Posiciones del fútbol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Posiciones de fútbol»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El fútbol, también llamado balompié, es un deporte de equipo jugado entre dos conjuntos de 11 jugadores c/u y 4 árbitros que se ocupan de que las reglas se cumplan correctamente.

Posición de portero[editar]

Portero[editar]

En el fútbol, el portero (también llamado meta, arquero, guardameta, cancerbero o golero) es la posición que representa la última línea de defensa entre el ataque del oponente y la propia portería. Es una de las posiciones más difíciles de jugar, debido a su gran complejidad y responsabilidad. La función principal del jugador en esta posición es la de defender directamente la portería y evitar que el contrario marque gol. El portero es el único jugador del equipo al que se le permite tocar la pelota con sus manos o brazos durante el juego, siempre y cuando esté dentro de zona delimitada (área grande). Cada equipo debe tener un portero en el campo en todo momento del juego. Si el portero es forzado a abandonar el campo, tanto por lesión o por expulsión, otro jugador debe asumir la posición, cuando no hay un portero suplente o el equipo haya usado sus sustituciones permitidas. Grandes porteros fueron Ubaldo Fillol, Ricardo Zamora, Lev Yashin, Amadeo Carrizo, Ladislao Mazurkiewicz, Manga, Dino Zoff, Sepp Maier, Thomas N'Kono, Michel Preud'homme, Peter Schmeichel, Thomas Ravelli, Gordon Banks, Claudio Taffarel, José Luis Chilavert, Rene Higuita, Jorge Campos, Fabien Barthez y Oliver Kahn. Del último tiempo destacan Edwin van der Sar, Thibaut Courtois, Gianluigi Buffon, Iker Casillas, Petr Cech y Manuel Neuer.

Posiciones en la defensa[editar]

Nomenclatura: DC defensa central; DDC defensa de corte; DLC defensa libre por el centro; DL defensa lateral; DLB defensor libre por la banda; DM defensor de medio campo; Color azul defensas puros, Color azul amarillo defensas mediocampistas.

Defensor central (Central)[editar]

También denominado Zaguero central, o simplemente central (no confundir con el término marcador central). Habitualmente numerados como 4 y 5 (en Europa) ó 2 y 6 (en Argentina); 3 y 4 (Brasil), dependiendo de cada país, los marcadores centrales constituyen la base de la defensa. El zaguero central juega de una forma más contenida que el stopper, de preferencia en línea de 4 esperando en orden el ataque rival y resguardando el área con una defensa zonal -este jugador más bien espera al rival en la última línea-. El zaguero central necesariamente no se encarga de las bandas, esa es tarea del stopper o del marcador de punta. Su principal orientación no es salir a marcar jugadores sino proteger las áreas en defensa zonal.

Como características esenciales el zaguero central debe ser prolijo en el quite de balones, ordenado en el juego, tener muy buen juego aéreo y por sobre todo correr bien la cancha. Muchas veces se juega con un defensa central que se ubica en el centro-derecha y se complementa con un stopper. Aquí el central tiene una función puramente defensiva, de permuta y prolijidad, debe ordenar la línea de juego y debe saber ocupar los espacios dejados en la cancha. "A diferencia de lo que ocurre en una zaga conformada por un líbero y dos stoppers, donde la eficacia está centrada fundamentalmente en la mecanización de funciones, los dos defensores en línea, para cumplir con su misión, requieren tomar decisiones conjuntas ante situaciones que no pueden ser ciento por ciento previstas de antemano. Porque a diferencia de los líberos y stoppers, la pareja de centrales no tiene como objetivo prioritario atacar al rival que lleva el balón (ya sea con marcación personal o zonal), sino que cubrir de la mejor forma el sector donde se está gestando el ataque rival (esto se entiende porque se supone que serán los laterales y el o los volantes centrales los que deben ir al choque frontal). Así, la comunicación se torna esencial entre los zagueros centrales porque uno de los dos debe salir a asistir -generalmente marcando al posible atacante receptor del balón- mientras el otro tiene que quedarse a cubrir la última zona para evitar la desprotección total ante una eventual cambio de frente de la jugada. Lograr este grado de sincronización en la dupla depende más del diálogo que de la repetición de movimientos".[1]

Ejemplos clásicos se pueden encontrar a Cesare Maldini, Franco Baresi, quienes jugaron en el AC Milán en diferentes épocas, Baresi jugaba de central y no solo ordenaba la línea de cuatro sino que utilizaba la trampa del fuera de juego para poner en evidencia el despliegue táctico del rival. Otro ejemplo era Bobby Moore de quién se dice que corría tan bien la cancha que la pelota siempre le llegaba a él. Otros grandes centrales fueron Roberto Ayala, Jaap Stam, Laurent Blanc (cuarto mejor jugador francés del siglo según diario L Équipe siendo unos de los defensas más goleadores de la historia[2] ), Altair Gomes de Figueredo, Carlos Gamarra, Elías Figueroa, Daniel Passarella. Actualmente destacan jugadores cómo Holger Badstuber, Andrea Barzagli, John Terry, Nemanja Vidic, Thiago Silva, Mats Hummels, David Luiz, Sergio Ramos, Carles Puyol, Javier Zanetti Gerard Piqué, Lisandro Magallán entre otros.

