Sofía de Mecklemburgo-Güstrow

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sofía de Mecklemburgo-Güstrow
Reina Consorte de Dinamarca y Noruega
Sophiemecklenburgdenmark.jpg
Sofía de Mecklemburgo-Güstrow.
Información personal
Nacimiento 4 de septiembre de 1557
Wismar, Alemania
Fallecimiento 14 de octubre de 1631 (36 años)
Nykøbing Falster, Dinamarca
Entierro Catedral de Roskilde
Familia
Casa real Casa de Mecklemburgo-Schwerin
Padre Ulrico III de Mecklemburgo-Güstrow
Madre Isabel de Dinamarca
Consorte Federico II de Dinamarca
Descendencia véase Matrimonio e hijos
[editar datos en Wikidata]

Sofía de Mecklemburgo-Güstrow (4 de septiembre de 1557, Wismar - 14 octubre 1631 Nykøbing Falster) fue una noble alemana y reina de Dinamarca y Noruega. Ella fue la madre del rey Cristián IV de Dinamarca. Fue regente de Schleswig-Holstein 1590-1594.

Primeros años[editar]

Era hija del duque Ulrico III de Mecklemburgo-Güstrow y la princesa Isabel de Dinamarca (hija de Federico I y Sofía de Pomerania). A través de su padre, nieto de Isabel de Oldemburgo, ella descendía del rey Juan I de Dinamarca. Al igual que Ulrico, tenía un gran amor por el conocimiento. Más tarde, ella sería conocida como una de las reinas más eruditas de la época.

Matrimonio e hijos[editar]

Sofía se casó con su primo, Federico II de Dinamarca, a los catorce años, él tenía treinta y siete años. El matrimonio fue arreglado por el Consejo danés, quien deseaba que el rey se casara. El rey Federico se casó con ella después de haberle sido prohibido casarse con Ana de Hardenberg, la hija del Lord Canciller. A pesar de la diferencia de edad entre Sofía y Federico, el matrimonio se describió como armonioso. Sofía era una madre cariñosa, cuidando a sus hijos personalmente durante sus enfermedades. Debido a que su esposo era bien conocido por grandes comidas, consumo excesivo de alcohol y el comportamiento inquieto que incluía la infidelidad, envió a sus tres hijos mayores a vivir con sus padres en Güstrow en sus primeros años. Mostró un gran interés en la ciencia y visitó el astrónomo Tycho Brahe. Ella también estaba interesada en las antiguas canciones del folclore.

Ella demostró ser una casamentera diligente. Su hija, Ana de Dinamarca, se casaría con Jacobo VI de Escocia y se convertiría en reina consorte en 1589. Ella organizó el matrimonio en contra de la voluntad del Consejo.

El 20 de julio de 1572, en Copenhague, se casó con Federico II de Dinamarca. Tuvieron ocho hijos, siete de los cuales vivieron hasta la edad adulta:

  1. Isabel de Dinamarca (25 agosto 1573 - 19 junio 1626), se casó en 1590 con Enrique Julio de Brunswick-Lüneburg.
  1. Ana de Dinamarca (12 diciembre 1574 - 2 marzo 1619), se casó el 23 de noviembre de 1589 con el rey Jacobo VI de Escocia (más tarde Jacobo I de Inglaterra).
  1. Cristián IV de Dinamarca y Noruega (12 abril 1577 - 28 febrero 1648).
  1. Ulrico de Dinamarca (30 diciembre 1578 - 27 marzo 1624 en Rühn), último obispo de la antigua sede Schleswig (1602-1624), y como Ulrico II Administrador Luterano del Principado-Obispado de Schwerin (1603-1624), casó con Lady Catalina Hahn-Hinrichshagen.
  1. Juan Augusto (1579-1579), murió en la infancia.
  1. Augusta de Dinamarca (8 abril 1580 - 5 febrero 1639), se casó el 30 de agosto 1596 con el duque Juan Adolfo de Holstein-Gottorp.
  1. Eduviges de Dinamarca (5 agosto 1581 - 26 noviembre 1641), se casó el 12 de septiembre 1602 con el elector Christian II de Sajonia.
  1. Juan de Dinamarca (9 julio 1583 - 28 octubre 1602).

Regencia y últimos años[editar]

Sofía no tenía poder político durante la vida de su esposo. Cuando su hijo menor de edad se convirtió en el rey Cristián IV en 1588, se le dio cabida en el Consejo de Regencia en la propia Dinamarca. Desde 1590, sin embargo, actuó como regente de los ducados de Schleswig-Holstein para su hijo. Ella organizó un gran funeral por su esposo, arreglos para las dotes de sus hijas y para su propia asignación, todo de forma independiente y en contra de la voluntad del Consejo. Ella participó en una lucha de poder con los regentes de Dinamarca y con el Consejo de Estado, que había declarado a Cristián mayor de edad en 1593. Ella deseaba que los ducados se dividieran entre sus hijos más jóvenes, lo que provocó un conflicto. Sofía sólo renunció a su cargo al año siguiente, 1594. Como tal, ella entró en conflicto con el gobierno, que la exilió al Castillo de Nyköping en la isla de Falster. Pasó su tiempo allí en el estudio de la química, la astronomía y otras ciencias. También renovó el castillo.

La reina viuda Sofía manejó sus fincas en Lolland-Falster tan bien que su hijo le pidió dinero prestado a ella en varias ocasiones por sus guerras. También participó en el comercio a gran escala y en el préstamo de dinero. Ella visitaba a menudo Mecklemburgo, y asistió a la boda de su hija en Dresde en 1602. En 1603 se vio envuelta en una disputa por la herencia de su tío, que permaneció sin resolver a su muerte en 1610. En 1608, logró suavizar el castigo de Rigborg Brockenhuus, y en 1628, fue una de las personas influyentes que impidieron a su hijo detener a la amante de su nieto, Ana Lykke, acusada de brujería. Sofía murió como la mujer más rica del norte de Europa a la edad de setenta y cuatro.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Dorotea de Sajonia-Lauenburgo
Reina Consorte de Dinamarca y Noruega
1572 - 1588
Sucesor:
Ana Catalina de Brandeburgo