Prisión preventiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La prisión provisional o prisión preventiva es una medida cautelar de carácter personal que afecta el derecho de libertad personal durante un lapso más o menos prolongado, la cual sólo procederá cuando las demás medidas cautelares fueren insuficientes para asegurar los objetivos del procedimiento penal.

Cuando se dicta la prisión provisional, el imputado o acusado de un delito es obligado a ingresar en prisión, durante la investigación criminal, hasta la celebración del juicio.

Requisitos[editar]

Son criterios por lo general bastante parecidos en todos los países:

  • que haya fuertes indicios de culpabilidad
  • que exista riesgo de fuga que puede poner en peligro el cumplimiento de la pena (si el juicio finalizase con una sentencia de culpabilidad).
  • que pueda destruir pruebas, suponga un peligro para la víctima, o para evitar el riesgo de que pueda cometer otros hechos delictivos (en el caso de algunos delitos graves)...

Normalmente la prisión provisional se decreta cuando no existe otro método más eficaz. Es la última opción y es preferible utilizar otras medidas cautelares de menor entidad como, por ejemplo, el arresto domiciliario o una caución económica (fianza).

Críticas[editar]

Dos son las críticas principales contra esta medida:

  • Es contraria al principio del estado de inocencia, puesto que pena al acusado aún antes de que se haya demostrado su culpabilidad, siendo imposible de reparar el daño que se le cause en el caso de que finalmente sea declarado inocente. Dicho daño puede referirse a la imagen, reputación, vida laboral y privada de los imputados.
  • En determinados países se abusa de esta medida cautelar, tanto en el número de presos como en la duración de la misma.

La prisión preventiva o provisional por país[editar]

España[editar]

Francia[editar]

México[editar]

Véase también[editar]