Defensor de corte (Stopper)[editar]

Mayormente conocido como marcador central también llamado estóper[3] -derivado del inglés stopper (parador)-. Juega preferentemente en línea de 3 o de 5, adelante de un líbero, en ocasiones se los puede ver en la línea de 4 complementando al marcador central ubicado en el centro-izquierdo de la defensa o en la punta de un rombo defensivo encargado en primera instancia de desbaratar el ataque del rival. En esa posibilidad de alineación destacan en la formación 4-4-2 cuando se juega sin un mediocampista defensivo nominal. También son importantes en el fútbol sudamericano cuando se privilegia suprimir al volante de contención y para jugar con volantes de salida, entonces el estóper se vuelve indispensable por delante de la defensa en un rombo defensivo. Tradicionalmente usan los números 3 ó 2.

Si en comparación, el zaguero central juega contenido esperando en línea el ataque rival, el stopper, por su parte, es quien se adelanta al último hombre y presiona al oponente que viene atacando. El estoper se encarga de las pelotas divididas, en lo posible, anticipa el peligro afuera del área.[4] Un estóper puede ser tanto, el hombre específico que hace la marcación personal a un rival o aquel jugador que en el sentido global, se hace cargo de desbaratar el ataque oponente con anticipación a las jugadas.

Los inicios del estoper se dan antes de los cambios en la regla del Fuera de juego en 1925. Según la regla antigua, debía haber dos hombres (contando al arquero), antes de la habilitación entre el delantero y el arco rival. Por ese entonces se jugaba con dos defensas en el llamado sistema piramidal (2-3-5). Las funciones defensivas entonces eran repartidas entre un último defensor que siempre permanecía atrás (al que también se le llamaba cuevero) y otro segundo defensor (el estoper) que se encargaba de salir y entrar manipulando con inteligencia la trampa del offside.

Este tipo de defensor necesariamente debe ser rápido para cubrir muchas zonas del campo -tanto al costado como hacia el centro-, pues estos defensores deben suplir la labor de los laterales, sobre todo si se juega en línea de 3. Quizás la capacidad más imperiosa de un stopper sea la capacidad de anticipación, por ende un gran exponente de esta forma de jugar debe ser un defensa eminentemente cerebral. A modo complementario, se trata de jugadores con buena capacidad técnica, no necesariamente deben ser tan altos y corpulentos como el central, pero si deben ser hábiles con los pies.[5] El stopper además de defender —la cual es obviamente su rol principal— debiera tener una función de salida o de inicio de construcción del juego. Esta tarea es muy valiosa sobre todo si, tras la anticipación en la marca, el stopper sorprende al equipo rival mal parado para el contra ataque. Un ejemplo de aquello fue Elías Figueroa, reconocido por la IFFHS como el mejor defensa sudamericano del siglo XX, quien era apodado "Míster Lujo" por su prolijidad en la marca y su habilidad para salir jugando con toda tranquilidad y dominio del balón.

Otros ejemplos clásicos son el goleador Daniel Passarella, Marcel Desailly a quien apodaban la fuerza tranquila,[6] Fernando Hierro, Ronald Koeman, Héctor Chumpitaz o Domingos da Guia de quien se escribió "es la perfección depurada de la defensa... desarma el adversario sin violencia y luego se da el lujo de hacer un pase de ataque... vengan a ver a Domingos".[7] En la actualidad se han destacado Giorgio Chiellini y Fabio Cannavaro.

Defensor libre por el centro (Líbero)[editar]

Mayormente reconocidos como líberos. Consiste en un zaguero que posee la particularidad de jugar «libre» de obligaciones de marca o de una zona que deba cubrir. La palabra "líbero" significa "libre" en italiano y fue empleada por la primera vez por el periodista italiano Gianni Brera. Claramente, este nombre se debe a que los líberos se encuentran "libres de marca", es decir, sin una marca asignada, siendo el último hombre en salir frente a cualquiera que ataque. En un once titular el líbero se suele alinear con una defensa de 3 o 5 hombres y según sus características o estilo de juego se hacía acompañar por stopper o centrales. Generalmente, es el último hombre de la línea defensiva pero también es posible que juegue por delante de la misma y ser libre de atacar en ciertas ocasiones, esto también varía según el estilo de juego; ya que si juega detrás de la línea defensiva cumple funciones de líbero sweeper o barredora -cuevero[8] -, pues pasa "barriendo" tras la línea de defensa, pero si sale a cortar adelante de la línea defensiva, entonces cumpliría funciones de líbero alemán, que sería como un stopper muy suelto por el medio a modo de volante. Ejemplos clásicos de líbero: Franz Beckenbauer el creador de la posición en Alemania, Gaetano Scirea en la selección Italiana como barredora en línea de cinco, Armando Picchi en el grande Inter o Matthias Sammer y Hans-Jürgen Dörner por Alemania oriental.

