Ahmed Ganmia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Placa colonial en una calle de Tetuán con el nombre del gran visir Ahmed Ganmia.

Sidi Ahmed Ben Hach Abd el Krim Ganmia (Tetuán, 1863 - 21 de julio de 1945) fue el Gran Visir del Majzen (المخزن), hombre versado en todas las ramas de las ciencias islámicas y caballero laureado de la Orden de San Fernando por su decisiva intervención en Tetuán a favor de los sublevados el 18 de julio de 1936.

Biografía[editar]

El sultán, Muley Abd al-Aziz, le nombró para importantes cargos de Aduanas, en Ain Yedida, Casablanca y otras ciudades. Fue nombrado Gran Visir del Majzen el 5 de julio de 1931. Muy respetado y querido en todo Marruecos por su bondad y dotes de gobierno.

Guerra Civil[editar]

El segundo Decreto dictado por el general Franco, tras aterrizar en el Protectorado, concede la primera Laureada de guerra y lo hace precisamente al gran visir Sidi Ahmed Ben el Hach Abd ol Krim el Gamnia por su heroica contención del pueblo musulmán, desmandado el día anterior tras el Bombardeo de Tetuán por parte de la Aviación republicana.[1]

«...En la tarde del 18 de julio de 1936, un avión pirata bombardeó el barrio moro de Tetuán, alcanzando dos mezquitas y causando quince muertos indígenas. El estupor, el pánico, la indignación se apoderaron del pueblo musulmán. Las gentes, que poblaron las calles, iniciaron manifestaciones tumultuosas y la muchedumbre, aturdida y presa del terror, intentó invadir la Plaza de España, para dirigirse a la Alta Comisaría. Por razones de orden moral no era conveniente emplear la fuerza y, por otra parte, la autoridad del jefe que interinamente actuaba en Tetuán, hubiera sido precaria cuando el Alzamiento Nacional, estaba todavía en sus comienzos.

En estas gravísimas circunstancias se recurrió a las autoridades marroquíes, encontrando el apoyo más decidido y activo en el Gran Visir Ahmed Ganmia, el cual, a pesar de sus setenta y seis años y deficiente salud, acudió a Tetuán desde su casa de campo, se lanzó a caballo por las calles, y con gran riesgo de su vida, der su prestigio y de su cargo, contuvo por completo la explosión popular, aquietando los ánimos, reduciendo a los exaltados y consiguiendo que todos regresasen pacíficamente a sus casas. Tal actuación representa un acto de extraordinario valor, de capital importancia para el éxito del Movimiento Nacional, al salvarle de las dificultades interiores que en la zona se crearía de haber tenido que emplear las armas para restablecer la tranquilidad en la ocasión referida...»

Decreto de la concesión de la Gran Cruz Laureada de San Fernando al Gran Visir Sidi Hamed Gammia.[2]

Honores recibidos[editar]

Por disposición del alto comisario y general en jefe de las fuerzas militares españolas en Marruecos, al cadáver se le han rendido honores de general de División, en prueba del aprecio de la nación protectora a tan ilustre personalidad. Los restos del Gran Visir fueron exhumados en la Mezquita de Sidi Alí Ben Raison.[3]

Referencias[editar]

  1. FRANCO, ese hombre, Biografía tomada del periódico «Libertad» Diario Nacional - Sindicalista. Fundado por Onésimo Redondo en 1931 - Valladolid, Jueves, 20 de noviembre de 1975
  2. Decreto nº 92 de 12 de septiembre de 1936. Acción ésta que, según Preston, hubo de facilitar enormemente el enganche de los locales en el ejército sublevado.
  3. ABC (Sevilla) - 22/07/1945, p. 13 - ABC.es Hemeroteca. Fallecimiento del Gran Visir del Majzen [1]
  • Mauritania española envía su primer ministro para que la represente en las fiestas de la Victoria. [2]