Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Anne-Josèphe Theroigne
Théroigne de Méricourt par Jean Fouquet.jpg
Retrato de perfil de Théroigne de Méricourt, dibujado por Jean Fouquet y grabado por Gilles-Louis Chrétien en 1792
Información personal
Nombre completo Anne-Josèphe Theroigne de Marcourt
Nombre de nacimiento Anne Josèphe Terwagne
Nombre en francés Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt Ver y modificar los datos en Wikidata
Apodo La bella liejesa - Lambertine
Nacimiento 13 de agosto de 1762
Marcourt, antiguo Principado de Lieja y situado actualmente en la provincia belga de Luxemburgo
Fallecimiento 23 de junio de 1817, tenía casi 55 años
Hospital de la Pitié-Salpêtrière, en París (Francia)
Causa de la muerte Envejecimiento, demencia
Familia
Padres Madre: Élisabeth Lahaye; Padre: Pierre Theroigne;
Hijos Françoise-Louise
Información profesional
Ocupación Cantante, oradora

Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt, nacida como Anne-Josèphe Terwagne de Marcourt.[1]​ El nombre es una adaptación al francés del valón belga mientras que el apellido fue una forma de burla de la prensa favorable al rey. Nació el 13 de agosto de 1762 en Marcaurt, antiguo Principado de Lieja y situado actualmente en la provincia belga de Luxemburgo, falleciendo el 23 de junio de 1817 en el Hospital de la Pitié-Salpêtrière, en París.
Fue una mujer dedicada a la política y una personalidad durante la Revolución francesa.

Biografía[editar]

Familia y Juventud[editar]

[2]​Hija de Pierre Theroigne, agricultor acomodado en Xhoris y de Élisabeth Lahaye, de Marcourt, ambos en el Principado de Lieja, de donde le viene el sobrenombre de «La bella Liejesa», y más tarde "Lambertine". Era la mayor de tres hermanos. Tras la muerte de su madre, el 22 de diciembre de 1767, al nacer su tercer hijo y a la edad de cinco años queda con su padre y sus dos hermanos, Pierre-Josèphe (n. 1764) y Josèphe (n. 1767). Más tarde es confiada a vivir con una tía en Lieja y asiste a un colegio religioso de la ciudad. Cuando su tía se casa, deja de pagar el colegio y vuelve con doce años a Xhoris a la casa de su padre, quien se había vuelto a casar. Y, al año siguiente, tras desavenencias con su madrastra, se marcha del ambiente familiar en casas de agricultores para cuidar vacas con 14 años en Sougné-Remouchamps, en una casa burguesa. Al año siguiente vuelve a Lieja donde trabaja como costurera. Tras pasar por varios trabajos más, algunos con familiares y otros cuidando hijas de burgueses, con 17 años es requerida por una mujer de mundo, cortesana, de origen inglés, la señora Colbert, de la cual se hace su dama de compañía en Anvers durante cuatro años. Esta vida, conviviendo con la única figura femenina que le mostrará afecto, le permitirá llevar a cabo su formación: aprenderá a leer, escribir, cantar, tocar algún instrumento. Aprenderá canto y cuidará de los hijos de la señora Colbert.
Tras vivir un tiempo en París, prueba a hacer carrera como cantante en Londres, donde es seducida por un oficial inglés y con el cual tendrá una hija, Françoise-Louise,[3]​ que falleció por viruela en 1786. Se traslada a Italia, donde tiene diferentes parejas y contrae la sífilis, de la cual fue tratada según los tratamientos de la época con mercurio.[4]​Mantiene una relación, entre 1784 y 1787, financiera o amorosa, la correspondencia deja en la duda, con el viejo marqués Doublet de Persan,[5]​ Consejero del Parlamento de París, el cual le presta ayuda económica pero se arruina por ayudarla. En esta época utiliza el sobrenombre de Mademoiselle Campinado, trabajando como cortesana en París. Traba relación con un "castrato" italiano, Giusto Fernando Tenducci, que le hace brillar en su carrera de cantante, pero también firmar un contrato leonino, abusador. La lleva a Génova, Italia, para cantar y explotarla comercialmente, teniendo que recurrir a amigos para anular el contrato. Estando sin dinero tiene que recurrir a un banquero suizo, Jean-Frédéric Perregaux, pidiéndole ayuda para volver a Nápoles y Roma, con cargo al Marqués de Persan, así como cartas de recomendación. Estando en Roma, al enterarse de la convocatoria de los Estados Generales por parte del rey Luis XVI, decide volver a Francia.