Defensor lateral[editar]

También conocido como marcador de punta, usan generalmente el número 4, cuando es el lateral derecho, y el número 3, cuando es el lateral izquierdo. Con la aparición del esquema 4-4-2, "wingless", cumplían funciones puramente defensivas, pero con la revolución del fútbol con desdoblamiento de funciones pasaron a cumplir un rol mixto de defensa y proyección; sin embargo, siempre han jugado en forma más contenida, privilegiando lo primero a lo segundo. También aparecen en las formaciones 5-3-2 y 5-4-1 del catenaccio, donde tienen los costados a su disposición, cosa que no pasa con la formación 4-4-2, donde existen volantes por las bandas. Por los costados de la defensa, son los encargados de taponar las subidas de los punteros y aleros, de ayudar en la permuta y relevos de las marcaciones, y reforzar el juego aéreo en el área central, si les toca rotar con los defensas centrales. En su faceta constructiva los laterales cumplen funciones de distribuidor a distancia, ellos suben con la pelota por las bandas y suelen enviar centros al área rival para que los delanteros puedan marcar, por tanto deben tener conducción y habilidad de centrar. La principal diferencia con los carrileros, es que los laterales juegan más contenidos, propios del fútbol táctico defensivo italiano e inglés, también suelen ser más fuertes en la marca y más altos para el cabezazo. Ejemplos de algunos laterales clásicos han sido Roberto Carlos, José Antonio Camacho, Quique Sánchez Flores, Paolo Maldini, Francisco Arce, Cafú, Hugo Ibarra y últimamente Philipp Lahm, Łukasz Piszczek, Darijo Srna, Dani Alves, Marcel Schmelzer, Pablo Zabaleta, Mattia De Sciglio, Micah Richards, Patrice Evra, Marcelo y Emanuel Urquiza entre otros.

Defensor libre por la banda (Carrilero)[editar]

Mayormente llamado carrilero[9] y frecuentemente confundidos con los interiores (volantes por las bandas). Son indispensables para triangular en ataque dentro del esquema 4-2-2-2 y son importantes en la conducción en un esquema 4-2-4. Estos defensas son una variación moderna (aunque poco utilizados) de los laterales. Ellos tienen más tendencias a participar del ataque, con un juego más suelto y a veces con responsabilidades creativas a los costados de los tres cuartos de cancha.[10] Se diferencia de los volantes por las bandas (interiores ), no solo por una cuestión posicional sino por una cuestión de perfiles de juego y de posibilidades en el despliegue. En la evolución del fútbol a lo que es ahora en día, los carrileros tienen una combinación de laterales e interiores. Por último, se diferencian de los defensas de medio campo y los laterales volantes, en cuanto, estos parten de los costados, pero no buscan las bandas al ataque, sino que suben volanteando por el centro del campo.

En relación a los perfiles de juego los carrileros deben tener una gran capacidad física, ya que recorren muchas veces la banda para atacar, cortar balones en el medio campo, subiendo por las bandas, y, de nuevo, volver a posiciones defensivas cuando el equipo rival arma un ataque. Los carrileros suelen subir más frecuente por las bandas y con más peligro ofensivo que los laterales -que están más contenidos- por tanto se requiere que tengan excelente conducción del balón. Los carrileros deben ser buenos en el disparo a puerta y por supuesto deben centrar desde los costados al área rival. Hay defensores laterales como Stephan Lichtsteiner y Daniel Alves que saben terminar las jugadas muy dentro del área.

Los primeros Carrileros de la historia fueron Djalma Santos, Giacinto Facchetti, Nilton Santos y Luis Eyzaguirre, posteriormente destacaron Ruud Krol, Luis Enrique, Júnior, Cafú y actualmente destacan Matías Nicolás Rodríguez, Andoni Iraola, Jordi Alba e Iván Torres. Todos ellos son ejemplos de Carrileros, y muchos también pueden jugar como interiores.

