Aneurisma de aorta abdominal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Aneurisma de aorta abdominal
Blausen 0001 AbdominalAorticAneurysm 01-es.png
Especialidad cirugía vascular
Síntomas Ninguno, dolor abdominal, de espalda o de piernas [1]
Factores de riesgo Tabaquismo , hipertensión arterial , otras enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos , antecedentes familiares , síndrome de Marfan [1]
Diagnóstico Imágenes médicas ( diámetro de la aorta abdominal > 3 cm)
Tratamiento Cirugía ( cirugía abierta o reparación de aneurisma endovascular )[1]
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Aneurisma de aorta abdominal,[2][1]​es una dilatación localizada de la aorta abdominal cuando el diámetro es más grande que 3 cm o 50% más grande de lo normal.[3]​ Normalmente no causan síntomas sino cuando se rompen.[3]​ Ocasionalmente quizás haya dolores en el abdomen, espalda o pierna.[4]​ Aneurismas grandes pueden sentirse a veces con empujar el abdomen.[4]​ Rupturas pueden resultar en dolor en el abdomen o la espalda, hipotensión o síncope (un desmayo breve).[3][5]

Aneurismas de aorta abdominales son más comunes en varones con más de 50 años; también una historia de la enfermedad en la familia es un factor de riesgo.[3]​ Otros factores que aumentan el riesgo incluyen fumar, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.[6]​ Condiciones genéticas con un riesgo aumentado de riesgo incluyen el síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers-Danlos. Un aneurisma de aorta abdominal es la forma más común de aneurismas de aorta.[7]​ Aproximadamente 85% ocurren bajo del nivel de los riñones con los demás ocurriendo o a nivel con los riñones o por encima de ellos.[3]​ En los Estados Unidos se recomiendan hacer un cribado con ultrasonido a hombres entre los 65 y 75 años con una historia de haber fumado.[8]​ En el Reino Unido se recomienda que todos los hombres con más de 65 años deben recibir un cribado.[3]​ Después de haber encontrado un aneurisma se practica más ultrasonidos regularmente.[4]

La mejor forma de prevenir la enfermedad es no fumar. Otros métodos incluyen tratar hipertensión, tratar hipercolesterolemia y no tener sobrepeso. Normalmente se recomienda cirugía cuando el diámetro de un aneurisma de aorta abdominal tiene un tamaño de hasta >5.5 cm en varones y >5.0 cm en mujeres.[3]​ Otras razones para reparar el aneurisma incluyen la presencia de síntomas y un aumento rápido en tamaño.[4][3]​ En comparación con la cirugía abierta, la reparación del aneurisma endovascular tiene menos riesgo de la muerte a corto plazo cuando el enfermo está ingresado en un hospital pero no siempre existe esta opción.[3][9][10]​ Parece que no existan diferencias entre los dos tratamientos en el largo plazo.[11]​ Con la reparación del aneurisma endovascular existe una necesidad más alta de repetir los procedimientos.[12]

Aneurismas de aorta abdominales afectan entre 2% y 8% de hombres con más de 65 años. En los enfermos con un aneurisma que es menor de 5.5 cm el riesgo de ruptura en el primer año es menos de 1%. Entre los aneurismas entre 5.5 y 7 cm el riesgo es aproximadamente 10% mientras que los enfermos con un aneurisma más grande de 7 cm es aproximadamente del 33%. Si ocurre una ruptura la mortalidad es entre 85-90%.[3]​ Durante el año 2013, los aneurismas de aorta causaron 152 000 muertos, mientras que en 1990 habían de 100 000 los fallecidos por esa causa.[13]​ En los Estados Unidos los aneurismas de aorta abdominales resultaron en entre 10000 y 18000 muertos en 2009.[7]

Ilustración esquemática de la génesis del flujo turbulento en el interior de la aorta abdominal.

Investigación preclínica[editar]

Los mecanismos que conducen al desarrollo de los AAA todavía no son totalmente comprendidos, a nivel celular y molecular. De modo a mejor estudiar la patofisiología de esta enfermedad, es frecuentemente necesario recorrer a modelos experimentales en animales. Frecuentemente se cuestiona hasta qué punto estos modelos representan de forma adecuada la enfermedad humana. Aunque no exista ningún modelo que la represente al 100%, todos los modelos que existen enfocan un mecanismo patofisiológico diferente. Usando en conjunto los resultados obtenidos a través de diferentes modelos animales con la investigación clínica, se puede obtener una mejor visión de conjunto sobre la patofisiología del AAA. Los modelos animales más comunes son roedores (ratones y ratas), aunque en ciertos estudios que implican probar nuevos instrumentos preclínicos o procedimientos quirúrgicos, animales como las ovejas o los cerdos son más comúnmente usados. Los diferentes modelos en roedores pueden ser clasificados de acuerdo con diferentes aspectos. Existen los modelos de disección o no disección y los modelos genéticamente determinados o químicamente inducidos. Los más frecuentemente usados son el modelo de infusión de angiotensina II en ratones ApoE -/- (modelo de disección, químicamente inducido), el modelo del cloruro de calcio (no disección, químicamente inducido) y el modelo de la elastasa (no disección, químicamente inducido).[14][15]

