Arcoíris lunar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fotografía de arcoíris lunar.

Un arcoíris lunar o arco iris lunar (también conocido como arcoíris blanco o sencillamente arco lunar[1] ) es un arcoíris que ocurre por la refracción de la luz, en este caso lunar, sobre una lluvia o neblina nocturna. Los arcos iris lunares son relativamente tenues, debido a la escasa cantidad de luz que llega desde la Luna. Como los arcos iris, los arcos lunares se encuentran siempre en el lado opuesto del cielo desde el que llega la luz de la luna.

Condiciones[editar]

Las mejores condiciones para que se produzca un arcoíris lunar son:

  • Cielo despejado.
  • Luna llena (cuando la luz de la luna es más brillante).
  • Justo después del crepúsculo vespertino o antes del crepúsculo matutino (cuando la luna todavía está baja).
  • Abundante humedad (por lo que es más fácil verlos en cataratas).

Es difícil distinguir los colores en un arcoíris lunar porque la luz es generalmente demasiado débil para excitar los conos receptores de colores del ojo. Sin embargo, las cámaras fotográficas sí son capaces de captar los distintos colores.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Juan Carlos Sanz y Rosa Gallego, Diccionario Akal del color, Madrid, 2001, p. 92.

Enlaces externos[editar]