Ácido punícico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El ácido punícico equivale a, aproximadamente, el 65% del total de los ácido grasos en el aceite de semillas de granada.

El ácido punícico (también llamado ácido tricosánico o bien Omega-5 (ω-5)) es un ácido graso poliinsaturado. Su nombre proviene de la granada, (Punica granatum), y se obtiene del aceite de semillas de granada. También se encuentra en la semilla de la calabaza serpiente o chichinga (Trichosanthes cucumerina) y en la semilla de guālóu () (Trichosanthes kirilowii).[1]

Aceite de semilla de granada[editar]

El aceite de semilla de granada está compuesto, fundamentalmente, por ácidos octadecatrienoicos conjugados: el ácido punícico (C18:3-9cis, 11trans, 13cis) es mayoritario, pudiéndose encontrar también otros ácidos linolénicos conjugados como el ácido alfa-eleosteárico (C18:3-9cis, 11trans, 13trans) y el ácido catálpico (C18:3-9trans, 11trans, 13cis), en menor proporción.[2]​ También pueden detectarse fitosteroles como beta-sitosterol, campesterol y estigmasterol, así como altas concentraciones de tocoferoles. [3]

Hay numerosos trabajos que sugieren que el aceite de semillas de granada tiene efectos beneficiosos para el organismo, como promover la regeneración del tejido epidérmico, estimular el sistema inmunitario in vivo, y mostrar actividad quimioprotectiva frente a cánceres relacionados con hormonas, como el de próstata y pecho, y cáncer de colon.[4][5]

En animales de laboratorio, la adición de aceite de semillas de granada (rico en ácido punícico) a la dieta ha sido seguida de una considerable reducción en el tejido adiposo, y ha disminuido la acumulación de triglicéridos hepáticos en ratas hiperlipidémicas y obesas.[6][7][8]

En humanos, no hay muchos estudios que investiguen los efectos del aceite de semillas de granada, y los resultados son, cuando menos, controvertidos en lo que respecta a los efectos en el aumento de peso, composición corporal, lípidos séricos y metabolismo de la glucosa y resistencia a la insulina.

En un estudio Clínico con aceite de semillas de granada, realizado en 2010 en pacientes hiperlipidémicos durante 4 semanas, no se han observado cambios en la composición corporal, en los niveles de colesterol total, ni en los de colesterol LDL mientras que tuvo lugar una disminución en los niveles de triglicéridos.[9]

Omega-5[editar]

El Omega-5 es un ácido linolénico conjugado o CLnA, es decir, tiene tres dobles enlaces conjugados. Es químicamente similar a los ácidos linoléicos conjugados, o CLA, que tienen dos dobles enlaces, y tiene la peculiaridad de presentar el primer enlace doble en el carbono de la posición 5, contando los carbonos desde el final de la cadena del ácido graso.

In vitro, muestra actividad anti invasiva frente a las células de cáncer prostático PC-3.[10]

En un experimento de laboratorio, las ratas OLETF[11]​ –una cepa usada como modelo en estudios de obesidad– permanecieron relativamente delgadas cuando se añadió ácido punícico a su dieta.[12]

El ácido punícico equivale a, aproximadamente, el 65% del total de los ácido grasos en el aceite de semillas de granada.

Referencias[editar]

  1. Cyberlipid. «POLYENOIC FATTY ACIDS». Consultado el 11 de enero de 2007. 
  2. Vroegrijk I, van Diepen J, van den Berg S, Westbroek I, Keizer H, Gambelli L, et al. (2011). «Pomegranate seed oil, a rich source of punicic acid, prevents diet-induced obesity and insulin resistance in mice». Food Chem Toxicol 49: 1426-30. 
  3. Elfalleh W, Ying M, Nasri N, Sheng-Hua H, Guasmi F, Ferchichi A, et al (2011). «Fatty acids from Tunisian and Chinese pomegranate (Punica granatum L.) seeds». Food Sci Nutr 62: 200-6. 
  4. Caligiani A, Bonzanini F, Palla G, Cirlini M, Bruni R (2010). «Characterization of a potential nutraceutical ingredient: Pomegranate (Punica granatum L.) seed oil unsaponifiable fraction». Plant Foods Hum Nutr 65: 277-83. 
  5. Sassano G, Sanderson P, Franx J, Groot P, Straalen J, Bassaganya-Riera J, et al (2009). «Analysis of pomegranate seed oil for the presence of jacaric acid». J Sci Food Agric 89: 1046-52. 
  6. Koba K, Belury M, Sugano M (2007). «Potential health benefits of conjugated trienoic acids». Lipid Technol 19: 200-3. 
  7. Koba K, Imamura J, Akashoshi A, Kohno-Murase J, Nishizono S, Iwabuchi M, et al (2007). «Genetically modified rapeseed oil containing cis-9,trans-11,cis-13 octadecatrienoic acid affects body fat mass and lipid metabolism in mice». J Agric Food Chem 55: 3741-8. 
  8. Yuan G, Sun H, Sinclair A, Li D (2009). «Effects of conjugated linolenic acid and conjugated linoleic acid on lipid metabolism in mice». Eur J Lipid Sci Technol 111: 537-45. 
  9. Mirmiram P, Fazeli M, Asghari G, Shafiee A, Azizi F (2010). «Effect of pomegranate seed oil on hyperlipidaemic subjects: a double-blind placebo-controlled clinical trial». Br J Nutr 104: 402-6. 
  10. Lansky E, Harrison G, Froom P, Jiang W (2005). «Pomegranate (Punica granatum) pure chemicals show possible synergistic inhibition of human PC-3 prostate cancer cell invasion across Matrigel». Invest New Drugs 23 (2): 121-2. PMID 15744587. doi:10.1007/s10637-005-5856-7. 
  11. Kawano K, Hirashima T, Mori S, Natori T. (1994). «OLETF (Otsuka Long-Evans Tokushima Fatty) rat: a new NIDDM rat strain». Diabetes Res Clin Pract. 24 Suppl: :S317-20. doi:10.1016/0168-8227(94)90269-0. 
  12. Arao K, Wang Y, Inoue N, Hirata J, Cha J, Nagao K, Yanagita T (2004). «Dietary effect of pomegranate seed oil rich in 9cis, 11trans, 13cis conjugated linolenic acid on lipid metabolism in obese, hyperlipidemic OLETF rats». Lipids Health Dis 3: 24. PMC 534798. PMID 15533261. doi:10.1186/1476-511X-3-24. Consultado el 23 de enero de 2007.