Papel en "La Revolución Francesa"[editar]

Escarapela Tricolor y Asamblea Nacional[editar]

Llegó a Francia el 11 de mayo de 1789. Para no faltar a los sucesos, reuniones y asambleas que estaban ocurriendo, se trasladaba a Versalles y frecuentó las tribunas de la Asamblea. Era la única mujer en las tribunas y con el fin de evitar la discriminación vestía ropa de hombre. Utilizaba ropa de amazona, moda lanzada en 1767 en el cuadro de Madame du Barry,(Cuadro),[6]​ pintado por Hubert Drouais. Tenía tres trajes: uno blanco, otro rojo y el tercero negro. Sus enemigos la describen siempre vestida de rojo, como sanguinaria.[7]
Aquí cambia su apellido Anne-Josèphe Théroigne, pues su apellido Théroigne es la forma francesa del valón Terwagne.[8]​ Su primera participación fue el 17 de julio de 1789, mientras el rey Luis XVI estaba en el Ayuntamiento de París, vistiendo una escarapela tricolor.
El 4 de agosto de 1789 asistió al importante encuentro de la Asamblea Nacional, discutiendo la expansión de la revolución. Al final del mes fue aprobada la Declaración de los Derechos del Hombre y de el Ciudadano. Entonces decide cambiarse a la calle Rue de Noailles, en Versalles, para estar segura de poder participar en todas las reuniones de la Asamblea Nacional. Allí aprendió mucho sobre los eventos que estaban sucediendo, como la Marcha sobre Versalles, aunque no participó activamente. Empezó a comprender los problemas que estaban sucediendo y comenzó a ayudar.
Durante los días 5 y 6 de octubre de 1789, Anne-Josèphe Théroigne está en Versalles cuando se produce la Marcha sobre Versalles, aunque no forma parte de la multitud, como posteriormente se le imputó, compuesta en su mayor parte por mujeres y que protestan por el alto precio así como la escasez de pan[9]​ y que parten de París el 5 llegando a Versalles de madrugada, invadiendo el Palacio la muchedumbre. Dos guardias de la zona de la reina María Antonieta murieron. Al final de la mañana la familia real deja Versalles y vuelve a París, instalándose en las Tullerías.
El 19 de octubre de 1789 la Asamblea también se traslada a París, donde ya también lo había hecho la familia real. Ella, siguiendo a la Asamblea se marcha igualmente. En la ciudad tiene un salón en el cual se reunían personajes políticos como Sieyès, Camille Desmoulins, Jérôme Pétion de Villeneuve, Brissot, Fabre d'Églantine e incluso Louis de Saint-Just. También se relaciona con el matemático Charles-Gilbert Romme. Aquí es cuando sus amistades la empezaron a llamar "la bella liejesa"

Sociedad de Amigos de la Ley[editar]

En enero de 1790 fundó junto a Charles-Gilbert Romme la Sociedad de Amigos de la Ley, un club o sociedad que buscaba fomentar y ayudar el trabajo patriótico en las provincias, informando al pueblo de las actividades de la Asamblea.[10]
El club tuvo una corta existencia y Anne-Josèphe volvió al entusiasmo revolucionario en el Club des Cordeliers así como en las gradas de la Asamblea Nacional. Théroigne comenzó a darse cuenta que la mayor parte de los partidarios de la revolución estaban interesados en los derechos de los hombres, como varones, pero no en los derechos de las mujeres.
Frustrada por las pocas oportunidades para las mujeres en la Asamblea, trabajó para la creación de clubes y sociedades patrióticas de mujeres o mixtas.

