Tachymarptis melba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Vencejo real
Tachymarptis melba -Barcelona, Spain -flying-8.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Apodiformes
Familia: Apodidae
Género: Tachymarptis[2]
Especie: T. melba
Linnaeus, 1758
Distribución
Alpensegler world.png
     Distribución del vencejo real.
Sinonimia

Apus melba

[editar datos en Wikidata]

El vencejo real (Tachymarptis melba)[3] es una especie de ave apodiforme de la familia Apodidae propia del sur de Eurasia y África. Es el vencejo más grande de España, a lo que debe su nombre común.

Descripción[editar]

Es inconfundible por su vientre blanco.
Sonido
Canto del vencejo real.

Huevos de vencejo real.

Los vencejos reales son casi el doble de grandes que los demás vencejos de su área de distribución, con una longitud de pico a cola de 20 a 23 cm, una envergadura alar 57 cm y un peso de alrededor de 100 g.[4] Se diferencia claramente del resto de vencejos por su gran tamaño, y por su vientre y pecho blancos. Además, como la mayoría de vencejos, es pardo oscuro en el resto del cuerpo menos en la barbilla, que también es blanca. Entre el blanco de la barbilla y el blanco del vientre queda una estrecha franja de color oscuro. Sus alas son muy largas y en vuelo adoptan la forma de media luna o de ballesta. Su cola es pequeña, ahorquillada y estrecha. Los juveniles son similares a los adultos pero tienen los bordes de las plumas claros.[5]

Su vuelo es más lento y poderoso que el de otros vencejos y su llamada en vuelo es un es un gorgeo prolongado.

Taxonomía y etimología[editar]

El vencejo real fue descrito científicamente por Carlos Linneo en 1758 en la décima edición de su obra Systema naturae,[6] con el nombre de Hirundo melba,[7] que significa «golondrina suave». Posteriormente se trasladó al género Apus donde permaneció hasta 2011 cuando los estudios genéticos confirmaron la clasificación propuesta en 1922 por Austin Roberts que lo situaba como especie tipo del género Tachymarptis.[8] La etimología de su nombre científico es griega, su género, Tachymarptis, es la combinación de las palabras takhus «rápido» y marptis «raptor»,[9] mientras que su nombre específico, melba, significa «suave».

Actualmente se reconocen diez subespecies:[10]

  • T. m. melba - se extiende el sur de Europa y Turquía hasta el noroeste de Irán;
  • T. m. tuneti - se encuentra desde Marruecos a Oriente Medio llegando hasta el oeste de Pakistán;
  • T. m. archeri - ocupa el norte de Somalia, el suroeste de Arabia alcanzando Israel y Jordania;
  • T. m. maximus - localizado en las montañas (noreste de la República Democrática del Congo y Uganda);
  • T. m. africanus - se extiende desde Etiopía hasta Sudáfrica y el noroeste de Angola;
  • T. m. marjoriae - ocupa Namibia y el suroeste de Sudáfrica;
  • T. m. willsi - se encuentra en Madagascar;
  • T. m. nubifugus - cría solo en el Himalaya;
  • T. m. dorabtatai - ocupa el oeste de la India;
  • T. m. bakeri - restringido a Sri Lanka.

Comportamiento[editar]

Los vencejos reales pasan la mayor parte de su vida en el aire sin posarse, alimentándose de insectos que cazan al vuelo con sus picos. También beben mientras vuelan, aunque de vez en cuando pueden descansar en acantilados y muros. En 2011, Felix Liechti y su equipo del Instituto ornitológico suizo pegaron etiquetas electrónicas para monitorizar los movimientos de seis vencejos reales y descubrieron que podían pasar en volando sin posarse más de 200 días seguidos.[11] Y un estudio de 2013 mostró que los vencejos reales pueden pasar más de seis meses volando sin posarse.[12] Durante ese tiempo realizan todas sus actividades vitales volando, incluso dormir.

Vuela en grupos en zonas de alta montaña, sobre pueblos y ciudades. Emite largos chillidos mientras vuela a gran velocidad, siempre peinando la misma zona y alimentándose en el aire de insectos.

El vencejo real anida colonialmente en huecos de acantilados y cavernas. Suele poner 2 o 3 huevos. Las parejas se unen de por vida y anidan en los mismos sitios año tras año, y reconstruyen los nidos si es necesario. Si el tiempo es malo y los progenitores no pueden cazar insectos los polluelos pueden entrar en letargo bajando su temperatura corporal. Se adaptan bien a los medios urbanos, y pueden construir sus nidos en los huecos de los edificios de las ciudades que circundan el Mediterráneo, donde las grandes bandadas son corrientes en verano.

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Tachymarptis melba». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.3 (en inglés). Consultado el 4 de abril de 2015. 
  2. Peterson, A. P. Zoonomen. Zoological Nomenclature Resource - Anseriformes
  3. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (2000). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Quinta parte: Strigiformes, Caprimulgiformes y Apodiformes)». Ardeola 47 (1): 123–130.  Consultado el 4 de abril de 2015.
  4. BTO Birdfacts - Alpine swift, British Trust for Ornithology, BTO.org website.
  5. Stevenson & Fanshawe. Field Guide to the Birds of East Africa: Kenya, Tanzania, Uganda, Rwanda, Burundi, Elsevier Science, 2001, ISBN 978-0856610790.
  6. Alan P. Peterson, Clasificación de Apodiformes en Zoonomen.
  7. Caroli Linnæi. Systema naturæ per regna tria naturæ, secundum classses, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis Editio decima reformata 1758, Holmiæ, Impensis direct. Laurentii Salvii (Salvius publ.) p. 192.
  8. Päckert, Martin; A. Feigl, M. Wink & D.T. Tietze (2011) Molecular phylogeny and historical biogeography of swifts (Apodidae: Apus, Tachymarptis). 5th IBS conference, 7‐11.01.2011, Irakleion, Crete, Greece.
  9. Jobling, James A. (2010) Helm Dictionary of Scientific Bird Names, 2ª ed., Christopher Helm, Londres.
  10. Frank Gill y David Donsker. Owlet-nightjars, treeswifts & swifts. IOC World Bird List versión 5.1.
  11. Stromberg, Joseph. This Bird Can Stay in Flight for Six Months Straight: A lightweight sensor attached to alpine swifts reveals that the small migratory birds can remain aloft for more than 200 days without touching down, Smithsonian Magazine website, 8 de octubre de 2013.
  12. Felix Liechti; Willem Witvliet; Roger Weber; Erich Bächler. "First evidence of a 200-day non-stop flight in a bird", Nature website, Nature Communications, artículo número: 2554, recibido el 11 de enero de 2013, publicado: 8 de octubre de 2013, doi: 10.1038/ncomms3554 (subscripción).

Enlaces externos[editar]