Two Dozen and One Greyhounds

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Two Dozen and One Greyhounds
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 6
Episodio 123
Código de producción 2F18
Guionista(s) Mike Scully
Director Bob Anderson
Estrellas invitadas Frank Welker como Ayudante de Santa
Fecha de emisión 9 de abril de 1995 en EE. UU.
Gag de la pizarra "No se puede abusar del buen humor de un hombre".
Gag del sofá La familia intenta llegar a el sofá, pero este cada vez se aleja más al igual que el fondo de la imagen.[1]

Two Dozen and One Greyhounds, llamado Dos docenas y un galgo en España y Un galgo llamado Monty en Hispanoamérica, es un capítulo perteneciente a la sexta temporada de la serie animada Los Simpson, emitido originalmente el 9 de abril de 1995.[2] El episodio fue escrito por Mike Scully y dirigido por Bob Anderson.[1]

Sinopsis[editar]

Todo comienza cuando el perro de los Simpson, Santa's Little Helper, comienza a comportarse de una manera extraña, ya que siempre tiene demasiada energía. Un día, cuando la familia lo saca a pasear, se suelta de su correa y entra corriendo al Galgódromo de Springfield, en donde encuentra a una perrita llamada La Más Rápida. Muy rápido, los dos perros se enamoran, y el dueño de La Más Rápida, viendo la situación, le regala su perra a los Simpson.

Unos días más tarde, para sorpresa de todos, la novia de Santa's Little Helper da a luz a 25 cachorritos. Los cachorros son llamados Rover, Fido, Rex, Spot, Rover II, Fido II, Rex II, Cleo, Dave, Jay, Paul, Branford, Dave II, Jay II, Paul II, Branford II, Sleepy, Dopey, Grumpy, Donner, Blitzen, Grumpy II, King, Queenie, Prince, y El Cachorro Antes Conocido como Prince.

Aunque los perritos se veían muy lindos y cariñosos, pronto, al ir creciendo, se convierten en un problema, porque son demasiados y muy destructivos. Un día, Marge Y Homer deciden que no los pueden tener más, por lo que organizan un día en el jardín para regalarlos. El Sr. Burns, que va a ver los cachorros, declara que con mucho gusto se los llevaría a todos para que sean felices en su mansión; sin embargo, los niños ven algo malo en él y le dicen a Homer que no le entreguen a los perros. Pese a que Homer no se los da, Burns, junto a Smithers, roba a los cachorritos.

Bart y Lisa, al descubrir el robo, van a la mansión de Burns y lo observan por una ventana. Al principio, Burns parecía tratar bien a los cachorros, e incluso agarra uno que se paraba en dos patas y declara que es su favorito, luego de nombrarlo "Pequeño Monty". Sin embargo, luego Bart y Lisa ven que Burns le cuenta a Smithers un plan para matar a los perros y hacer con sus pieles un abrigo.

Los niños entran por la ventana y, en un momento en que Burns deja solos a los perros, los agarran y los lanzan por el ducto de lavandería, para que desemboquen en esa habitación y así tener tiempo de escapar. Sin embargo, en cuanto llegan abajo, descubren que Burns los estaba esperando. Cuando el millonario se dispone a matar a los perros, Bart le quita a Pequeño Monty de sus manos y lo mezcla con los otros, para que así Burns no pueda distinguirlos y los deje vivir a todos. Pese a esto, Burns le pide al perrito que se pare en dos patas y él, inocentemente, lo hace. Mientras que Burns se inclinaba para tomar al cachorro, Bart ve las medias de Burns en una soga. Al atraerlas hacia los perros, ellos las ven y, para tratar de alcanzarlas, se ponen en dos patas. Al verlos a todos en esa posición, nuevamente Burns no puede distinguirlos. Cuando se prepara para dispararles a todos, los ve tan lindos que se arrepiente; entonces, gira para matar a Bart y Lisa. Sin embargo, al verlos también se siente incapaz de dispararles, para gran alivio de los niños.

Finalmente, Burns compra a los 25 perros, los cuales se convierten en campeones de carreras y le hacen ganar a Burns diez millones de dólares. Luego Marge baja al sótano ve la silueta de Homer, que parecía que se habría suicidado a la horca por la suma cantidad de dinero que recibío Burns pero estaba sacudiendo una lámpara incandescente que era lo único que lo animaba. Pero en un momento lo sacudió tan fuerte que termina quemándose en la cabeza de Homer.

Referencias culturales[editar]

El capítulo es una parodia a la pelicula animada 101 dálmatas. La canción que canta el señor Burns, "See My Vest", es una referencia a la canción de La bella y la bestia, "Be Our Guest" y además apareció Nanny de 101 Dalmatas. Uno de los cachorros es bautizado con el nombre de Rory Calhoun.

Referencias[editar]

  1. a b Martyn, Warren; Wood, Adrian (2000). «Two Dozen and One Greyhounds» (en inglés). BBC. Consultado el 06-07-2008.
  2. «Two Dozen and One Greyhounds» (en inglés). TheSimpsons.com. Archivado desde el original el 2009-09-01. Consultado el 06-07-2008.

Enlaces externos[editar]