Red Lights

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Red Lights
Título Luces rojas (España e Hispanoamérica)
Poderes Ocultos (México)
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Antonio Ordóñez
Luis Cordero
Nacho Cerdà
Dirección artística Edward Bonutto
Producción Rodrigo Cortés
Adrián Guerra
Diseño de producción Antón Laguna
Guion Rodrigo Cortés
Música Víctor Reyes
Sonido Albert Manera
James Muñoz
Rick Penn
Maquillaje Caitlin Acheson
Fotografía Xavi Giménez
Vestuario Patricia Monné
Efectos especiales Anthony S. Ciccarelli
Marcos Sagasta
Protagonistas Cillian Murphy
Sigourney Weaver
Robert De Niro
Joely Richardson
Elizabeth Olsen
Toby Jones
Leonardo Sbaraglia
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Flag of Spain.svg España
Flag of the United States.svg Estados Unidos
Año 2012
Género Suspense
Duración 113 min.
Idioma(s) Inglés
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Red Lights (Luces Rojas en España e Hispanoamérica; Poderes Ocultos en México) es una película española-estadounidense de suspenso y thriller psicológico de 2012 escrita y dirigida por Rodrigo Cortés y protagonizada por Cillian Murphy, Sigourney Weaver y Robert De Niro, Elizabeth Olsen, Toby Jones y Leonardo Sbaraglia.[1] Fue estrenado el 2 de marzo de 2012 en España.[2] La película trata sobre fenómenos paranormales y las cualidades extraordinarias que podría poseer una persona, como la telequinesis.

Argumento[editar]

Tomas Buckley (Murphy), un físico que trabaja en una universidad, y Margaret Matheson (Weaver), su compañera (también imparte clases en la universidad), investigan fraudes paranormales. Aunque son muchas las ocasiones en las que los llaman pidiendo sus servicios, todas resultan ser falsas y ninguna supone un reto para ellos. Es entonces cuando Simon Silver (De Niro), un hombre ciego con grandes habilidades mentales, vuelve a actuar tras treinta años desaparecido del mundo del espectáculo. Tom cree que deberían investigarle, a lo que Margaret se opone rotundamente. No obstante, Tom decide investigar a Simon por su cuenta y va a una de sus funciones. Lamentablemente, Simon le descubre y el plan de Tom se va a al garete.

Instantes después, Tom vuelve a la universidad, malherido, y encuentra a Margaret al borde de la muerte. Es trasladada al hospital y mientras permanece allí, Tom continúa dando clases. Finalmente, Margaret muere y Tom decide continuar investigando a Simon. En los días siguientes a la muerte de Margaret, extraños sucesos paranormales rodean a Tom, este los atribuye a Simon. Un equipo de científicos de la universidad en la que Tom da clases está preparando unos experimentos para comprobar si los poderes de Simon son ciertos. Tom, tras una acalorada discusión con el científico jefe, pasa a formar parte del equipo científico como observador.

Tras una serie de pruebas que duran en total siete horas, se declara que Simon no es un fraude y que todo lo que dice es cierto. Tom, en desacuerdo, llama a un alumno suyo para que repase las grabaciones porque está seguro de que hay algo que se le escapa. Mientras su alumno comprueba las grabaciones, Tom asiste al que será el último espectáculo de Simon Silver.

En la actuación, Simon comienza a levitar en el aire entre aplausos del público. Cuando vuelve al escenario, termina la primera parte. Tom se retira al servicio durante el descanso y acaba quedándose solo hasta que otro hombre entra silbando. Tom se lava las manos y cuando se mira en el espejo, el hombre que acaba de entrar le mira desde su espalda, negando con la cabeza. Acto seguido, ambos pelean y Tom sale muy malparado.

Mientras eso sucede, el alumno y la novia de Tom (que acaba de llegar) continúan repasando las cintas y llegan a una conclusión: Simon Silver no es ciego, algo con lo que nadie había contado, y por lo tanto, es un fraude. Pero Tom también se percata de ello y logra llegar al teatro, interrumpiendo la segunda parte y acusando a Simon de ser un fraude. Un hombre del público que está de pie y con el brazo extendido, les interrumpe y dice que le duele el brazo y que no puede bajarlo porque Simon lo controla.

Tom le dice que no es cierto y, ante el asombro de todo el mundo, logra bajar el brazo y sentarse. Es entonces cuando la credibilidad de Simon comienza a irse a pique. La discusión continúa y el teatro comienza a venirse abajo, aparentemente por culpa de Simon. Pero finalmente, todo queda en calma y prácticamente a oscuras. Las gafas de sol que Simon llevaba yacen en el escenario, tras él. Tom saca una moneda y dice que Simon es un fraude. Este le pregunta "¿Cómo lo has hecho?". Entonces, Tom lanza la moneda hacia Simon y este la coge en el aire, revelando la verdad sobre que en realidad no es ciego. Al final, Tom habla con voz en off. En su discurso final da a entender que él es el que siempre ha tenido un poder mental.

Reparto prinicipal[editar]

Antecedentes[editar]

Esta película tiene una gran similitud con la vida del esceptico James Randi. Cabe mencionar que el dialogo de la mujer de Leonardo Paladino hacia el propio Paladino "Leo, ¿me oyes? Leo, si no me oyes, ¡tienes un problema! (en español)" es prácticamente el mismo que el grabado por James Randi para desenmascarar a Peter Popoff.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]