Habladurías de la prensa[editar]

A comienzos de noviembre de 1789, la prensa realista parisina comenzó a publicar artículos en los que ridiculizaba y trataba de forma infame a Théroigne, tratándola como "puta de los patriotas" o "jefa de guerra". Se convierte en el objetivo de los contrarrevolucionarios. De acuerdo con estos panfletos, ella había asaltado de Bastilla y dirigido las protestas de la Marcha sobre Versalles; luchó contra los soldados, siempre estaba donde había más protestas, vistiendo su traje escarlata y su penacho negro.[11]​ También fue presentada como una libertina, que se acostaba con todos los diputados del pueblo y un periodista escribió que cualquier representante (de la Asamblea Nacional), podía ser el padre de su hijo.[12]​El 10 de noviembre de 1789, el periodista realista y satírico Louis René Quentin de Richebourg de Champcenetz, la llama "Théroigne de Méricourt ", transformando su apellido en nombre y deformando su localidad natal Marcourt en Mericourt.
La campaña de calumnias estaba tan bien orquestada que en 1791 su reputación como mujer sulfurosa, peleona y libertina queda establecida, hasta el punto que incluso un autor tratar de beneficiarse de esto incluyendo en la segunda edición del libro "Catecismo Libertino" la mención <<Por las Señora Théroigne>>.[13]

Exilio y arresto[editar]

Tras las jornadas de la Marcha sobre Versalles, una denuncia es presentada, citando a Reine Audu y a Théroigne de Mericourt a comparecer para ser interrogadas. Esta orden, de fines de agosto de 1790, hace que decida abandonar París rápidamente y se refugie en Lieja. En febrero de 1791 intenta volver a París para cobrar unas deudas, siendo detenida por un grupo de emigrados franceses que la entregan a los austriacos, encerrándola en la fortaleza de Kufstein, en Tirol. Allí fue interrogada sobre sus actividades revolucionarias, tomándola por una espía subversiva. Quizás estaban influidos por las noticias publicadas en la prensa donde se exageraba su participación en la revolución francesa. El gobierno de la Asamblea francés negocia con el emperador Leopoldo II su puesta en libertad, que se produce en julio de 1791. Esta detención aumenta su popularidad en París, donde vuelve a fines del año 1791[14]​,[15]

La vuelta a París[editar]

El 26 de enero de 1792 , hace una entrada triunfal en La Sociedad de Amigos de la Constitución o Club de los Jacobinos.[16]​Se coloca al lado de Brissot y afirma ser totalmente republicana y contraria de los realistas, a los que llama "partido de los aristócratas". También se manifiesta en contra de la burguesía, que quiere que las mujeres se queden en casa, lo cual le ganó enemigos incluso del lado de la Revolución.
Es partidaria de la guerra y en la primavera de 1792 intenta crear un batallón de mujeres dispuestas a luchar para defender la ciudad. Sin embargo, resultó impopular esta medida y fue denunciada a los jacobinos por causar inquietud en el Barrio de San Antonio de París.
El 6 de marzo de 1792, Pauline Léon presentó a la Asamblea Legislativa una petición firmada por más de 320 mujeres para tener el derecho de crear una Guardia Nacional femenina. Veinte días más tarde, delante de la Sociedad Fraternal de los Mínimos, invita a las ciudadanas a organizarse como cuerpos armados declarando "Rompamos nuestras cadenas, es el tiempo al fin de que las mujeres salgan de su vergonzosa nulidad, donde la ignorancia, el orgullo y la injusticia de los hombres, que las han esclavizado durante tanto tiempo".[17]​Reclama la igualdad política para las mujeres, pasando por la demanda de poder llevar armas.

