Ahogamiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ahogamiento
Wassilij Grigorjewitsch Perow 002.jpg
Vasili Perov: La ahogada, 1867
Clasificación y recursos externos
CIE-10 T75.1
CIE-9 994.1
DiseasesDB 3957
MedlinePlus 000046
MeSH C23.550.260.393
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Introducción[editar]

El ahogamiento es un problema de salud pública importante, pero poco reconocido en los países en desarrollo, y es la principal causa de muerte en muchos de estos. En 2000 un estimado de 376.000 personas se ahogaron en todo el mundo, haciéndole la 3ª causa principal de muerte global por lesión no intencional después que los accidentes de tráfico y las caídas, considerando que este figura de carga global de enfermedades es un sobrestimado de todas las muertes por ahogamiento, puesto que ella excluye los que se deben a inundaciones (desastres), de transporte acuático.

Etiología[editar]

La gran mayoría; aproximadamente el 97%; de todas las muertes por ahogamiento ocurrió en países con ingresos medios y bajos. Las regiones occidentales del Pacífico y de Asia Sur-Oriental cuentan el 60% de la mortalidad. Los varones en África y el Pacífico occidental tienen las más altas tasas de mortalidad relacionadas a esta fatalidad en todo el mundo.

Sin embargo, entre los varios grupos de misma edad, los niños menores a 5 años de edad tienen las tasas de mortalidad de ahogamiento más altas por todo el mundo. Sobre la mitad de la mortalidad global y el 60% del número total de perdida debido al ahogamiento ocurre entre los niños entre 0 y 14 años.

La Organización Mundial de la Salud ha emitido información estadística en su Censo Global de Lesiones que muestra que el ahogamiento es la primera causa de muerte alrededor del mundo en niños con edades entre los 5 y 14 años, y la quinta causa de muerte en niñas del mismo grupo de edad. De acuerdo con la OMS, el 0,7 % de todas las muertes en el mundo, o más de 500.000 muertes cada año son debido a asfixia por sumersión accidental. Este número no incluye ahogamiento que ocurren en inundaciones, tsunamis y accidente de navegación, por lo tanto las cifras reales deben ser mayores.

Definición[editar]

El ahogamiento se produce cuando una persona es incapaz de respirar porque la entrada de aire al cuerpo está sumergida en un líquido. Este concepto puede referirse a un evento pasado o a una acción en proceso. En el Congreso Mundial sobre Ahogamiento del 2002, los expertos citados por la Federación Internacional de Salvamento desarrollaron la siguiente definición: el proceso de experimentar impedimento respiratorio por la sumersión o inmersión en un medio líquido. Puede resultar en muerte o ser interrumpida por el rescate oportuno con la efectiva atención de emergencias.

En 1939 fueron introducidos los conceptos Semiahogamiento y Ahogamiento para estudios forenses habiéndose demostrado no tener fundamento, agregando equívocos a la terminología y definición. En 1971, J. H. Modell propuso las siguientes definiciones, con ligeras modificaciones en 1981: Ahogamiento húmedo o con aspiración a la muerte por los efectos combinados de asfixia y cambios secundarios a la aspiración de fluidos mientras se sumerge. Ahogamiento seco o sin aspiración a la muerte por obstrucción respiratoria y asfixia mientras se sumergía en un medio acuático.

Semi Ahogamiento sin aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la asfixia debido a una sumersión en un medio líquido. Semi Ahogamiento con aspiración al sobrevivir, al menos temporalmente, siguiendo a la aspiración de fluido mientras se está sumergido. Otros han definido el ahogamiento como la muerte después de la sumersión o muerte que ocurre después de la admisión hospitalaria y semi ahogamiento, a la supervivencia después de la sumersión.

