Vladimír Clementis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Vladimír "Vlado" Clementis (20 de Septiembre de 1902, Tisovec (Tiszolc) - 3 de Diciembre de 1952 Praga) fue un abogado, periodista político y político comunista eslovaco, así como un miembro prominente del Partido Comunista de Checoslovaquia.En 1950, sin embargo, se le acusó de traición debido a una supuesta falta de Stalinismo y por ello fue condenado a muerte en la horca y su nombre fue borrado de los registros y de la memoria colectiva.[1]

Historia[editar]

En 1933 Clementis contrajo nupcias con Lída Pátková, hija del director de una rama del Czech Hypothek Bank (Banco Hipotecario Checo) en Bratislava; dos años más tarde, se convirtió en un miembro del parlamento comunista. En 1938, antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial Clementis emigró a París; un año más tarde su criticismo respecto al Pacto Ribbentrop-Mólotov le valió una investigación interna, a cargo de Viliam Široký, ya que contradecía las políticas del Partido en Moscú.

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, siendo un comunista reconocido, fue enviado a prisión y más tarde evacuado a un campo de concentración británico. Tras su liberación decidió pasar los años de guerra en Londres, desde donde transmitía discursos por radio llamando a todos los eslovacos a pelear en contra de los Nazis. Al regresar a su país de origen en 1945, Clementis fue nombrado Viceministro de Relaciones Exteriores en el primer gobierno de la Posguerra. Como representante de Checoslovaquia se encargó de firmar la Carta de las Naciones Unidas el 26 de Junio de 1945 en San Francisco.

Tras un golpe de estado (en cuya organización participó), Clementis tomó el lugar de Jan Masaryk como Ministro de Exterior. Fue bajo este cargo que en 1948 tuvo una participación importante en la organización del papel de Checoslovaquia en la operación Balak al brindar ayuda a la recientemente fundada Fuerza Aérea Israelí. En 1950, sin embargo, fue obligado a dimitir por cargos de "desviacionismo"; poco después fue arrestado y acusado oficialmente de intento ilegal de cruzar las fronteras nacionales. Ese año, Clementis también fue acusado de un crimen más grave : ser un "nacionalista burgués" y haber participado en la conspiración Trotskista-Titoite-Sionista.

El 3 de Diciembre de 1952, tras ser juzgado y condenado en los Procesos de Praga, más específicamente el juicio Slánský, fue colgado junto a Rudolf Slánský. Sus cenizas fueron esparcidas a lo largo de un camino cercano a Praga. Su esposa Lída únicamente recibió las dos pipas y el tabaco de su esposo y fue liberada de prisión.[2]

En la famosa fotografía tomada el 21 de Febrero de 1948 se puede ver a Vladimír Clementis parado junto a Klement Gottwald, quien más tarde se convertiría en el presidente de Checoslovaquia. Sin embargo, tras la ejecución de Clementis en 1952, fue borrado de la fotografía junto al fotógrafo Karel Hájek.[3] Tal y como lo describe el autor Milan Kundera en "El libro de la risa y el olvido":

En febrero de 1948, el líder comunista Klement Gottwald salió al balcón de un palacio barroco de Praga para dirigirse a los cientos de miles de personas que llenaban la Plaza de la Ciudad Vieja. Aquel fue un momento crucial de la historia de Bohemia. Uno de esos instantes decisivos que ocurren una o dos veces por milenio.

Gottwald estaba rodeado por sus camaradas y justo a su lado estaba Clementis. La nieve revoloteaba, hacia frío y Gottwald tenía la cabeza descubierta. Clementis, siempre tan atento, se quitó su gorro de pieles y se lo colocó en la cabeza a Gottwald.

El departamento de propaganda difundió en cientos de miles de ejemplares la fotografía del balcón desde el que Gottwald, con el gorro en la cabeza y los camaradas a su lado, habla a la nación. En ese balcón comenzó la historia de la Bohemia comunista. Hasta el último niño conocía aquella fotografía que aparecía en los carteles de propaganda, en los manuales escolares y en los museos. Cuatro años más tarde a Clementis lo acusaron de traición y lo colgaron. El departamento de propaganda lo borró inmediatamente de la historia y, por supuesto, de todas las fotografías. Desde entonces Gottwald está solo en el balcón. En el sitio en el que estaba Clementis aparece sólo la pared vacía del palacio. Lo único que quedó de Clementis fue el gorro en la cabeza de Gottwald.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Milan Kundera,"El libro de la Risa y el Olvido", 1978.
  2. Pravda, 19 January 2008
  3. [1][2] Retouched photograph of Gottwald and Clementis from 21 February 1948, Prague, Czechoslovakia, Czech News Agency, čtk.cz