Defensor de medio campo (en desuso)[editar]

También conocidos como zagueros medios,[11] half izquierdo y derecho o simplemente half back; fue una posición futbolística en desuso ahora, propia de la formación piramidal invertida de los años 30, que posteriormente persistió en los rasgos futbolísticos de los lateral volante del fútbol brasileño de los años 70s. Esta posición de fútbol contaba con defensores que jugaban adelantados en la zona del medio campo y cubrían las subidas por las bandas desde el centro de la cancha. La principal distinción que lo diferencia del carrilero es que tanto el defensa de medio campo como el lateral volante no realizaban las carreras por las bandas en dirección al ataque, sino buscaban subir desde el costado hacia centro de la cancha repartiendo fútbol como si fuera un volante de salida o un habilitador. Los sistemas de juego que usaban eran el 2-3-5 para los defensores de media cancha y el 4-2-4 o el 4-4-2 con rombo para los lateral volantes.

Desde el defensa de medio campo al lateral volante existieron proyecciones de juego, incluso que usaban los mismos números 6, 4 y 5. Por otro lado, los half back jugaban en la zona de contención en una línea de tres a ambos costados del volante de contención y los lateral volante jugaban en la línea de cuatro defensas, pero ambos cubrían la misma zonas de juego. A diferencia del volante de contención, el defensor de media cancha no era responsable de cortar el juego en el centro de la cancha, sino que debía marcar la subida de los aleros y punteros desde posiciones adelantadas, presionando la salida y empujando hacia el ataque, como un lateral volante. Por último hay que destacar que las cualidades del half back y el lateral volante eran las mismas. Estos futbolístas tenían que ser fuertes en el quite y la anticipación de la pelota, veloces para alcanzar a los extremos y punteros, debían tener buen toque de balón para meterse por el medio y repartir fútbol. De los mejores defensas de medio campo de la historia destacan José Leandro Andrade[12] en los años 30s y Duncan Edwards ya de los últimos volante laterales a principio de los años 60s. En el fútbol brasileño de buen toque de balón destacan Marinho Chagas y Everaldo en los 70s.

Posiciones de medio campo[editar]

MCO mediocampista ofensivo; MC mediocampista central; INT interior; MCD mediocampista defensivo, Color amarillo mediocampista

Mediocampista defensivo[editar]

Dentro del 11 titular suele llevar el dorsal 5 o el 6. Es el centrocampista que se encarga de realizar labores de contención, de recuperación y de destrucción del juego ofensivo del rival. Las formaciones más comunes en las que se utiliza esta demarcación son 4-2-3-1 (en este caso haciendo de doble pivote con otro MCD), 4-3-3 (en este caso el MCD estaría sólo por detrás de una pareja de mediocentros organizadores), 4-4-2 en rombo y 4-1-4-1. Algunos también pueden ocupar el puesto de central, debido a sus virtudes en el juego defensivo. Algunos ejemplos de mediocentros defensivos, son Javier Mascherano, Fernando Redondo, Sami Khedira, Sergio Busquets, Javi Martínez, Carlos Alberto Sánchez, Mark van Bommel o Gennaro Gattuso

Mediocampista organizador[editar]

Dentro del 11 titular suele llevar el dorsal 6 o el 8. Se encarga de elaborar y distribuir el juego del equipo, por lo que es una de las posiciones más exigentes e importantes dentro de una formación. La formaciones más comunes en las que se utiliza esta demarcación son 4-3-3, 4-4-2 o 4-1-4-1. Hay mediocentros organizadores que también pueden jugar como Media Puntas, ya que su labor en el terreno de juego se asemejan como Cesc Fabregas. Algunos ejemplos de mediocentros organizadores son Ronaldinho, Xabi Alonso, Xavi Hernández, Juan Román Riquelme, Juan Sebastián Verón, Leandro Romagnoli, Michael Ballack, Andrés Iniesta, Paul Scholes, Andrea Pirlo, Carlos Valderrama, James Rodriguez, entre otros.

Mediocampista externo[editar]

También llamado en Europa como Interior, dentro del 11 titular los interiores suelen portar los dorsales 7 y 11. Son los centrocampistas que juegan por las bandas y que comúnmente se les suele confundir con los extremos y los carrileros. Su tarea es la de abrir el juego por las bandas para dejar espacio entre líneas, los cuales pueden aprovechar tanto los mediocentros como los delanteros. Una de las habilidades más destacadas de los interiores son sus centros, ya que una de sus tareas es la de surtir a los delanteros de balones aéreos. También son famosos por su buen golpeo de balón en los saques de falta o córners, por su velocidad y por su finura técnica a la hora de regatear al rival o realizar diferentes maniobras. Las formaciones más comunes en las que se utiliza esta demarcación son 4-4-2 o 4-1-4-1. Algunos ejemplos de interiores son Jesús Navas, Santi Cazorla, Franck Ribéry, Antonio Valencia, Florent Malouda .

