Sursum corda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sursum corda (en latín, «arriba los corazones») es una expresión del prefacio de la misa católica. En la versión actual de la misa en español se ha traducido como «Levantemos el corazón».[1] Cuando el sacerdote dice estas palabras los fieles responden: «Lo tenemos levantado hacia el Señor».[2]

Derivada de la expresión «Sursum corda», se creó la palabra sursuncorda, que alude a un personaje anónimo de mucha importancia,[3] en quien se delega todo lo que uno no quiere hacer ("¡Que lo haga el sursuncorda!") o a quien no se está dispuesto a obedecer por mucha que sea su autoridad ("¡No voy allí aunque lo mande el sursuncorda!")».[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ordinario de la misa (documentos de Misas.org)
  2. Ordinario de la misa (documentos de Misas.org)
  3. Sursuncorda(Diccionario de la lengua española, Real Academia Española)
  4. «Deber/deber de (1)» (homenaje a Fernando Lázaro Carreter, «Crónica», El Mundo, domingo 7 de marzo de 2004, número 438)