Alabastrón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alabastrón en pasta de vidrio.
Alabastrón antiguo de figuras negras y de fondo blanco, hacia 540 a. C..

Alabastrón (griego antiguo αλάβαστρον;[1] plural: alabastra o alabastrones) es un recipiente de pequeño tamaño usado en la antigüedad para contener ungüentos o perfumes.[2]

Características[editar]

La mayoría de los alabastrones tienen un cuerpo estrecho con extremo redondeado, un cuello estrecho y una amplia y abierta boca. A menudo carecen de asas, pero algunos tipos tienen unas protuberancias en forma de oreja en las que se practicaban unos agujeros. A través de estos se introducían cordeles para su transporte.

Su cuerpo es estrecho y alargado, similar a la forma del ánfora, y parecido a otros dos ungüentarios, el lecito y el aríbalo. Su cuello es alargado y estrecho para dejar escapar sólo una reducida cantidad de líquido, gota a gota. En la embocadura del alabastrón, el labio es ancho y plano para permitir la aplicación del aceite sobre la piel.

Su fabricación generalmente era en terracota (cerámica), aunque se han descubierto ejemplares de pasta de vidrio o de alabastro en las costas del Mar Mediterráneo. Como los vasos de esta época, las decoraciones eran muy ricas y finamente pintadas.

En Egipto[editar]

Su origen se remonta alrededor del siglo XI a. C., en el Antiguo Egipto, como recipientes de alabastro —de ahí el nombre— pero se difundió a través de la Antigua Grecia a otras partes del mundo clásico.

La mayoría de los tipos de alabastrones tuvieron un cuerpo estrecho con una base redondeada, un cuello estrecho y largo. Normalmente, no tenían asas, pero ciertos tipos estaban dotados con una oreja en forma de patas o de agujeros que permitía la introducción de un cordel para facilitar su manipulación.

El diseño del primer alabastrón egipcio se inspiró en las palmeras, con una forma en columnas. Más tarde se fabricó en vidrio decorado, con diversos motivos decorativos, tales como las vieiras, las guirnaldas, motivos abstractos o anillos en zigzag.

En Grecia[editar]

De origen corintio, el alabastrón se difundió en Grecia alrededor del siglo VII a. C., presentando tres tipos distintos: el original corintio de forma bulbosa, de 8 a 10 cm.; una versión más estilizada común en la cerámica de la Grecia oriental, Etruria, y la italo-corintia. Y el alabastrón ático, de unos 10 a 20 cm, con una base redondeada y asas en forma de orejas.

La decoración, finamente ejecutada, representaba a menudo escenas típicas de la época. Al cabo de unos cien años de su extensión por Grecia, los artesanos produjeron alabastrones de plata con decoración muy elaborada, largos y estrechos, de un tamaño de 12 a 16 cm. Generalmente, la decoración introducida dividía el cuerpo en cuatro zonas horizontales mediante franjas ornamentales.

En otros lugares[editar]

Los alabastrones se fabricaron en otros lugares del mundo antiguo, como en Asiria, Siria y Canaán, presumiblemente inspirados en los exportados de Grecia o de Egipto.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. (en inglés) Alabastron, Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon, en Perseus
  2. Vial, Claude (1983). Léxico de antigüedades griegas. Madrid: Taurus Ediciones. p. 52. ISBN 84-306-5705-3. 
  • "Alabastron." Encyclopædia Britannica. 2006

Enlaces externos[editar]