Mediocampista ofensivo[editar]

Dentro del 11 titular porta el dorsal 10. También llamado media punta o Volante con llegada, es el centrocampista más adelantado y se sitúa por detrás de los delanteros; su función es la de coordinar el ataque del equipo, dar el último pase a los delanteros o aprovecharse de los huecos libres que deja la defensa rival. Suelen ser jugadores muy elásticos y con una visión de juego extraordinaria, algunos también poseen un gran talento y técnica para regatear o hacer diferentes filigranas. Al igual que ocurre con los MCO, el puesto de MO es uno de los más difíciles y relevantes dentro de una formación, ya que requiere que el jugador posea gran variedad de habilidades para poder desempeñar su tarea de forma satisfactoria. Las formaciones más comunes en las que se utiliza esta demarcación son 4-2-3-1, 4-3-3 o 4-4-2 en rombo. Algunos ejemplos de Media Puntas son Robin van Persie, Juan Mata o Francesco Totti en el resto de Europa. James Rodríguez, Ronaldinho, Jorge Valdivia, son un claro ejemplo de esta posición.

Roles de medio campo (fútbol sudamericano)[editar]

VCT volante de contención; LV lateral volante; VS volante de salida; VB volante por la banda; VM volante mixto; VCR volante de creación; VLl volante con llegada, Color amarillo mediocampista puro, Color amarillo azul mediocampista y defensa, Color amarillo rojo mediocampista y atacante

Lateral volante[editar]

Primeramente fueron llamados half back, zagueros medios[13] o defensas de medio campo; aquella era una posición futbolística propia de la formación piramidal de los años 40s que ahora se encuentra en desuso. Posteriormente a esta época los rasgos futbolísticos del half back persistieron especialmente entre los laterales volantes del fútbol brasileño en la escuela del joga bonito durante los años 70s. Hay que decir por ejemplo, que los lateral volante y los half back (defensor de medio campo) recorrían la misma zona del campo, nada más que los primeros jugaban en la línea de cuatros defensas y el half back lo hacía a los costados de una línea de tres en la zona de contención en el medio campo de la formación piramidal, incluso, a diferencia del volante de contención, el half back no era responsable de cortar el juego en el centro de la cancha, sino que debía marcar hacia la subida de los aleros y punteros en posiciones adelantadas, presionando la salida y empujando hacia el ataque, tal y cual como un lateral volante. Por otra parte el defensor de medio campo y lateral volante tenían un estilo muy parecido, que a diferencia del carrilero o el volante por las bandas, no buscaba recorrer los costados de la cancha hasta llegar al ataque, sino que buscaba subir desde posiciones laterales hacia el centro del campo repartiendo fútbol como si se tratara de un verdadero volante de salida desahogando el juego y habilitando; ambos, lateral volante y half back cumplían funciones en la creación de juego.

Las cualidades futbolístiscas de un lateral volante y un half back eran las mismas, estos futbolistas tenían que ser fuertes en el quite y la anticipación de la pelota, veloces para alcanzar a los extremos y punteros, debían tener buen toque de balón para meterse por el medio y repartir fútbol. De los mejores defensas de medio campo de la historia destacan José Lendrero Andrade en los años 30s y Duncan Edwards ya de los últimos half back a principio de los años 60s. En el fútbol brasileño de buen toque de balón destacan Marinho Chagas y Everaldo en los 70s que fueron grandes lateral volante.

Volante de contención[editar]

También es llamado mediocentro defensivo, pivote u hombre ancla,normalmente lleva el número 5, en algunos países usan el 6[14] y suelen jugar sin un acompañante en el mismo rol. Son importantes sobre todo ubicados delante de los zageros centrales en esquemas donde no se cuentan con stoppers, pero que a su vez se necesita un jugador que contenga las embestidas del ataque rival previo a la entrada de las áreas. A diferencia del volante de corte, este tipo de volantes juega en la retaguardia, juegan en zona. Ellos siempre deben ocupar posiciones defensivas del medio campo para esperar los contragolpes y desbaratar el peligro antes que llegue a las áreas. Por el contrario, el volante de corte tiene un carácter más agresivo, porque que no se espera en la retaguardia y recorre toda la cancha. Como los volantes de contención son buenos en la ubicación y la anticipación defensiva, no es raro que se desempeñen con igual calidad en la zaga, como líberos o centrales. Además, estos jugadores destacan porque deben tener buen trato del balón para así otorgar seguridad y dominio desde la base del medio campo. Generalmente son líderes dentro del campo que inician la defensa y proponen el ataque con un primer pase. Algunos ejemplos paradigmáticos en la historia del fútbol fueron: Obdulio Varela, Valery Voronin o Patrick Vieira. En la actualidad destacan: Xabi Alonso, Leonardo Ponzio, Javi Martinez y Michael Essien.[15]

Volante de corte[editar]

