There's No Disgrace Like Home

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
There's No Disgrace Like Home
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 1
Episodio 4
Código de producción 7G04
Guionista(s) Al Jean y Mike Reiss
Director Gregg Vanzo y Kent Buttersworth
Fecha de emisión 28 de enero de 1990, en EE. UU.
Gag de la pizarra "No debo eructar en clase".
Gag del sofá Homer cae del sofá pues no cabe.[1]

There's No Disgrace Like Home, llamado Una familia modelo en Hispanoamérica y Hogar, agridulce hogar en España es el cuarto episodio de la primera temporada de la serie animada de televisión Los Simpson, emitido originalmente el 28 de enero de 1990.[2] El episodio fue escrito por Al Jean y Mike Reiss, y dirigido por Gregg Vanzo y Kent Buttersworth.[1]

Sinopsis[editar]

Hoy es el día de campo que se realiza todos los años en la mansión del Sr. Burns, al cual obviamente asiste Homer con su familia. Antes de llegar, Homer advierte a cada integrante de su familia que deben comportarse y parecer una familia normal, para así no desagradar a su jefe que tiene la costumbre de despedir a aquellos que no se comporten en su casa.

Finalmente, y a pesar del emborrachamiento de Marge y a las travesuras de Bart, Homer sale sin problemas del día de campo, pero al ver la realidad de otras familias, decide dar un vuelco a sus vidas. Primero observan el comportamiento de otras familias de su calle desde afuera de sus casas por la ventana que da al salón. Luego, estando en el bar de Moe y mientras se encuentra semi inconsciente tras haber peleado con Barney, ve el anuncio del Dr. Marvin Monroe durante la pelea de boxeo por televisión para asistir a una terapia y mejorar la relación de familia. Su costo es de 250 dólares, para lo cual gasta el dinero guardado para los estudios universitarios de sus hijos y empeña la televisión.

La terapia no funciona y el Dr. Monroe termina echando a Los Simpson de la consulta, pero como decía el anuncio en televisión, si la terapia no funcionaba, se le debía pagar al paciente el doble de lo que habían pagado, por lo que Homer sale con 500 dólares en los bolsillos anunciando que comprarán una nueva televisión, recibiendo un beso de su esposa y miradas de admiración de Bart y Lisa.

Referencias culturales[editar]

  • El nombre del capítulo es un homenaje a la famosa frase "There's no place like home" (Se está mejor en casa que en ningún sitio) de Dorothy de El Mago de Oz.
  • En la película La jungla de cristal 2, cuando la azafata del avión en el que va la esposa de McClane pone el proyector con la televisión local para distraer a los pasajeros, puede verse el episodio There's No Disgrace Like Home de Los Simpson proyectado en la pantalla.

Referencias[editar]

  1. a b Martyn, Warren; Wood, Adrian (2000). «There's No Disgrace Like Home» (en inglés). BBC. Consultado el 28-06-2008.
  2. «There's No Disgrace Like Home» (en inglés). TheSimpsons.com. Archivado desde el original el 2009-03-17. Consultado el 28-06-2008.

Enlaces externos[editar]