Arturo Tudor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arturo Tudor
Duque de Cornualles, nombrado Príncipe de Gales y Conde de Chester
Anglo-Flemish School, Arthur, Prince of Wales (Granard portrait) -002.jpg
Arturo Tudor, príncipe de Gales, c. 1500. Este retrato es considerado como el único retrato contemporáneo del príncipe que ha llegado a nuestros días.
Información personal
Nacimiento 20 de septiembre de 1486
Bradgate, Leicestershire
Fallecimiento 2 de abril de 1502 (15 años)
Entierro Catedral de Worcester
Predecesor Enrique VII de Inglaterra
Sucesor Enrique VIII de Inglaterra
Familia
Casa real Casa de Tudor
Padre Enrique VII de Inglaterra
Madre Isabel de York
Consorte Catalina de Aragón

Coat of Arms of the Prince of Wales (France modern).svg
Escudo de Arturo Tudor

[editar datos en Wikidata]

Arturo Tudor (Bradgate, Leicestershire; 20 de septiembre de 1486-2 de abril de 1502) fue el hijo mayor de Enrique VII de Inglaterra y de su consorte Isabel de York. Enrique eligió el nombre de su hijo mayor en honor del rey Arturo, en parte como símbolo de sus esperanzas de renacimiento de la grandeza de Inglaterra, y en parte para enfatizar la relación de la familia Tudor con Gales.

Nacimiento[editar]

En 1485, Enrique Tudor se convirtió en rey de Inglaterra tras derrotar a Ricardo III en la batalla de Bosworth. Con el fin de fortalecer su derecho al trono inglés, Enrique recurrió a genealogistas personales para rastrear su descendencia de Cadwaladr y antiguos reyes británicos. Los historiadores reales proclamaron que Enrique estaba relacionado con el rey Arturo, e identificaron a Winchester en Hampshire como Camelot[1] . Enrique envió a su esposa Isabel de York, embarazada, al priorato de San Swithun (hoy priorato de la catedral de Winchester) para dar a luz[2] . Arturo, primogénito de Enrique e Isabel, nació en Winchester[3] el 19 o 20 de septiembre de 1486, y no solo simbolizó la unión entre la casa de Tudor y la casa de York, sino que también fue considerado un «símbolo viviente» del final de la Guerra de las Dos Rosas[1] . En opinión de sus contemporáneos, Arturo fue la gran esperanza de la recién establecida casa de Tudor[4] . Fue duque de Cornualles desde su nacimiento y se le otorgaron los títulos de príncipe de Gales y conde de Chester el 29 de noviembre de 1489.

Traslado de la Corte[editar]

Su bautizo tuvo lugar en la catedral de Winchester, oficiado por el obispo de Worcester, John Alcock. Los padrinos de Arturo fueron John de Vere, conde de Oxford, Thomas Stanley, I conde de Derby y William FitzAlan, conde de Arundel, su tía Cecilia de York y su abuela materna Isabel Woodville, que lo tuvo en brazos durante la ceremonia.

No se sabe si Arturo era un niño robusto cuando nació. Francis Bacon, escribió que Arturo era prematuro, nacido en el octavo mes, «partus octomenstris, ya que los médicos hacen prejuzgar, pero es fuerte y capaz». Algunos historiadores sugieren que su muerte se debió a una debilidad de toda la vida, pero otros no están de acuerdo. Philipa Jones ha señalado que nunca hubo ninguna discusión sobre que Arturo estuvo enfermo o débil durante su vida. Ella sostiene que Arturo estaba desposado con Catalina de Aragón a partir de los dos años: si hubiera sido débil y enfermizo, hubiera sido informado por Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los padres de Catalina.

El retrato más antiguo sobreviviente de Arturo, pintado en su o preadolescencia, le muestra con el cabello rojo Tudor, ojos pequeños y nariz de puente alto.

Infancia[editar]

Arturo fue llevado a Westminster, en noviembre de 1489, se esperaba que la ceremonia para nombrarlo príncipe de Gales, coincidirá con el nacimiento del próximo hijo real. Su madre, Isabel se puso en labor de parto durante la ceremonia y dio a luz a una hija, Margarita Tudor, el día de San Andrés. Al día siguiente, se le nombró formalmente el príncipe de Gales en la Cámara del Parlamento.