Asalto a las Tullerías[editar]

El 10 de agosto de 1792 participa en el asalto al Palacio de las Tullerías junto con el pueblo de París. El periodista realista Jean-Gabriel Peltier acusa falsamente a Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt de haber promovido y participado en el linchamiento del panfletista realista François Suleau una hora antes del asalto a las Tullerías, que habría estado motivada por las burlas que habría hecho a su vuelta. Estas calumnias fueron desastrosas para Théroigne.[18]
Empieza a cambiar de actitud y pide moderación y un apaciguamiento para que las mujeres puedan desempeñar un papel importante en los acontecimientos. Para evitar una guerra civil, en la primavera de 1793, propone crear en cada sección una magistratura dirigida por seis honrados ciudadanos, que vestidos con una bufanda en la que se escribiría "Amistad y hermandad", podrían evitar los conflictos entre los diferentes partidarios de los movimientos.[19]
El 13 de mayo de 1793, la Asamblea Nacional Constituyente la acusa de apoyar a Brissot, jefe del grupo de los Girondinos, es atrapada y llevada aparte por un grupo de mujeres jacobinas que la tratan de brissotiana, de girondina, la desnudan y la azotan públicamente. La intervención de Jean Paul Marat puso fin a la agresión de Las Costureras o Tricoteuses. La violencia de este ataque y agresión fue minimizada y objeto de burla por parte de la prensa jacobina o de la montaña. Pero mostró sufrir de problemas mentales a partir de entonces.

Internamiento y muerte[editar]

Para Jules Michelet, Edmond et Jules de Goncourt[20]​la humillación de esta agresión será el origen de su locura y que le hará alternar con trastornos persecutorios. Aunque también pudo influir el miedo a ser guillotinada o por el avance de su enfermedad venérea, la sífilis y la neurosífilis y los efectos del mercurio en el organismo. Mujeres muy activas en la revolución como Olympe de Gouges y Madame Roland fueron guillotinadas el 3 y el 8 de noviembre de 1793.
En la primavera de 1794, su hermano solicita su tutela y la hace internar el 20 de septiembre de 1794 en el asilo de Faubourg Marceau , consiguiendo de esta forma evitar una acusación política y la guillotina, aunque los primeros informes la declararon sana. Se produjeron diversos internamientos en centros mentales en los siguientes años. Se entrega a ritos de purificación, viviendo en su casa desnuda y vertiendo cubos de agua helada sobre ella. El médico alienista Philippe Pinel humaniza su tratamiento psiquiátrico. Al final, en 1807 fue ingresada en el Hospital de la Pitié-Salpêtrière, donde permaneció hasta su muerte el 23 de junio de 1817. Entre 1812 y 1817 fue tratada por el médico alienista Jean Étienne Esquirol, que le hizo un retrato.
En 1808 Regnaud de Saint-Jean d’Angély, consejero de Napoleón pidió una investigación administrativa para conocer si el internamiento de Théroigne de Méricourt no estaba vinculado a un posible espolio de sus bienes y patrimonio, por parte de su hermano Joseph Terwagne.[21]

Obras[editar]

  • Catéchisme libertin à l’usage des filles de joie et des jeunes demoiselles qui se destinent à embrasser cette profession, (1791)
  • Discours prononcé à la Société fraternelle des minimes, le 25 mars 1792, l'an quatrième de la liberté, par Mlle Théroigne, en présentant un drapeau aux citoyennes du faubourg S. Antoine, (1791) Texto escaneado en francés PDF
  • Aux 48 sections (1792), Archivo escaneado en francés PDF. Texto retranscrito
  • La Lettre-mélancolie, Carta escrita en 1801 a Danton, muerto en 1794, transcrita por Jean-Pierre Ghersenzon, éd. établie par Jackie Pigeaud, Verdier / L’Éther Vague, 2005.