También es llamado mediocentro torres o recuperador de balones; ocasionalmente lleva el número 5 cuando ese número no está asignado a un defensa central o, si es así, números de dos dígitos desde el 13 hasta el 16, incluso en algunos países usan el 6. Su ubicación en la cancha se define a partir de la base de media cancha, pero cuando su equipo no tiene el balón, este jugador queda en total libertad de acción. Cuando se desbarata el ataque del propio equipo y empieza el contragolpe rival, quien debe estar más atento al inicio del juego oponente es volante de corte, pues mientras los demás compañeros corren a recuperar posiciones o esperan habilitación, él debe soltarse e ir sobre la pelota. En este sentido se diferencia tanto del stopper debe jugar en zona defensiva o de marcación y tanto del volante de contención, quien espera en su posición en la base del medio campo y no sube por la pelota. En si, el volante de contención y el volante de corte son mediocampistas defensivos, sin embargo uno juega en zona y el otro juega marcando hombre a hombre, por tanto este último es un jugador ideal si lo que se busca es un fútbol agresivo que imponga presión al rival para acorralarle en su campo. Como los volantes de corte son buenos en la marcación y el robo del balones, no es raro que se desempeñe con igual calidad en la zaga, como stoppers. Por último, este tipo de jugadores no cumple funciones de creación y no porque carezcan de habilidades técnicas, sino que al recuperar el balón para su equipo, debe buscar posiciones de resguardo y alerta por si se vuelve a perder la pelota. Ejemplos de este tipo de jugadores en la actualidad son Gennaro Gattuso, Gary Medel o İlkay Gündoğan y en la historia el gran Claudio Gentile, el multifacético Paul Breitner o el duro Roy Keane.

Volante de salida[editar]

También es llamado volante central[16] y antiguamente centro half, juegan adelante de la zona de contención en la mitad de la cancha usa el número 8 y a veces el 5 en la espalda. Cumplen labores tanto defensivas como ofensivas, pero su más importante tarea es tener la capacidad para distribuir el balón a toda la cancha aportando claridad e inteligencia en el juego.[17] Esta capacidad es importante para tanto para generar habilitaciones a distancia como para lateralizar el balón con tenencia en el medio campo y juego n bloque.

Por lo anterior, se habla de la existencia de dos perfiles de volantes de salida, los distribuidores a distancia que busca alimentar a la delantera con pases largos creando ataque desde posiciones defensivas y protegidas y los distribuidores de media cancha que reparten balones a pases cortos por toda la mitad de la cancha a modo de aduana del equipo, lateralizando y protegiendo el balón. Los distribuidores a distancia suelen triunfar en el ambiente europeo con su fútbol táctico y contenido, por el contrario, los distribuidores de media cancha, suelen ser futbolistas sudamericano o españoles donde se usa y se abusa de la tenencia del balón, con un juego más lento y técnico.

El volante de salida debe aprender a mostrarse a todos los compañeros de la cancha y desmarcarse; muy en especial cuando se trate de desahogar el juego cuando se agobie a la defensa, pues como su nombre lo dice, es el mediocampista encargado de la salida del balón desde las zonas peligrosas. Otra labor necesaria para un volante central es tener la capacidad para manejar el tempo en el juego de su equipo, lo que es una responsabilidad muy importante para lograr el manejo de los partidos con inteligencia. Sumado a lo dicho y como característica especial, los volantes de salida debieran ser excelentes rematadores a distancia.

Entre las diferencias y similitudes para con el volante de creación hay que decir que ambos aportan claridad en la elaboración de juego, pero el volante de salida no juega tan expuesto en el ataque como un 10 clásico -por cierto, un volante de salida no es totalmente responsable de los tres cuartos de cancha-. Si bien ambos tipos de volantes juegan muy libres por la cancha, la diferencia está en que los volante de salida siempre juegan rodeado de los suyos; sea jugando para el catenaccio italiano o en el pragmatismo inglés, donde el volante de salida es clave para la alimentación del contra golpe a partir de posiciones defensivas, o sea jugando en el tiki taka, donde el volante de salida siempre se va a encontrar rodeado de los suyos en caso de perder la pelota. Sumando a esto, el volante de salida juega con mucha lateralidad, en cambio el volante de creación juega con mayor tirangulación en ataque en busca de un fútbol más incisivo.

Ejemplos históricos de volante de salida pueden ser Cesar Cueto, Obdulio Varela, José Luis Sierra y Didí que fueron futbolístas muy técnicos y finos en el juego y la repartición de fútbol. Otros volantes de salida fueron Luis Suárez Miramontes, Josef Masopust y Juan Alberto Schiaffino que triunfaron en el fútbol europeo repartiendo pases largo en el fútbol de contra golpe. En la actualidad destacan: Paul Scholes, Andrea Pirlo, David Pizarro y Frank Lampard.

