Texto argumentativo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El texto argumentativo, utilizado como sinónimo de "discurso argumentativo", hace referencia tanto a la expresión corporal o escrita como a la teatral. En ambos casos, el texto argumentativo tiene como objetivo "atacar" o defender una opinión mediante justificaciones o razones con el fin de persuadir o convencer al receptor. La finalidad del emisor puede ser probar o demostrar una idea o tesis, refutar la contraria, o bien persuadir o disuadir al receptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas no racionales.

La argumentación, por importante que sea, no suele darse en estado puro y suele combinarse con la exposición. Mientras la exposición se limita a mostrar, la argumentación intenta demostrar, convencer o cambiar ideas. Por ello, en un texto argumentativo además de la función apelativa presente en el desarrollo de los argumentos, aparece la función referencial, en la parte en la que se expone la tesis.

La argumentación se utiliza en una amplia variedad de textos, especialmente en los científicos, filosóficos, en el ensayo, en la oratoria política y judicial, en los textos periodísticos de opinión y en algunos mensajes publicitarios. En la lengua oral, además de aparecer con frecuencia en la conversación cotidiana (aunque con poco rigor), es la forma dominante en los debates, coloquios o mesas redondas.

Los textos argumentativos son aquellos en los que el emisor tiene como intención comunicativa prioritaria la de ofrecer su visión subjetiva sobre un determinado tema. En tanto que argumentar es, por definición, un procedimiento persuasivo, aparte de toda la información que a través de estos textos se pueda proporcionar (lo que implica que casi siempre haya también exposición), existe implícitamente en ellos también la intención de convencer al receptor acerca de lo que se está diciendo.

El texto argumentativo consta de dos partes básicas: una tesis inicial, que pretende demostrarse con argumentos o fundamentos, y una conclusión o síntesis final que se deriva de la argumentación desarrollada.

Tipos de argumentos según el modo de razonamiento[editar]

  • Razonamiento por la analogía. Se establece una semejanza entre dos conceptos, seres o cosas diferentes. Se deduce que lo que es válido para uno es válido para otro.
Ejemplo: Daniela y Andrés son novios y son irrespetuosos, irresponsables y no estudian nunca. Daniela obtiene bajas calificaciones. Tesis: Andrés tampoco obtiene altas calificaciones.
  • Razonamiento por generalización. A partir de varios casos similares, se genera una tesis común, que es aplicada a un nuevo caso del mismo tipo.
Ejemplo: Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Gabriela Mistral son excelentes poetas. Todos ellos son chilenos. Tesis: Los poetas chilenos son excelentes.
  • Razonamiento por signos o sintomáticos. Se utilizan indicios o señales para establecer la existencia de un fenómeno.
Ejemplo: A María ya no le interesan las fiestas, pasa mucho tiempo en su casa, lee muchas novelas de amor. Tesis: María está enamorada.
  • Razonamiento por causa. Se establece una conexión causal entre dos hechos que fundamentan la tesis.
Ejemplo: La carne de ballena es muy codiciada. Las ballenas fueron cazadas indiscriminadamente y, a pesar de la existencia de leyes de protección, aún se las caza. Tesis: Las ballenas están en peligro de extinción.

Argumentos emotivos-afectivos[editar]

Se dirige a los sentimientos del auditorio, especialmente a sus dudas, deseos y temores con el fin de conmover y provocar una reacción de simpatía o rechazo

  • Uso del criterio de autoridad. Se alude a la opinión de expertos en el tema o personajes consagrados para sustentar la tesis.
  • Argumentos por lo concreto. Se emplean ejemplos familiares a los oyentes porque les afecta directamente.
  • Confianza del emisor. Se apela a la confianza que inspira el mismo emisor y a la credibilidad que se le debe.
  • Argumento-eslogan. Es una frase hecha que se repite constantemente y resume un tema o invita a creer en lo que se dice.
  • Recursos de la fama. Corresponde a la utilización de la imagen pública o palabra de un personaje bien valorado socialmente.
  • Fetichismo de masas. Se sustenta en la idea de que la mayoría elige lo correcto o tiene la opinión acertada.
  • Uso de prejuicio. Utiliza una creencia generalizada y no demostrada como argumento de una tesis.
  • Recurso a la tradición. La idea expuesta se apoya en una tradición cuyo valor no se cuestiona ni se discute.

Tipos de recursos argumentativos[editar]

  • Cita de autoridad. Es el recurso a partir del cual se introducen en el texto las palabras de otro que generalmente es entendido o competente en el tema del cual trata el texto. Generalmente van entre " " (comillas).
  • Cita textual. Es un recurso en el cual se introducen palabras de otras personas en el texto pero no con el fin de avalar lo que se dice, sino con el objetivo de ilustrar o mostrar determinada característica en el texto. Generalmente se utiliza en textos que se relacionan con lo literario.
  • Cita refutatoria. Es el recurso a partir del cual se introducen palabras de otras personas que opinan lo contrario a la hipótesis. Dichas palabras serían refutadas o contra argumentadas posteriormente.
  • Ejemplificación. Es el recurso a partir del cual se da un caso concreto y específico sobre el tema tratado en el texto con el objetivo de explicar o ilustrar lo que se quiere decir.
  • Generalización. Es el recurso a partir del cual se habla de manera global con respecto a determinada característica compartida por un grupo de personas o por una entidad abstracta.
  • Estadísticas.Es el recurso por el cual se da un caso donde aparecen números, promedios,porcentajes, etc.
  • Enumeración.Es el recurso por el cual se dan varios hechos, adjetivos, sustantivos, etc a enumerar
  • Oposición. Es el recurso por el cual se oponen dos o más antónimos.
  • Argumentativo/retórico. Es parecida a la oposición, es el recurso por el cual se diferencian dos sinónimos
  • Reformulación. Es el recurso por el cual se vuelve a explicar la idea utilizando otras palabras.
  • Pregunta retórica. No espera respuesta, sólo promueve y dirige una reflexión