Causas[editar]

Existen numerosas situaciones que pueden causar ahogamiento. Más que todo se debe a la imposibilidad de la víctima para nadar o la disminución del nivel de conciencia. En la mayoría de los casos se combinan las dos circunstancias, producidas estas por “pánico” y el “agotamiento” posterior, de la persona envuelta en una situación de riesgo dentro del agua. El “pánico” que se entiende como la incapacidad de una persona para ayudarse a si mismo o a otros, tanto como que el “agotamiento”, que es definido como una falta de fuerzas generalizadas que resultan después de haberse fatigado realizando un trabajo o esfuerzo intenso, son las principales causas asociadas a la mayoría de los ahogamientos en aguas abiertas en un día cualquiera.

El escenario aquí, puede ser que una persona a la cual el agua le daba por la cintura o un poco más arriba, fue alzada por una ola y depositada unos metros más adentro, alguien que cayó en las piscinas con desnivel donde de repente está en lo poco profundo y cae en la inclinación, donde ya no toca fondo, se asusta y comienza a luchar por mantenerse a flote, se cansa y se hunde porque le abandonaron las fuerzas. Por tratar de tener la cara afuera lo más posible para respirar, no se nota que está en problemas y es incapaz de pedir ayuda, hasta es posible que aspire un poco de agua.

existen numerosas situaciones que pueden precipitar el ahogamiento y que deben tenerse en cuenta a la hora de encontrar estas víctimas:

  1. Traumatismos de Cabeza y Cuello: Cuando las personas se lanzan en aguas poco profundas o hacen clavados sin conocer el lugar ni la técnica adecuada, en las prácticas de surfing, en las que una lesión cerebral o espinal podría impedir que la víctima se mantuviera a flote.
  2. Enfermedades preexistentes: En las que la víctima pierde la conciencia repentinamente, como pueden ser la epilepsia, accidentes diabéticos, ataque cardíaco, otros.
  3. Uso de sustancias: El alcohol y las drogas no se llevan con nada, menos con la natación, puesto que limita tus habilidades, alterando los sentidos disminuyendo la capacidad de respuesta ante una emergencia.
  4. No saber nadar correctamente: Las personas que no poseen un estilo de natación adecuado y rítmico; casi competitivo; son propensas a agotarse más rápido.
  5. Sobreestimación de las capacidades: Se dice de aquellos que se lanzan a nadar más allá de lo que realmente su capacidad física puede resistir.
  6. Supervisión inadecuada de los niños: Al ser estos los más vulnerables y propensos a ahogarse, esto no se considera y casi siempre se les descuida o se les deja con personas que no pueden asistirle en una situación de emergencia.
  7. Accidentes de navegación: Un porcentaje importante de víctimas se produce en botes. El no saber nadar y la falta de chalecos salvavidas contribuyen a la muerte por sumersión.
  8. No seguir indicaciones: Está comprobado que la mayoría de las personas que se accidentan, no siguieron las normas de seguridad, no respetaron los letreros de advertencia y hasta ignoraron las indicaciones de los Guardavidas.

Como muchos otros eventos, posee mecanismos de acción, en este caso dos:

  • Inmersión: que viene a ser cuando solo el rostro de una persona está dentro del medio líquido; o sea solo la boca y/o nariz
  • Sumersión: es cuando el cuerpo entero de una persona está dentro del medio líquido.

Se pueden considerar como factores contribuyentes a los ahogamientos:

  • Falta de conocimiento general del público de la seguridad acuática como modo de comportarse adecuada y seguramente en el medio acuático
  • Fallas de las instalaciones al no tener disponible personal entrenado que vigile, prevenga o atienda las situaciones de peligro.
  • Ausencia o distracción de parte de los adultos responsables en la supervisión de los niños.
  • Fallas al implementar mecanismos de protección, como cercas o accesos limitados a las piscinas, para que los más pequeños no puedan accesar a ellas.

Medidas preventivas

  • No dejar solos a los niños en lugares con agua como lo son albercas, en la tina del baño, etc.
  • Enseñar a los niños natación.
  • Enseñarles que no se debe acercar demasiado al agua si están solos y no saben nadar.

Enlaces externos[editar]