Repetición de curso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La retención de curso o repetición de curso es el proceso de hacer que un estudiante repita un curso educativo, por lo general el mismo previamente suspendido. Se denomina "repetidores" a los estudiantes que repiten un curso.[1] Se puede decir que los repetidores han sido "retenidos".

La principal alternativa a la repetición de curso (para aquellos que han suspendido) es una política de promoción social, bajo el principio ideológico de que estar con sus compañeros de la misma edad es importante. La promoción social es la promoción de todos los estudiantes, sin tener en cuenta el rendimiento escolar, de una clase a la siguiente.[2] La promoción social es un poco más aceptada en los países que utilizan el seguimiento de los estudiantes del grupo según la capacidad académica. Sin tener en cuenta si un estudiante suspendido es retenido o promovido, los eruditos académicos creen que el bajo rendimiento debe ser abordado con la ayuda de recuperación intensiva, tales como los programas de la escuela de verano.

En la mayoría de los países, la retención de curso ha sido prohibida o totalmente desaconsejado. En Canadá y los Estados Unidos, la retención de curso se puede utilizar desde jardín de infancia hasta el duodécimo curso. Sin embargo, con los estudiantes de más edad, repetir está normalmente limitado a las clases específicas que el estudiante ha suspendido, de modo que un estudiante puede ser, por ejemplo, promocionado en una clase de matemáticas, pero tiene que repetir en una clase de lengua.

Donde está permitido, la retención de curso es más común entre los estudiantes a principios de la escuela elemental. [cita requerida] La mayoría de las escuelas se niegan a retener a un estudiante más de una vez en un solo curso, o más de dos o tres años en todos los grados. [cita requerida] Los estudiantes con discapacidades intelectuales sólo son retenidos cuando los padres y los funcionarios escolares están de acuerdo en hacerlo así.

Historia[editar]

Diferentes escuelas han usado diferentes enfoques a través de la historia. La retención de curso o repetición esencialmente no tuvo sentido en las escuelas de una habitación de hace más de un siglo, porque el acceso a las normas exteriores estuvieron muy limitados, y la pequeña escala de la escuela con quizás solamente unos pocos estudiantes de cada edad, fue propicio a la enseñanza individualizada. Con la proliferación de escuelas más grandes y calificadas a mediados del siglo XIX, la retención llegó a ser una práctica común. De hecho, hace un siglo, aproximadamente la mitad de todos los estudiantes estadounidenses eran retenidos al menos una vez antes de los 13 años de edad.[3]

La promoción social empezó a extenderse en la década de los años 30 con la preocupación de los efectos psicosociales de la retención.[3] La promoción social es la promoción de estudiantes rindiendo por debajo de lo esperado bajo el principio ideológico de que permanecer con compañeros de su misma edad es importante para el éxito. Esta tendencia se invirtió en los 80, a medida que aumentaba la preocupación de que los estándares académicos empeorasen.

La práctica de repetir grado en los EEUU ha estado creciendo constantemente desde los años ochenta.[4] Las decisiones de la práctica de hacer repetir en base de los resultados de un solo examen - llamado exámenes de alto riesgo - son ampliamente condenados por educadores profesionales.[5] [6] Los autores de exámenes generalmente recomiendan que sus exámenes no son adecuados para decisiones de alto-riesgo, y que esas decisiones deberían ser tomadas basadas en todos los hechos y circunstancias.[5]

Referencias[editar]

  1. [1] Definition of repeater, accessed January 28, 2007
  2. social promotion definition - Dictionary - MSN Encarta, accessed June 7, 2010
  3. a b «A Fresh Look at the Retention-Promotion Controversy». Journal of School Psychology 21 (3):  pp. 201–211. 1983. doi:10.1016/0022-4405(83)90015-8. 
  4. «Retention Realities and Educational Standards». Children & Schools 28 (1):  pp. 53–58. 2006. doi:10.1093/cs/28.1.53. 
  5. a b «Losing Students to High-Stakes Testing». Education Digest 70 (7):  pp. 10–19. 2005. ISSN 0013-127X. 
  6. «Large scale assessments and high stakes decisions: Facts, cautions, and guidelines». National Association of School Psychologists (2002).