Samánidas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
اسامانیان - Sāmāniyān
Samánidas

Emirato dependiente del Califato Abasí
(de facto, un estado independiente)

Saffarid dynasty 861-1003.png

819-999

Ghaznavid Empire 975 - 1187 (AD).PNG
KaraKhanidAD1000.png

Ubicación de Samánidas
El Imperio samánida en su apogeo
Capital Balkh, Bukhara
Idioma oficial Persa
Religión Sunnismo
Gobierno Emirato (monarquía)
Emir
 • 819-55 Yahyā
 • 999 'Abd al-Malik II
Período histórico Edad Media
 • Establecido 819
 • Disolución 999

Los Samánidas o Samaníes (en persa: سامانیان, transcrito como Sāmāniyān) fueron una de las primeras dinastías de emires iraníes que ejercieron su poder en las provincias orientales de Irán después de la conquista árabe. Se los recuerda principalmente por su labor de mecenazgo, fundamental en el desarrollo de la literatura persa post-islámica (“neopersa”).

Cronología[editar]

En 819, el califa abasí al-Ma’mūn (813833) recompensó a los cuatros nietos del noble iraní Sāmān Jodā (Nūh, Ahmad, Yahyā y Elyās) por su apoyo frente a una revuelta otorgándoles el gobierno de las ciudades de Samarcanda, Ferganá, Shash (cerca de la actual Taskent) y Herat.

En 875, el califa invistió como gobernador (emir) de Transoxiana a Nasr ibn Ahmad, que hubo de defenderla del avance del saffarí Ya'qūb ibn Layth. Nasr encargó la toma de Bujārā en su hermano menor Ismā‘īl I. Tras conquistar la ciudad, Ismā‘īl se impuso como el verdadero hombre fuerte de los samaníes y se hizo con el control de Transoxiana y, en 900, de Jorasán, tras derrotar y hacer prisionero al emir saffarí Amr ibn Laith (hermano y sucesor de Ya'qūb ibn Layth). Fue Ismā‘īl I (892-907) quien asentó el emirato samaní, con capital en Bujará, con un notable grado de autonomía fáctica respecto al califato, como muestra el hecho de que en los años en que flaqueaba el poderío califal, los samaníes no se dignaban hacer llegar los impuestos a Bagdad.

Desde tiempos de Ismā‘īl I, los samaníes intentaron con diversos resultados controlar Gurgán y Tabaristán. Al norte del Syr Darya las fronteras del emirato samaní alcanzaban hasta Isfijab, cerca de Chimkant y Shash fue un importante centro comercial. El dominio samaní sobre Jorasán se ejerció a través de los gobernadores que residían en Nishapur. Gracias a los emires samaníes el Islam sunni ortodoxo se implantó firmemente en Transoxiana.

El emirato samaní cumplió una importante función militar, pues sirvió de protección al mundo musulmán ante las incursiones de las tribus turcas paganas de Asia Central. Por esta razón, los endémicos combates en la frontera con las estepas del norte entre los ghazis samaníes y las paganas tribus turcas dieron, en vez de botín, una abundancia de esclavos turcos. Algunos de estos esclavos se los vendía en Bagdad y de entre ellos se reclutaban la guardia califal como mamelucos (soldados esclavos). Los emires samaníes también usaron muchos esclavos turcos como mamelucos. Estos mamelucos llegaron a ser un elemento muy importante en el ejército samaní y ocuparon posiciones de mucha responsabilidad en la política del emirato.

Uno de estos mamelucos, el general Alp Tigin, que fue comandante de las fuerzas samaníes de Jorasán durante el reinado del emir Abd al-Malik I y que, tras intrigar contra el nuevo emir Mansūr I, se retiró a la frontera sudeste del emirato y se estableció en Gazni como gobernador semiindependiente y comenzó una Guerra Santa contra los hindúes. Alp Tigin fue sucedido por sus propios oficiales mamelucos y fundó el embrión del futuro Imperio gaznávida.

Bajo la presión de las fuerzas mamelucas turcas, el emir Nūh II (976997) confirmó al general mameluco Sebük Tigin (سبکتگین) como gobernador independiente de Gazni (que incluía las regiones montañosas de Tocaristán, Bamiyán y Ghor) y a su hijo Mahmūd como gobernador de Jorasán. Mientras tanto, los turcos Qarajaníes invadieron desde el noreste el terrtorio samaní y se aliaron con Mahmūd. Ismā‘īl II, el último Samaní, luchó cinco años contra estos aliados y fue asesinado en 1005.

Los Qarajaníes y los Gaznavíes, se repartieron el antiguo emirato samaní, quedando los territorios al norte del Amu Darya para los primeros y los territorios del sur para los segundos.

Anecdotario[editar]

En 997, Nuh II fue curado por el joven médico Avicena, quien contaba entonces con 17 años.

Lista de los Emires[editar]

Enlaces externos[editar]