Semillón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sémillon

La Semillón (en francés, sémillon) es una variedad vitífera originaria de la región de Burdeos, en el sudoeste de Francia. Se trata de una uva de piel dorada usada para elaborar vino blanco, tanto seco como dulce. Las principales regiones y países productores son Francia, Argentina, Chile y California.

Historia[editar]

La historia de la uva semillón es difícil de determinar. Se sabe que llegó a Australia por vez primera a principios del siglo XIX y que para los años 1820 la uva crecía en el 90% de los viñedos de Sudáfrica, donde se la conocía como Wyndruif, esto es, "uva de vino".[1] En el pasado, se la consideró la uva más plantada del mundo, aunque esto ya no es así. En los años 1950, los viñedos de Chile consistían en un 75% de semillón. Hoy, sólo representa el 1% de los vinos del Cabo sudafricano.[1]

Fuera de Francia y Australia, el semillón no es actualmente popular y a menudo se le critica por falta de complejidad e intensidad. Por ello, las plantaciones han decrecido a lo largo del siglo XX. Actualmente, se dice que Chile es el país con mayores plantaciones de esta uva,[2] aunque la superficie plantada de semillón fluctúa a menudo. Los productores californianos plantan semillón principalmente para mezclarla con sauvignon blanc.[2] La uva también se encuentra plantada en Argentina, donde existen dos zonas ideales para su implantación por sus características climáticas: el Valle de Uco y el Valle de Río Negro. En el primero, el semillón da vinos ricos y complejos en fruta, con un dejo a miel y una interesante estructura. En Río Negro aparecen acentos minerales y terrosos, con un matiz frutado que recuerda a la manzana. Esta variedad se ha introducido recientemente en Nueva Zelanda.

Viticultura[editar]

La semillón, que es relativamente fácil de cultivar,[1] produce regularmente de 6 a 8 toneladas de uva por acre de sus vides vigorosas.[2] Es bastante resistente a la enfermedad, excepto en lo referente a la podredumbre. La uva madura pronto, adquiriendo un tono rosado en climas templados.[3] Puesto que la uva tiene una piel fina, hay riesgo de que se queme con el sol en los climas más cálidos; es más adecuada para zonas de días soleados y noches frescas.

El semillón tiene la virtud, junto a la riesling, de pudrirse noblemente. Bajo ciertas condiciones de temperatura y humedad, un hongo (Botrytis cinerea) suaviza la piel de la uva y permite que se deshidrate, por lo que toma el aspecto de uva pasa con gran contenido de azúcar y acidez, para elaborar así un vino dulce y cremoso. La fermentación del mosto se lleva a cabo lentamente y el resultado es un vino con un equilibrio perfecto entre acidez, azúcar y alcohol, con un intenso aroma floral y sabor amielado que, en buena parte es dado por el hongo.

La uva semillón es bastante pesada, con baja acidez y una textura casi oleosa. Tiene alto rendimiento y los vinos que se basan en ella pueden envejecer a lo largo de mucho tiempo. Junto con la sauvignon blanc y la moscatel, la semillón es una de las únicas tres variedades de uva blanca aprobadas en la región de Burdeos. Es también clave en la producción de blancos dulces como el Sauternes.

Estilos de vino[editar]

Es una variedad de uva con muchos usos: se pueden elaborar vinos secos o dulces, jerez o brandy. Da excelentes resultados cuando se vinifica en asociación con otras variedades, sobre todo, el sauvignon blanc, obteniendo vinos de gran calidad. Estacionado en roble desarrolla un buqué especiado interesante.

A la vista el semillón, presenta un color amarillo verdoso tenue, con reflejos dorados.

Los aromas principales del semillón son miel, frutas de carozo, tostadas, hierba recién cortada y algunos aromas cítricos. Cuando ha sido cosechado tempranamente, cuidadosamente fermentado y tiene paso por roble, el Semillón se destaca por sus aromas a banana y pan tostado.

En boca, el semillón es un vino seco, equilibrado y de gran personalidad, presenta sabores a damasco, manzana verde, crema, miel, algunos cítricos, tostadas, etc.

El semillón es ideal para acompañar pescados a la plancha, salmón grillado, pollo a las finas hierbas, pastas con hongos o con espinacas, para postre o como aperitivo.

La temperatura de servicio de un semillón ronda entre los 10º a 12º.

Referencias[editar]

  1. a b c Oxford Companion to Wine. «semillon».
  2. a b c Professional friends of Wine Semillon
  3. Uncork A short history of Semillon

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]