Putanesca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Espaguetis con salsa putanesca.

Putanesca o salsa a la putanesca (en italiano: sugo alla puttanesca —salsa a la putería—) es una salsa para acompañar pastas, típica del centro de Italia.

Ingredientes[editar]

Sus ingredientes tradicionales son aceite de oliva (preferentemente extravirgen), guindilla o, si no hay, pimiento, filetes de anchoa[cita requerida] que hayan estado en salmuera, perejil fresco, orégano fresco, aceitunas negras en salmuera, puré de tomate, ajo a piacere (a gusto); se puede agregar cebolla y zanahoria rallada e incluso unas gotas de vino (preferentemente tinto), todos estos ingredientes en proporciones adecuadas.

Preparación[editar]

La salsa a la putanesca suele prepararse rápidamente utilizando una pentola (sartén), en la sartén se pone primero la suficiente cantidad de aceite de oliva, luego casi inmediatamente (antes de que el aceite se caliente en demasía) se sofrien el ajo picado, la cebolla, las anchoas, luego las aceitunas (deshuesadas y en lo posible cortadas en mitades), el puré de tomate, la zanahoria picada o rallada, el vino y por último el perejil y el peperoncino o pimiento. Se mezclan los ingredientes y cuando toma una textura homogénea ya está pronta o lista para ser añadida a las pastas (por ejemplo espaguetis o tallarines) o penne rigatte (plumas estriadas, es decir mostacholes). La salsa resultante es bastante espesa.

Supuesta etimología[editar]

El curioso nombre de esta salsa es atribuido a la prostitución de la Edad Media,[cita requerida] se dice que las mujeres que entonces practicaban la prostitución callejera en las noches de invierno al tener que "fare lo squillo" o "il giro" (el giro, la vuelta por las manzanas de las ciudades) requerían los fideos acompañados con una salsa rica en calorías. Otra versión[cita requerida] del origen de esta receta es que cuando los marinos que pescaban las anchoas, llegaban al puerto de Napoles y mientras vaciaban sus bodegas se refugiaban en las casas de cita de la ciudad. Los marinos por los servicios prestados por las prostitutas, les pagaban con este pescado. Al final todos comían anchoas preparadas por las damas, lo que se hizo famoso y luego no sólo vendían sus cuerpos sino este fantástico platillo. Otra versión relacionada con la etimología de la salsa putanesca hace referencia a la actividad nocturna de las prostitutas, motivo por el cual se levantaban tarde en la mañana y al llegar al mercado solo quedaban algunas cosas sueltas para preparar la salsa, y así nació esta receta hecha con lo que quedaba en los puestos. yporeso se puede llamar putanesca

Véase también[editar]