Trouée d'Arenberg

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Trouée d'Arenberg

La Trouée d'Arenberg, también conocida como Tranchée de Wallers-Arenberg, es un tramo de carretera de adoquines célebre por albergar anualmente la clásica ciclista París-Roubaix.

Está situada en Francia, en la comuna de Wallers, en la región de Norte-Paso de Calais.

La París-Roubaix se caracteriza por los numerosos tramos de adoquines (pavés en el argot ciclista) y se categorizan por estrellas. La Trouée d'Arenberg es una de las tres con cinco estrellas, la máxima dificultad.

Tiene una longitud de 2.400 metros, unos adoquines en mal estado y una ligera subida, lo que convierte este tramo en uno de los más decisivos de la prueba. Suele provocar la primera selección en la carrera eliminando a muchos corredores de cara a la victoria final.

Ficha técnica[editar]

  • Longitud: 2.400 metros
  • Dificultad: 5 estrellas *****
  • Sector n°18

Acontecimientos[editar]

La Trouée d'Arenberg históricamente se ha incluido siempre en el recorrido de la París-Roubaix. En la edición de 2005 se suprimió el tramo debido a su pésimo estado. A partir de la edición 2006 se volvió a incluir en el recorrido.

Se considera el tramo de mayor dificultad de la prueba, sobre todo por el mal estado del pavimento. Además, es el único tramo donde la organización se ve obligada a poner vallas por la masiva asistencia de público.

En la edición de 1998 el belga triple ganador de la clásica Johan Museeuw se cayó en este tramo, fracturándose la rodilla. En la edición de 2011 el belga Tom Boonen quedó en las últimas plazas del gran grupo a causa de una avería.