Servicio de Protección de la Naturaleza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Seprona»)
Saltar a: navegación, búsqueda
SEPRONA
Coat of Arms of the Guardia Civil's Nature Protection Service.svg
Escudo del Servicio de Protección de la Naturaleza
Activa 1988 - actualidad
País Flag of Spain.svg España
Rama FF.CC.SS.
Tipo Fuerza de seguridad
Especialización Protección de la Naturaleza
Acuartelamiento Toda la geografía española
Insignias
Distintivo de permanencia Seprona.svg
Cultura e historia
Colores Verde
Suzuki DRZ 400 S.
Antiguas patrullas motorizadas todoterreno 1989.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) es una especialidad de la Guardia Civil en España, encargada de velar por la conservación de la Naturaleza y los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la Naturaleza, según el artículo 12 de la Ley Orgánica 2/1986 de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Creada en el año 1988 y reorganizada en el año 2000, el SEPRONA tiene encomendada la misión de evitar agresiones al medioambiente y de protección de muebles e inmuebles catalogados como bienes del patrimonio histórico en todo el territorio nacional español y en su mar territorial, incluida la preservación de las especies protegidas y amenazadas. Su base de trabajo es muy extensa, debiendo sus componentes trabajar con más de 2000 leyes y decretos en constante y continua adaptación a los cambios normativos tanto propios de la Unión Europea, como Estatales, Autonómicos e incluso Ordenanzas Municipales, siendo la especialidad de la Guardia Civil que más legislación maneja.

Se trata de la única policía judicial «verde» de Europa, y organizaciones ecologistas como Greenpeace, WWF/Adena o Seo/BirdLife reconocen su gran importancia.[1]

Referencias históricas[editar]

Desde la creación del Cuerpo, se establecieron las reglas necesarias para la organización militar y sus servicios como institución civil. Dichas reglas fueron reunidas en un pequeño cuaderno, aprobado por Real Orden de 20 de diciembre de 1845, cuyo título, «Cartilla del Guardia Civil», fue redactada por la Inspección General del Cuerpo siendo de hecho la primera referencia histórica a nivel nacional e internacional que se tiene de una policía, en cuanto a conservación y protección de la naturaleza:

Es asimismo prohibido pescar envenenando ó inficionando las aguas de cualesquiera modo, tanto en los estanques como en las que se hallen en tierras abiertas, pertenecientes al uso público. Aunque las aguas sean de dominio particular alcanza esta prohibición á sus dueños ó arrendatarios, siempre que no se cierren de modo que se evite la concurrencia á otras y de consiguiente el peligro.

Cartilla del Guardia Civil, capítulo VI, art. 5º

Como una de sus principales obligaciones considerará el Guardia Civil la conservación de los montes y arbolados, bosques del Estado y de los particulares que tan recomendada está por repetidas Reales órdenes, y cuidará por consiguiente, con esmero de evitar los cortes, descepes y mutilación de los árboles, así como que no se estraigan furtivamente los caídos, o detenidos por haber sido cortados sin autorización.

Cartilla del Guardia Civil, capítulo VII, art. 1º

Cometidos[editar]

A parte de los mencionados anteriormente, cabe destacar:

  • Colaborar con las autoridades y organismos correspondientes para planificar y ejecutar una política eficaz en esta materia.
  • Fomentar conductas de respeto a la Naturaleza.
  • Comprobar el estado de conservación de los recursos hidráulicos (continentales y marítimos), geológicos y forestales para impedir cualquier tipo de contaminación, agresión o aprovechamiento abusivo.
  • Colaborar en la prevención de incendios forestales.
  • Proteger el medioambiente atmosférico vigilando su grado de contaminación y nivel de radiactividad.
  • Realizar las acciones tendentes a favorecer el normal desarrollo de la flora y fauna (continentales y marítimas) y particularmente de las especies protegidas.
  • Contribuir al correcto aprovechamiento de los recursos forestales, cinegéticos y piscícolas.
  • Facilitar el adecuado disfrute del espacio natural impidiendo actividades que puedan degradarlo.
  • Crear las bases de datos relativas al Servicio.

Organización[editar]

La Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza se compone de:

  • Mando. Un general de la Guardia Civil.1/11/14

Las unidades operativas del Servicio de Protección de la Naturaleza se dividen en:

  • Patrullas (Paprona o Pacprona (ésta última ubicada exclusivamente en las capitales de provincia): Creadas a partir de las antiguas patrullas rurales motorizadas todoterreno, fueron pioneras en la creación del Seprona y son consideradas como unidades básicas de vigilancia y protección del medio natural de un territorio.
  • Equipos (Eprona): Son las Unidades encargadas de la detección, cuantificación e investigación de las agresiones graves al medio natural, llegando a depender según la ocasión de las Autoridades Judiciales y Fiscales. Se ubican en las capitales de provincia, si bien su alcance operativo se extiende a la totalidad de la misma.
  • Destacamentos (Deprona): Unidades creadas expresamente para la vigilancia y protección de espacios legalmente protegidos.

Estadística[editar]

Estadística extraída del Ministerio del Interior correpondiente al año 2010:

INTERVENCIONES CLASE
3.276 Delitos y Faltas penales
120.927 Infracciones administrativas
27.976 Informes
457 Detenidos
900 Imputados


Controversia[editar]

Al seguir las Patrullas ejerciendo funciones ajenas a la protección del medioambiente, en la actualidad muchos de sus miembros deciden abandonar la especialidad. En fecha de 3 de diciembre de 2008, el Director General del Cuerpo reconoció públicamente que la especialidad no pasa por su mejor momento debido a situaciones difíciles de trabajo ante la escasez de medios y efectivos.[2]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]