La Musa Inspiradora[editar]

La vida de Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt la convierten en una de las primeras feministas de la historia, que sigue inspirando a pintores, poetas, escritores y compositores. En 1830 Eugène Delacroix se inspiró en la Revolución de 1830 o de las Tres Gloriosas y en la vida de Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt para su cuadro La Libertad guiando al Pueblo.[22]
Su vida también inspiró el poemario Las flores del mal, publicado en 1857, de Charles Baudelaire.[23]Las flores del mal con los versos siguientes: “¿Habéis visto a Théroigne, amante de las matanzas, / excitando al asalto a un pueblo sin calzado, / con las mejillas y los ojos de fuego, representando a su personaje, / y subiendo, con el sable en la mano, las escaleras reales?”[24]
En 1902 Paul_Hervieu escribió una obra de teatro en 6 actos,[25]​ Théroigne de Méricourt. Sarah Bernhardt pondrá su voz en la obra.[26]
El compositor belga, flamenco, Auguste De Boeck escribió la ópera Théroigne de Méricourt en 1900 basándose en un libreto de Leonce du Castillon.
Su vida ha inspirado igualmente la novela Et embrasser la liberté sur la bouche de Philippe Séguy, publicada en 2011. Igualmente aparece como un personaje en la novela de Hilary Mantel publicada en 1992 y llamada A Place of Greater Safety.
También aparece en diversas misiones del videojuego Assassin's Creed: Unity (2014)

Feminismo[editar]

Aunque la palabra "feminismo" no aparece en el vocabulario francés hasta 1837, no hay ninguna duda que Théroigne era feminista, ya que para ella, las mujeres "tienen los mismos derechos naturales que los hombres, de suerte que es extremadamente injusto que no tengamos los mismos derechos en la sociedad". Este discurso provoca la cólera de la prensa contrarrevolucionaria, siendo objeto de mofas, burlas y comentarios despectivos, tratándola como una libertina, contraria a la feminidad."Puta patriota con 100 amantes cada día, pagando cada uno 100 sueldos en contribución a la Revolución, ganados con el sudor de su cuerpo". Cuando Francia entra en guerra con Austria en abril de 1792, ella hace campaña por los derechos de las mujeres de llevar armas: "Francesas, os digo de nuevo, elevemos la altura de nuestros destinos, rompamos nuestras cadenas. Es el tiempo al fin que las mujeres salgan de la vergonzosa nulidad a la cual la ignorancia, el orgullo y la injusticia de los hombre las han esclavizado durante tanto tiempo".
Pero su estilo, su ropa y sus opiniones políticas la hacen impopular entre las mujeres del pueblo, ya que no su mentalidad no estaban preparada para tantos cambios. Sus proclamas eran adelantadas a muchas de las mujeres de su época. En vano escribió apasionados panfletos instando a la elección de mujeres como representantes, con "el honroso deber de unir a los ciudadanos e inculcarles el respeto de la libertad de opinión".
El ataque por parte de mujeres jacobinas, a las que ella estaba defendiendo, que la desnudaron y azotaron públicamente delante de las puertas de la Convención, hizo que quizás no se restableciera y sufriera un trauma con esta agresión.[27]

Historiografía[editar]

