Arconte basileus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Arconte basileus (griego: Ἄρχων Βασιλεύς) era un cargo político de la Grecia antigua. El término significa literalmente "magistrado rey".

En la Atenas clásica el arconte basileus representaba el último vestigio de la monarquía. Aunque gran parte de los poderes de ésta habían sido transferidos a otras instituciones como el Areópago y posteriormente la Boulé y la Ecclesia, el arconte basileus mantenía nominalmente la posición más alta en la política ateniense, junto con el arconte epónimo y el polemarca. El arconte basileus era el encargado de supervisar la organización de los ritos religiosos.

Originalmente el arconte basileus era elegido de entre la aristocracia ateniense (los Eupátridas) cada diez años. Después del 683 a.C el cargo era mantenido únicamente por un año, y tras las reformas de Solón, era elegido de entre los atenienses más adinerados o Pentakosiomedimnoi (Πεντακοσιομέδιμνοι). Después del 487 a.C los arcontazgos eran elegidos por sorteo.

Se cree que la mujer del arconte basileus o Basilinna tenía que desposarse y tener relaciones con Dionisos durante un festival en el Boukoleion de Atenas para garantizar la seguridad de la polis,[1]​ pero se desconoce en qué consistía la ceremonia.

Referencias[editar]

  1. Stanton, 1990, p. 7.

Bibliografía[editar]