Como heredero al trono, Arturo fue educado cuidadosamente. Sus tutores fueron John Rede y el poeta ciego Bernard André (quien, en su biografía inconclusa de Enrique VII, dijo que Arturo estaba familiarizado con todos los mejores autores latinos y griegos). Arturo era conocido por ser estudioso, reflexivo y reservado. Cuando Arturo tenía 14 o 15 años de edad, Thomas Linacre (o Lynaker) comenzó a enseñarle.

Enrique, tenía como objetivo que los hijos de padres poderosos e influyentes en el reino, se volvieran amigos de Arturo. Rhys ap Thomas, fue uno de los hombres más poderosos de Gales después de la muerte de Jasper Tudor en 1495, por lo que su hijo Gruffydd ap Rhys fue elegido para servir y acompañar al joven príncipe. En ese momento Arturo tenía nueve años mientras que Gruffydd tenía 17 años, aunque no tardaron en hacerse amigos.

Gruffydd y el príncipe Arturo estaban muy unidos —y se rumoreaba que ambos mantenían una relación homosexual— aunque la relación entre ambos no está comprobrada (y se cree que es sólo un rumor), un sirviente afirmó haber visto salir a Gruffydd en altas horas de la noche de la habitación del príncipe. Sin embargo sus padres no dudaban en que era mentira.

En 1501, Gruffydd fue nombrado caballero, y estuvo con Arturo cuando regresó a Ludlow con su nueva esposa joven, Catalina de Aragón, en diciembre de 1501, y estuvo de duelo durante y después de la muerte de Arturo en 1502.

Matrimonio con Catalina de Aragón[editar]

A la edad de dos años, se arregló su matrimonio con la princesa española Catalina de Aragón. Se casaron en noviembre de 1501, y partieron hacia Ludlow en la frontera con Gales, donde Arturo residía en calidad de príncipe de Gales y presidente del Consejo de Gales y las Marcas.

Muerte[editar]

Arturo Tudor

Arturo comenzó a caer enfermo a finales de marzo, posiblemente de tuberculosis. La siguiente primavera, Arturo murió de fiebre, posiblemente por las húmedas condiciones del tiempo. Recientes investigaciones han especulado sobre la posibilidad de que la muerte de Arturo se debiera a un brote de hantavirus, o la misteriosa Enfermedad de sudoración, entre los roedores de Gales. Catalina también se enfermó, pero sobrevivió.

La cuestión de si su matrimonio con Catalina se consumó, o no[5] [6] tuvo un importante efecto posterior en la historia de Gran Bretaña. Catalina después afirmó que el matrimonio nunca fue consumado. Testigos que oyeron a Arturo hablar sobre el tema, dijeron, sin embargo que mantenía lo contrario, que tras la noche de bodas gritaba por agua, y decía que era la sed que provoca el trabajo de ser un esposo. No se sabe si hoy estas palabras eran sólo arrogancia de adolescente o tenía la intención de ocultar el hecho de que no cumplió con sus deberes maritales.[a]

La noticia de la muerte de Arturo, fue dolorosa para sus padres. Enrique estaba «naturalmente triste y dolorido», mientras que para Isabel «naturalmente la memoria materna de la gran pérdida le golpeó con tanta fuerza en el corazón, que los que estaban alrededor de ella estaban dispuestos a enviar por el Rey para su comodidad».[7] Un columnista retrató su dolor como el de la Virgen María de los Dolores al pie de la cruz, y sin embargo estaba dispuesta a consolar a su marido diciendo: «cómo Dios aun les había dado un príncipe justo, bueno y prometedor».[8] El reinado de Enrique nunca fue el mismo después de la muerte de Arturo. Así como Isabel, que murió poco después de que Enrique entró en un estado de dolor constante, la mala salud y sospecha.