La vida de Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt ha suscitado muchas pasiones, de tal forma que los trabajos sobre ella no están exentos de prejuicios ligados a la época del autor. Es descrita como una venturera, una mujer dedicada al amor en la locura, una heroína dedicada a su causa.[28]
Alphonse de Lamartine la ha desdrito en su obra Historia de los Girondinos, obra de 1847, como una aventurera, una mujer impura, pensando que "Al atacar a los aristócratas , pensó en rehabilitar su honor...".[29]​Lamartine y Alejandro Dumas creen las denuncias del asesinato del panfletista realista Jean-Gabriel Peltier.[30]
Jules Michelet se equivoca y atribuye el castigo frente a la Convención a varones en "Las mujeres de la Revolución", publicada en 1854, defendiendo la imagen romántica de la mujer dedicada al instinto maternal y al amor.
En los Retratos Íntimos del siglo XVIII, de 1857, los Hermanos Goncourt hacen de ella una heroína que"intoxicada, corre furiosamente llevando la muerte..."
En 1989, año del Bicentenario de la Revolución, Élisabeth Roudinesco, psicoanalista e historiadora asocia el destino de Anne-Josèphe Théroigne de Méricourt al de la Revolución: "Mientras que fuera apoyado por el ideal revolucionario, la locura de Théroigne podía permanecer oculta...". Por eso la locura de Théroigne se precipita cuando la Revolución entra en el periodo del Terror.[31]
Sin embargo, los trabajos de Léopold Lacour,[32]​ en tanto que historiador del feminismo y de François-Alphonse Aulard, como historiador de la Revolución son más exactos.

Homenajes[editar]

La ciudad de Lieja le rindió homenaje poniendo el nombre de "La bella Liejesa" a una pasarela que cruza el río Mosa, en francés Meuse. Entró en funcionamiento el 2 de mayo del 2016
La ciudad de París abrió en 2005 la calle Rue Théroigne de Méricourt[33]
Synergie Wallonie pour l'égalité entre les femmes et les hommes, es una asociación sin ánimo de lucro, concede desde 2004 el Premio "Théroigne de Méricour" a toda mujer militante o que haya militado y defendido por los derechos de emancipación de las mujeres.

Obra[editar]

  • Discours prononcé à la Société fraternelle des minimes, le 25 mars 1792, l'an quatrième de la liberté, par M. Théroigne, en présentant un drapeau aux citoyennes du faubourg S. Antoine (1791) Texto en francés
  • Aux 48 sections (179?) Texto en francés

Referencias[editar]