Volante por la banda[editar]

El volante por la banda, también llamado volante externo, es el equivalente al interior del fútbol europeo,

[18] pero no debe ser confundido con el lateral volante ni con el delantero escorado a la banda (el extremo). Su juego se desarrolla casi siempre por el costado del terreno de juego en desdoblamientos defensivos y proyecciones en busca del ataque por la bandas. Es esto lo que los diferencia del lateral volante que "gira" desde el costado hacia el centro aportando claridad y distribución a la elaboración de radio corto. En lo cierto, el volante externo siempre trabaja por la banda. En su función creativa se encargan de principalmente de transportar el esférico hacia el campo rival con despliegue y dinámica, también es importante que envíen centros hacia el delantero de turno; ayudan a desahogar la salida de balones desde el fondo del campo o si es conveniente pasar el balón a algún jugador en el centro de la cancha. En su faceta ofensiva, pueden llegar a línea de fondo y enviar centros, incluso pueden rematar al arco si es que algún balón rebota hacia un costado del área. En su función defensiva, se encargan de recuperar balones circulando por el costado del terreno con mucho repliegue y cobertura. A diferencia de los extremos y puntas no se le exige gol, a diferencia de los carrileros, no se les exige que respondan en función del esquema defensivo. Su mayor aporte puede ser tanto la salida, el despliegue y la recuperación con mucha dinámica o en su defecto la habilitación de balones a distancia en jugadas "aéreas" o contragolpes. En efecto, estas dos cualidades tienden a configurar dos perfiles distintos entre los volantes externos muy dinámicos y verticales, como otro grupo de volantes externos que aportan claridad en la salida y distribución a distancia.

Mayormente este tipo de volantes son jugadores rápidos, con muy buena conducción de balón y con habilidad para retenerlo en la subida, también debe tener algo de marca y por supuesto debe ser buenos para enviar centros cruzados sobre el área rival. Históricamente, el jugador que llevaba el número 7 era el llamado interior derecho o volante mixto, que cumplía funciones de recuperación y también de creación de juego. Con la evolución del fútbol, apareció la variante que se describe anteriormente: los interiores derechos y los interiores izquierdos. Dependiendo de su proyección ofensiva y velocidad a menudo muchos se convierten en mediapuntas o extremos. En otros casos prima la faceta defensiva convirtiendo volantes en carrileros con mucha cobertura y velocidad. Como un ejemplo reciente de este tipo de jugadores podemos nombrar a David Beckham quien fue uno de los mejores jugadores de la historia tirando "centros a la olla" desde las bandas. Otros ejemplos destacables fueron Pavel Nedvěd, Jorge Burruchaga, Nolberto Solano o Willy van de Kerkhof que se destacó por su gran despliegue y dinámica en la cancha.[19] Hoy destacan Andrei Arshavin, Mauricio Isla, Antonio Valencia, Juan Manuel Iturbe o el gran Ryan Giggs; también está muy en boga Gareth Bale[20] un jugador galés que destaca por tener una tremenda conducción del balón en velocidad, despliegue y recuperación.

Volante mixto[editar]

El llamado volante central[21] usa el número 8 en la camiseta y a veces el 7, raras veces el 10. También llamado mediocentro organizador o box-to-box midfielder en inglés. Es clásico ver dos de ellos jugando en la formación 4-4-2 acompañados por dos volantes por las bandas a los costados o en un 4-2-3-1 en el centro acompañado de dos media puntas o volantes con llegada. Este tipo de volante puede cumplir funciones creativas parecidas al volante de creación encargado de tres cuartos de cancha, por lo tanto se le puede denominar Trequartista. Sin embargo y a diferencia del volante de creación -que juega libre-; el volante mixto debe ir y venir retrocediendo a recuperar posiciones si su equipo pierde el balón en ataque. El volante mixto es por tanto un jugador ideal para equipos con disposición defensiva. Este tipo de futbolista debe tener mucha dinámica y velocidad, porque así aporta fluidez en la creación. Puede ser más completo que el volante de creación desde una perspectiva puramente tacticista, pero por sus características táctico - defensivas no encajaría en una disposición de ataque pues condicionaría al equipo jugando muy contenido y con menos libertad. Redondeando podemos decir que el volante mixto es un futbolista de buena técnica, no muy cerebral ni basa su fútbol en la claridad de distribución, pero si es muy táctico y aporta gran fluidez a los sistemas de juego. Como agregado a su juego sería ideal que un jugador como este tenga buen remate de distancia e incluso llegue al gol.[22] Un gran ejemplo de esta clase de jugadores fue Lothar Matthäus de quien se puede decir que fue el mejor permutador de la historia, porque recuperaba posiciones y además alteraba en el ataque. Frank Rijkaard fue otro paradigmático ejemplo reconocido como un futbolista polifuncional todocampista que tenía buen fuelle para el ida y vuelta; Paulo Roberto Falcão fue un gran representante en el fútbol sudamericano que además de dinámica aportaba claridad en la creación. Johan Cruyff también se dice que jugó en esta posición. Hoy por hoy destacan Arturo Vidal, Bastian Schweinsteiger y Steven Gerrard.

