prabhupada (obedeciendo la orden que su maestro espiritual le había dado décadas atrás) viajó desde India a Estados Unidos con el propósito de predicar la religión krisnaísta en Occidente.

A fines de los años sesenta era común verlo rodeado de hippies cantando en los parques el maha-mantra:

Hare Krishna, Hare Krishna,
Krishna Krishna, Hare Hare,
Hare Rama, Hare Rama,
Rama Rama, Hare Hare

y vendiendo los libros que él mismo había traducido y editado, principalmente ensayos acerca de la reencarnación y comentarios a clásicos literarios del hinduismo como la Bhagavad-guitá.

Cuando Bhaktivedanta Prabhupada viajó a Nueva York en un buque de carga, lo hizo sin respaldo material de ningún tipo. Era ya un anciano de casi 70 años de edad, sin dinero alguno y sólo con una dirección de un simpatizante hindú en Estados Unidos.

En julio de 1966, después de casi un año de grandes dificultades, la popularidad de Bhaktivedanta Prabhupada y su canto creció a tal nivel que fue necesario agrupar a sus seguidores bajo una institución, la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna (ISKCON), que actualmente cuenta con más 108 templos y comunidades repartidas por todo el planeta.

Expansión de ISKCON[editar]

El Palacio de Oro de Prabhupada, en 1982, durante el auge de ISKCON en Estados Unidos.

En 1968, un grupo de discípulos de Bhaktivedanta Prabhupada fundaron una granja en las colinas de Virginia Occidental (Estados Unidos). Desde entonces, sus discípulos han fundado varias comunidades similares en diversos otros lugares del mundo. Todos esos sitios se han cerrado gradualmente, a lo largo de los años noventa.

En la India[editar]

Estatua de Bhaktivedanta Prabhupada en el templo Chaitania-Chandrodaia (en Maiápur), uno de los dos templos principales de ISKCON.

En 1975 se inauguraron en Vrindavana (140 km al sur de Nueva Delhi), el magnífico templo Krishna-Balarama y la Casa Internacional de Huéspedes. Después de la muerte de Prabhupada se inauguró el segundo centro más importante de ISKCON, en Maiápur (Bengala Occidental). En 1978 se inauguró en Playa Juhu (Bombay), un complejo cultural formado por un templo, un moderno teatro, una casa de huéspedes y un restaurante de cocina vegetariana.

A pesar de su avanzada edad, Bhaktivedanta Prabhupada viajó alrededor del mundo catorce veces en doce años, en giras de conferencias que lo llevaron a seis continentes. A pesar de un itinerario tan vigoroso continuaba escribiendo prolíficamente.

Bhaktivedanta Swami murió en su habitacion en el templo de Vrindavan. Posteriormente fue enterrado en sal, y sobre su tumba se construyó un opulento mausoleo.

Legado[editar]

Templo Puspa Samadhi (‘tumba de las flores’, donde se encuentra la guirnalda que portaba Bhaktivedanta Prabhupada al morir) en Maiápur), uno de los dos templos principales de ISKCON.

Bhaktivedanta Prabhupada dejó como instrucción continuar con su obra: el járinam (canto de los nombres de Krishna) y el sánkirtan (venta de sus más de ochenta libros) “en cada pueblo y aldea”.

Bhaktivedanta Prabhupada dejó al GBC (Comisión del Cuerpo Gubernamental) de ISKCON la encomienda de preservar su legado. El GBC está formado por maestros espirituales y líderes de templos de todo el mundo, que se reúnen cada año en Maiápur (Bengala Occidental, India) para conformar las políticas comunes a todos los templos del mundo.

Tras la muerte de Prabhupada, muchos de sus discípulos —desalentados por el rumbo que tomó la institución— fueron reiniciados por Sridhar Goswami (1895-1988) y otros.

Guru-kulas: internados para niños Hare Krishna[editar]

Bhaktivedanta Prabhupada también introdujo en Occidente el sistema hinduista de educación primaria y secundaria. El gurukula (‘escuela del maestro espiritual’) comenzó apenas en el año 1972, y en pocos años se expandió a muchos países del mundo.

La enseñanza se basaba en la repetición y memorización grupal de los versos de la Bhagavad-guitá, del Bhagavata-purana y otros (en sánscrito), a las que se agregaban materias regulares (como lenguaje, matemáticas, geografía, etc.).

Alimentos para la Vida (FFL)[editar]

Estatua de Bhaktivedanta Prabhupada en Nueva Vrayamandala, la granja de ISKCON en España.

«A 20 millas de un templo nadie deberá padecer hambre» fue una de las instrucciones de Bhaktivedanta Prabhupada a sus discípulos y por esto se instauró el sistema de Alimentos para la Vida (Food For Life) que ha logrado dar gratuitamente alimentos vegetarianos en escenarios como la Guerra de los Balcanes y el tsunami del 2004 en Indonesia.