  1. El apellido Méricourt fue inventado por la prensa realista, formando una aliteratión con su localidad natal, Marcourt.
  2. Christiane Marciano-Jacob, Théroigne de Méricourt (1762-1817) ou la femme écrasée, Le Sémaphore, 2001
  3. Christiane Marciano-Jacob, Théroigne de Méricourt (1762-1817) ou la femme écrasée, Le Sémaphore, 2001, p. 40
  4. Stéphane Bern, Secrets d'Histoire, vol. 8, Albin Michel, octubre 2018, 368 p. (ISBN 978-2-226-43841-6), p. 224 à 239
  5. Chevalier de Persan, comte de Dunet et de Pateau, il appartient à une riche famille noble
  6. «Comtesse du Barry », sur Réunion des Musées Nationaux (consulté le 20 mars 2016)
  7. «Comtesse du Barry » [archive], sur Réunion des Musées Nationaux (consulté le 20 mars 2016)
  8. Roudinesco 1989, p. 19.
  9. Catherine Marand-Fouquet, « Destins de femmes et révolution », dans Évelyne Morin-Rotureau (dir.) et al., 1789-1799 : combats de femmes : les révolutionnaires excluent les citoyennes, Autrement, coll. « Mémoires » (no 96), 2003, 244 p. (ISBN 2-7467-0397-1,
  10. Élisabeth Roudinesco (1989), Théroigne de Méricourt, une femme mélancolique sous la Révolution; ISBN 9782020103817, pág. 35
  11. Élisabeth Roudinesco (1989), Théroigne de Méricourt, une femme mélancolique sous la Révolution; ISBN 9782020103817, pág. 31
  12. Hamel, Frank (1911). A woman of the revolution, Théroigne de Méricourt. New York: Brentano's. ISBN 978-1-341-35576-9, pág 119
  13. Catéchisme libertin, The Project Gutenberg EBook [archive].
  14. Martial Poirson, Musée Lambinet, Amazones de la Révolution : des femmes dans la tourmente de 1789, Montreuil, Gourcuff Gradenigo, octubre 2016, 199 p. (ISBN 9782353402526 et 2353402526, OCLC 960929471), p. 55-67
  15. Jacqueline Dauxois, Les jupons de la Révolution : Talleyrand, Théroigne de Méricourt, Marat, Mme Tallien, JC Lattès, 1989, p. 127-132
  16. Elisabeth Roudinesco, Théroigne de Méricourt, Paris, Seuil, 1989, 313 p., p. 105
  17. Dominique Godineau, « De la guerrière à la citoyenne. Porter les armes pendant l’Ancien Régime et la Révolution française », Clio. Femmes, Genre, Histoire, 1er noviembre 2004 (ISSN 1252-7017, DOI 10.4000/clio.1418)
  18. Olivier Blanc, « Anne Théroigne de Méricourt, violente ou humaniste ? », Féministes en tous genres, 26 avril 2015 (leer en línea [archive])
  19. «Théroigne de Méricourt, Anne-Josèphe (1762-1817). Aux 48 sections ([Reprod.]) [signé : Théroigne]. 179.. » [archive], sur Gallica, 179[2] (consultado el 4 febrero 2016
  20. Olivier Blanc, « Théroigne de Méricourt sous la Terreur. Violences subies et dépression », L'obs, 3 mai 2015 (leer en línea [archive])
  21. Marcellin Pellet, Etude historique et biographique sur Théroigne de Méricourt : avec deux portraits et un fac-similé d'autographe, Paris, Maison Quantin, 1886, 126 p. (leer en línea [archive]), p. 117
  22. Alain Leclercq, Histoires oubliées de Belgique, éditions Jourdan, juin 2013 (ISBN 9782874662768 )
  23. baudelaire.litteratura.com [archive]«Avez-vous vu Théroigne, amante du carnage, / Excitant à l’assaut un peuple sans souliers, / La joue et l’œil en feu, jouant son personnage, / Et montant, sabre au poing, les royaux escaliers ? » Charles Baudelaire, Les Fleurs du Mal, LIX. « Sisina »
  24. Baudelaire, Charles (s/f). Obras selectas. Edimat. p. 114. 
  25. «Théroigne de Méricourt : pièce en 6 actes, en prose » [archive], sur Gallica
  26. document MP3 [archive], Sarah Bernhardt, « Le rêve de Théroigne de Méricourt », fragment de la scène VIII, acte V, de Théroigne de Méricourt, pièce de Paul Hervieu, enregistré à Paris, janvier-février 1903.
  27. Peter McPhee, « Théroigne de Méricourt, une révolutionnaire féministe méconnue » [archive], sur The Conversation, 3 janvier 2019 (consulté le 18 avril 2019
  28. Catherine Marand-Fouquet, « Destins de femmes et révolution », dans Évelyne Morin-Rotureau (dir.) et al., 1789-1799 : combats de femmes : les révolutionnaires excluent les citoyennes, Autrement, coll. « Mémoires » (no 96), 2003, 244 p. (ISBN 2-7467-0397-1
  29. Alphonse de Lamartine, Histoire des Girondins, 1847
  30. Olivier Blanc, « Anne Théroigne de Méricourt, violente ou humaniste ? », Féministes en tous genres, 26 avril 2015
  31. Elisabeth Roudinesco, Théroigne de Méricourt, Paris, Seuil, 1989, 313 p., p. 105
  32. Léopold Lacour, Les Origines du féminisme contemporain. Trois femmes de la Révolution, Paris, 1910
  33. Dénomination rue Théroigne de Méricourt archive

Bibliografía[editar]

  • Condorcet, De Gouges, De Lambert y otros (1993). La ilustración olvidada. La polémica de los sexos en el siglo XVIII. Madrid: Editorial Anthropos. ISBN 84-7658-408-3. 
  • Jackie Pigeaud (ed.), Théroigne de Méricourt, La Lettre-mélancolie, Lettre adressée en 1801 à Danton (mort en... 1794), transcripte par Jean-Pierre Ghersenzon, Verdier / L’Éther Vague, 2005.