Sphingidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Sphingidae
Hyles livornica.jpg
Hyles livornica
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Suborden: Glossata
Infraorden: Heteroneura
(sin clasif.): Ditrysia
Superfamilia: Bombycoidea
Familia: Sphingidae
Latreille, 1802
Diversidad
Alrededor de 200 géneros,
aproximadamente 1.200 especies
Especie tipo
Sphinx ligustri
Linnaeus, 1758
Subfamilias
Oruga de Hyles gallii a punto de convertirse en pupa.
Oruga de Daphnis nerii.
Pupa de Daphnis nerii.

Los esfíngidos (Sphingidae) son una familia de lepidópteros glosados del clado Ditrysia de cuerpo robusto y vuelo generalmente rápido; la mayoría de ellas tienen las alas anteriores estrechas y apuntadas, aunque algunas tienen las alas más anchas, festoneadas y vuelan con mayor lentitud. Las alas suelen mantenerse planas y dirigidas hacia atrás, como flechas, durante el reposo.

La mayoría de las esfinges tienen una probóscide muy larga y se alimentan de néctar mientras permanecen en vuelo sobre las flores, de forma similar a un colibrí, pero algunas carecen de probóscide y no ingieren alimento durante el estado adulto o imago. Al igual que los colibríes son buenos polinizadores. Las flores adaptadas a este tipo de polinización suelen ser tubulares, de colores pálidos o blancos, y se abren de noche. Este conjunto de caracteres es un síndrome floral llamado esfingofilia.

Ciclo vital[editar]

La mayoría de las especies tienen varias generaciones por año si el clima lo permite, son multivoltinas.[1]

Huevo[editar]

Las hembras depositan huevos verdosos, translúcidos, lisos.[2] Generalmente son huevos aislados en la planta nutricia. El período de desarrollo del huevo varía mucho, entre 3 y 21 días.[3]

Larva[editar]

Las orugas de los efíngidos son robustas, de tamaño mediano a grande. Tienen cinco pares de patas falsas. Generalmente carecen de pelos o tubérculos pero la mayoría de las especies tienen un apéndice como un cuerno en el extremo posterior que suele reducirse en tamaño hasta ser un botón o desaparecer totalmente en el último estadio antes de transformarse en pupa. Muchos presentan colores crípticos verdes o castaños, otros en cambio tienen marcas, puntos o bandas de colores contrastantes y llamativos. Estos suelen ser blancos y negros contra un fondo amarillo o verde. Un diseño de rayas diagonales en los flancos es bastante común. Con frecuencia se produce un notable cambio de color antes de la fase de pupa.

Cuando la larva está en reposo suele levantar la parte anterior del cuerpo y hundir la cabeza; de ahí viene el nombre de esfinge. Algunas larvas tropicales parecen imitar serpientes. Las larvas suelen vomitar sustancias pegajosas y aun tóxicas como defensa cuando se ven en peligro. La tasa de desarrollo depende de la temperatura y algunas especies de latitudes altas requieren baños de sol para acelerar el proceso.

Pupa[editar]

En algunos esfíngidos la probóscide de la pupa está libre en vez de estar fusionada con el resto de la pupa como en la mayoría de los lepidópteros. Generalmente pasan el estado de pupa alejados de la planta alimento, ya sea bajo el suelo, en grietas de rocas o en un capullo. En la mayoría de las especies la pupa es el estadio que pasa el invierno.

Adulto[editar]

Descripción[editar]

A diferencia de muchos otros lepidópteros las antenas no suelen ser plumosas, incluso en los machos. Suelen carecer de órganos timpánicos pero los miembros de la tribu Choerocampini tienen órganos auditivos en la cabeza, el tórax, abdomen y las alas están densamente cubiertos de escamas. Unos pocos esfíngidos tienen una probóscide muy reducida, la mayoría en cambio la tienen muy larga. La usan para libar el néctar de las flores. Muchos son crepusculares o nocturnos, pero hay algunos que vuelan durante el día. Tanto los machos como las hembras suelen vivir entre 10 y 30 días. Antes de alzar vuelo la mayoría suele tiritar por un rato para calentar los músculos y durante el vuelo suelen alcanzar temperaturas de más de 40 °C

En algunas especies las diferencias entre los dos sexos (dimorfismo sexual) son muy pronunciadas.

Comportamiento[editar]

Algunas especies vuelan por un período corto al amanecer o al anochecer, mientras otras aparecen más tarde a la noche y aún a la medianoche. Tales especies suelen ser vistas también durante el día libando néctar de flores. Entre las diurnas se encuentran las esfinge colibrí (género Macroglossum) así llamadas por parecerse en aspecto y forma de volar a los colibríes. Algunas especies son importantes polinizadores especialmente de flores que se abren en horario nocturno y de corola con forma de tubo largo o de trompeta.

Planta alimento[editar]

Larva[editar]

La larva de los esfíngidos tiende a ser un especialista. Se suelen alimentar de hojas tiernas de plantas tóxicas y en algunos casos toleran concentraciones muy altas de toxinas específicas.[4] El gusano del tabaco Manduca sexta y otros de la subfamilia Sphinginae pueden detoxificar y excretar grandes cantidades de nicotina. La mayoría de las especies suelen eliminar la mayor parte de las toxinas, pero algunas, tales como Hyles euphorbiae y Daphnis nerii secuestran las toxinas dentro de su cuerpo aunque no las pasan al adulto.

Adulto[editar]

La mayoría de los adultos liban néctar; algunas especies tropicales beben las secreciones de los ojos o roban miel de las abejas. Los esfíngidos nocturnos prefieren flores de colores pálidos con corolas largas y con olores dulces. Algunas especies son muy generalizadas y otras más selectivas. Un ejemplo muy notable de polinización de una orquídea por un esfíngido es el caso de una orquídea de Madagascar, Angraecum sesquipedale, llamada la orquídea de Darwin , con un espolón de entre 20 y 35 mm y del esfíngido Xanthopan morganii praedicta con una probóscide de un largo comparable; un notable ejemplo de coevolución.[5]

Galería[editar]

Referencias[editar]

  1. Pittaway, A. R. (1993): The hawkmoths of the western Palaearctic. Harley Books & Natural History Museum, London. ISBN 0-946589-21-6 (En inglés)
  2. Scoble, Malcolm J. (1995): The Lepidoptera: Form, Function and Diversity (2nd edition). Oxford University Press & Natural History Museum London. ISBN 0-19-854952-0 (En inglés)
  3. Grimaldi, David & Engel, Michael S. (2005): Evolution of the Insects. Cambridge University Press. ISBN 0-521-82149-5 (En inglés)
  4. Bernays, E. A. & Janzen, D. H. (1988): Saturniid and Sphingid caterpillars - 2 ways to eat leaves. Ecology, 69(4): 1153-1160. doi 10.2307/1941269 PDF texto completo
  5. Borror, D. J., DeLong, D. M., Triplehorn, C. A.(1976) cuarta edición. An introduction to the study of insects. Holt, Rinehart and Winston. New York, Chicago. ISBN 0-03-088406-3

Enlaces externos[editar]