Arturo fue enterrado en la catedral de Worcester. El padre de Arturo, Enrique VII quería que su funeral fuera memorable y lloró otra vez. El rey, sin embargo, no asistió al funeral y las razones de su ausencia son desconocidas, aunque muchos conjeturan que el viaje era muy largo o que estaba demasiado angustiado. La madre de Arturo, Isabel, tampoco asistió al funeral, como era la costumbre. Catalina de Aragón también se quedó en casa, mientras ella aún estaba muy enferma de la misma enfermedad que había matado a su esposo. Según la leyenda, su corazón yace enterrado en el castillo de Ludlow, mientras que su cuerpo lo está en la catedral de Worcester.[9] Su hermano menor, Enrique, heredó sus títulos, accediendo posteriormente al trono como Enrique VIII de Inglaterra. Tiempo después, una dispensa papal permitió a Enrique casarse con la viuda de su hermano, Catalina de Aragón. Los motivos que argumentó posteriormente para su divorcio fueron las circunstancias de su previo matrimonio con Arturo.

Ancestros[editar]


Predecesor:
Vacante
Último titular: Eduardo de Middleham
Príncipe de Gales
1486-1502
Sucesor:
Vacante
Siguiente titular: Enrique Tudor
Predecesor:
Vacante
Último titular: Eduardo de Middleham
Duque de Cornualles
1486-1502
Sucesor:
Enrique Tudor

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Arturo, antes de la noche de bodas, declaró que se sentía muy «lujurioso y amoroso», y sus amigos afirmaron que al día siguiente, había pedido con orgullo un poco de cerveza, diciendo que había «estado en España anoche» y que ser un marido era «trabajo sediento». No hay manera de saber si Arturo hizo esto como una broma o fue el simple hecho de ocultar que había fracasado en su deber conyugal.

Referencias[editar]

  1. a b Wagner, John; Schmid, Susan Walters (2011). Encyclopedia of Tudor England. Santa Barbara: ABC-CLIO. ISBN 978-1-59884-298-2. 
  2. Wheeler, Bonnie; Kindrick, Robert L.; Salda, Michael Norman (2000). The Malory Debate: Essays on the Texts of Le Morte Darthur. Cambridge: Boydell & Brewer. ISBN 978-0-85991-583-0. 
  3. Horrox, Rosemary (2000). Arthur, prince of Wales (1486–1502). Oxford Dictionary of National Biography. (Se requiere suscripción). Oxford University Press. doi:10.1093/ref:odnb/705. Consultado el 16-2-2017. 
  4. Gunn, Steven; Monckton, Linda (2009). Arthur Tudor, Prince of Wales: Life, Death and Commemoration. Woodbridge: Boydell Press. ISBN 978-1-84383-480-9. 
  5. Fraser, 1995, pp. 39-44.
  6. Starkey, 2004, pp. 58-73.
  7. Gunn y Monckton, 2009, p. 4.
  8. Gunn y Monckton, 2009, p. 5.
  9. Gunn y Monckton, 2009, pp. 4-5.

Bibliografía[editar]

  • Daniell, Christopher (1999). Historisk guide till England (en sueco). Lund: Historiska media. ISBN 91-88930-48-3. 
  • Fraser, Antonia (1995). Henrik VIII:s sex hustrur (en sueco). Estocolmo: Forum. ISBN 91-37-10713-5. 
  • Fraser, Antonia; Williams, Neville, eds. (1993). «The Tudors: Henry VII 1485-1509». The lives of the kings & queens of England (en inglés). Londres: Weidenfeld and Nicolson. ISBN 0-297-83238-7. 
  • Gunn, Steven; Monckton, Linda, eds. (2009). Arthur Tudor, Prince of Wales: life, death & commemoration (en inglés) (1ª edición). Woodbridge, Reino Unido: Boydell Press. ISBN 978-1-84383-480-9. 
  • Hume, Martin Andrew Sharp (1905). The wives of Henry the Eighth: and the parts they played in history (en inglés). Nueva York: Brentanos̓. OCLC 875131810. 
  • Starkey, David (2004). Six wives: the Queens of Henery VIII (en inglés). Nueva York: Harper Perennial. ISBN 978-0-06-000550-4. 
  • Suhamy, Henri (1998). Henri VIII (en francés). Monaco: Editions du Rocher. ISBN 978-2-268-02834-7.