Referencias[editar]

  1. a b c d Shaw, Palma M.; Loree, John; Gibbons, Ryan C. (2021). Abdominal Aortic Aneurysm (en inglés). StatPearls Publishing. Consultado el 19 de septiembre de 2021. 
  2. Logan, Carolynn M.; Rice, M. Katherine (1987). Logan's Medical and Scientific Abbreviations. Philadelphia: J. B. Lippincott Company. p. 3. ISBN 0-397-54589-4. 
  3. a b c d e f g h i j Kent KC (27 de noviembre de 2014). «Clinical practice. Abdominal aortic aneurysms.». The New England Journal of Medicine 371 (22): 2101-8. PMID 25427112. doi:10.1056/NEJMcp1401430. 
  4. a b c d Upchurch GR, Schaub TA (2006). «Abdominal aortic aneurysm». Am Fam Physician 73 (7): 1198-204. PMID 16623206. 
  5. Spangler R, Van Pham T, Khoujah D, Martinez JP (2014). «Abdominal emergencies in the geriatric patient.». International journal of emergency medicine 7 (1): 43. PMID 25635203. doi:10.1186/preaccept-3303381914150346. 
  6. Wittels K (noviembre de 2011). «Aortic emergencies.». Emergency medicine clinics of North America 29 (4): 789-800, vii. PMID 22040707. doi:10.1016/j.emc.2011.09.015. 
  7. a b «Aortic Aneurysm Fact Sheet». cdc.gov. 22 de julio de 2014. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  8. LeFevre ML (19 de agosto de 2014). «Screening for abdominal aortic aneurysm: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement.». Annals of Internal Medicine 161 (4): 281-90. PMID 24957320. doi:10.7326/m14-1204. 
  9. Thomas DM, Hulten EA, Ellis ST, Anderson DM, Anderson N, McRae F, Malik JA, Villines TC, Slim AM (2014). «Open versus Endovascular Repair of Abdominal Aortic Aneurysm in the Elective and Emergent Setting in a Pooled Population of 37,781 Patients: A Systematic Review and Meta-Analysis.». ISRN cardiology 2014: 149243. PMID 25006502. doi:10.1155/2014/149243. 
  10. Biancari F, Catania A, D'Andrea V (noviembre de 2011). «Elective endovascular vs. open repair for abdominal aortic aneurysm in patients aged 80 years and older: systematic review and meta-analysis.». European journal of vascular and endovascular surgery 42 (5): 571-6. PMID 21820922. doi:10.1016/j.ejvs.2011.07.011. 
  11. Paravastu SC, Jayarajasingam R, Cottam R, Palfreyman SJ, Michaels JA, Thomas SM (23 de enero de 2014). «Endovascular repair of abdominal aortic aneurysm.». The Cochrane database of systematic reviews 1: CD004178. PMID 24453068. doi:10.1002/14651858.CD004178.pub2. 
  12. Ilyas S, Shaida N, Thakor AS, Winterbottom A, Cousins C (febrero de 2015). «Endovascular aneurysm repair (EVAR) follow-up imaging: the assessment and treatment of common postoperative complications.». Clinical radiology 70 (2): 183-196. PMID 25443774. doi:10.1016/j.crad.2014.09.010. 
  13. «Global, regional, and national age-sex specific all-cause and cause-specific mortality for 240 causes of death, 1990-2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013.». Lancet 385 (9963): 117-71. 17 de diciembre de 2014. PMC 4340604. PMID 25530442. doi:10.1016/S0140-6736(14)61682-2. 
  14. Sénémaud, Jean; Caligiuri, Giuseppina; Etienne, Harry; Delbosc, Sandrine; Michel, Jean-Baptiste; Coscas, Raphaël (2017-03). «Translational Relevance and Recent Advances of Animal Models of Abdominal Aortic Aneurysm». Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology (en inglés) 37 (3): 401-410. ISSN 1079-5642. doi:10.1161/ATVBAHA.116.308534. Consultado el 26 de septiembre de 2021. 
  15. Daugherty, Alan; Cassis, Lisa A. (1 de marzo de 2004). «Mouse Models of Abdominal Aortic Aneurysms». Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology 24 (3): 429-434. doi:10.1161/01.ATV.0000118013.72016.ea. Consultado el 26 de septiembre de 2021.