Instituto Bhaktivedanta (rama científica de ISKCON)[editar]

Este fue manejado hasta el 2007 por Bhaktisvarupa Damodara Swami (el Dr. Singh, PhD), con la consigna de sintetizar la ciencia y la espiritualidad.[1]

El Bhaktivedanta Book Trust (BBT)[editar]

La contribución más significativa de Bhaktivedanta Prabhupada la constituyen sus libros. Las traducciones de sus libros se encuentran ahora disponibles en cuarenta idiomas. El Bhaktivedanta Book Trust, establecido en 1972 para publicar las obras de Prabhupada, se ha convertido así en la mayor casa editorial del mundo en el campo de la religión y la filosofía de la India. Prabhupada escribió ochenta volúmenes de traducciones, comentarios y estudios de las obras clásicas de la India. Entre sus proyectos más importantes estuvo la publicación del Sri Chaitanya-charitamrita, una obra clásica bengalí. Bhaktivedanta Prabhupada hizo la traducción y el comentario de sus dieciocho volúmenes en apenas dieciocho meses.

Críticas y acusaciones[editar]

La Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna es considerada una secta destructiva por distintos países y se ha visto en vuelta en distintos escándalos de corrupción, abuso sexual y narcotráfico. Por ello, Prabhupada es visto como un líder de secta. Investigadores y académicos han denunciado conductas crueles y sectarias de su parte, como el lavado cerebral.[2]

Según el Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia, Prabhupada actuó como un líder de secta instigando conductas nocivas para sus seguidores como el desapego a la familia, una mala alimentación o incluso el suicidio:

Estatua de Bhaktivedanta Prabhupada en el templo de ISKCON en Bangalore.

Con respecto a la familia recordemos lo que expresa Prabhupada: «Las relaciones íntimas de la familia [se refiere a padres e hijos] no son más que una enfermedad de la piel» (publicado por Mac Robert en The Boston Magazine, diciembre de 1980). Es común escuchar a los adeptos de Krishna decir: «Mamá no me beses que vas a contaminarme».

En relación a este punto recordemos lo que expresa Prabhupada en el Upadesamrita, especialmente en la pág. 79: «Otro impedimento es la prayalpa, el hablar innecesariamente. Cuando nos reunimos con algunos amigos, de inmediato comenzamos a hablar innecesariamente, lo cual suena igual a unos sapos que croan. Si tenemos que hablar, debemos hablar acerca del movimiento de conciencia de Krishna. Aquellos que no pertenecen al movimiento de conciencia de Krishna se interesan en leer montones de periódicos, revistas, novelas, en resolver crucigramas, y en hacer muchos otros disparates. De este modo la gente simplemente pierde su valioso tiempo y su energía. Todas estas actividades frívolas y otras más están incluidas dentro de la categoría de prayalpa. Las personas inteligentes interesadas en desarrollar conciencia de Krishna nunca deben participar en tales actividades».

El debilitamiento orgánico causado por los estados agudos de estrés derivados de dietas insuficientes (comidas con muy pocas proteínas), escasas horas de sueño y exceso de actividades (laborales, rituales). En el Bhagavad-guita tal como es (pág. 316) Swami Prabhupada explica el significado del texto 17: «Cualquier momento que se desprecia durmiendo innecesariamente se considera una gran pérdida. Una persona conciente de Krishna no puede soportar pasar un minuto de su vida sin ocuparse en el servicio del Señor. Por lo tanto, su dormir se mantiene al mínimo. En ese aspecto, su ideal es Rupa Gosvami, quien siempre estaba ocupado en el servicio de Krishna y quien no podía dormir más de dos horas al día, y algunas veces ni siquiera eso».

Para el final he dejado un tema que preocupa en varias sectas destructivas y de manera especial en los Hare Krishna. Me refiero al suicidio de sus miembros. En la mayoría de los escritos encontramos textos que inducen a los miembros a cometer tal aberración. Por ejemplo en El néctar de la devoción, capítulo 9, pág. 63, Prabhupada se refiere a la actuación de un fiel que escucha insultos contra Krishna: «Hay tres maneras de comportarse ante tales insultos. Si uno oye blasfemar de palabra, debe ser tan experto que pueda derrotar al adversario, entonces el siguiente paso es que uno no debe quedarse ahí mansamente, sino que debe quitarse la vida. El tercer proceso se sigue si se es incapaz de ejecutar los procesos mencionados, y consiste en que uno debe abandonar el lugar y marcharse. Si un devoto no realiza ninguno de los tres procesos mencionados anteriormente, él cae de su posición de devoción».[3]

Notas[editar]

  1. BInstitute.org (Bhaktivedanta Institute).
  2. Antonio Luis Moyano: Sectas, la amenaza en la sombra (cómo actúan, quiénes son y cómo defendernos), Madrid: Nowtilus (La Puerta del Misterio), 2002.
  3. Cita de Prabhupada en el sitio web El Ojo Escéptico.

Enlaces externos[editar]

En español[editar]

En inglés[editar]