Volante de enganche[editar]

También llamado volante de enganche, su número tradicional es el 8 aunque también porta el 10. Aparece en los esquemas 4-4-1-1, dirigiendo los despliegues de su equipo en contragolpes, aparece en los sistemas 3-5-2 y 4-2-3-1 por la zona ofensiva del medio campo. El volante de enlace o enganche es posiblemente la posición más importante del fútbol moderno, pero no debe confundirse con el perfil de un 10 clásico.[23]

Es el penaTrequartista por excelencia (encargado de tres cuartos de cancha). Una de las principales funciones de estos jugadores es la tarea de enganchar al resto del equipo con los atacantes por medio de la contundencia en la conducción del balón por el medio campo. Muchas veces el volante de enlace es indispensable en la media cancha cuando su propio equipo juega muy contenido y se hace necesario ceder la creación de juego a un solo jugador que a si mismo sepa distribuir aprovechando el despliegue y desdoblamiento de su equipo. A diferencia del volante mixto, este futbolista no cuenta con el notable despliegue físico del anterior, ni cumple prioritariamente con responsabilidades defensivas, pero si cuenta con una mayor visión y tiempo sin perder por aquello la dinámica. La diferencia con el media punta es que este último obligatóriamente debe tener vértigo y llegada al gol, cosa que al enganche no se le obliga, pues debe estar más preocupado de bajar a recibir balones y "girar".

Este futbolista se debe caracterizar por ser un gran distribuidor de balones en ataque, debe contar con remate a distancia y conducción. El volante de enlace debe obligatoriamente ser un futolista ordenado y limpio tácticamente que sea un ejemplo de juego para su equipo. De preferencia en Europa (Alemania, Francia e Inglaterra), se juega mucho al primer toque de balón y en este sentido el volante de enlace es indispensable porque aporta fluidez y dinámica al sistema de juego. Por lo mismo, el enganche dicta mucho de parecerse al volante de creación, ya que aquel juega más enmarañado. El volante de enlace tiene un fútbol más adecuado a la dinámica y la fluidez, en cambio el 10 clásico se detiene en la elaboración de la jugada aportando claridad, improvisación y el manejo de los tiempos. El volante de enlace nunca improvisa porque tiene la idea de juego predeterminada en la cabeza y dicta el juego que desde la banca se ha pensado para el equipo. Un claro ejemplo de esta forma de jugar al fútbol lo vimos en el estilo de Bobby Charlton, Michel Platini, Zinedine Zidane, Michael Laudrup, Wolfgang Overath, Rivaldo o Álvaro Recoba. Actualmente así juegan Kaká, Michael Ballack, Manuel Lanzini o Luka Modrić.

Volante de creación[editar]

También llamado creador, su número tradicional es el 10 por tanto se le conoce como el clásico 10 aunque en ocasiones se le asigna el 8. Aparece en los esquemas 4-4-2 con rombo al medio o en el 4-3-3 por la zona ofensiva del medio campo. El volante de creación es posiblemente la posición de juego más paradigmática del fútbol sudamericano, porque privilegia la libertad de juego, la improvisación, la individualidad y la autodeterminación del futbolista por sobre la dirección del entrenador y sus tacticismos. Un 10 clásico es un director técnico dentro de la cancha.

El volante de creación tiene tres grandes tareas, a saber, conducir el balón, jugar con claridad incisiva en el ataque y manejar el tempo del partido. Al igual que el volante de enlace, una de las principales funciones de estos jugadores es la tarea de enganchar al resto del equipo con los atacantes por medio de la conducción del balón por el medio campo. Por tanto, también que se le puede catalogar de Tetraquartista y para ello es necesario que ellos sean buenos en la conducción del balón y capaces de esconderle la pelota al rival. Los volantes de creación también son responsables de armar jugadas de ataque creando situaciones de gol con pases incisivos e inteligentes, para que definan los delanteros. Aunque ambos basan su estilo en la claridad de juego, una diferencia entre el volante de creación y el volante de salida, es que el primero juega creando triangularmente en la zona de ataque, pero el volante de salida genera fútbol con mayor lateralidad, no es tan incisivo como paciente, a veces juega con distribución a larga distancia y no se expone en el ataque. La otra tarea igual de importante para el 10 clásico debe ser la de manejar los tiempos y las redes del equipo. Debe improvisar el fútbol ingeniar y crear el juego a modo de director técnico dentro de la cancha. Por el contrario, la mayor diferencia con un media punta o un volante mixto sería que el creador no tiene la obligación de volver a defender o hacer goles, sino que juega con mucha mayor libertad. El 10 clásico no juega contenido ni responde a estilo tecnicista de fútbol -muchos asumen en esto la razón por la cual el volante de creación no prospera en Europa, pero si lo hace en Sudamérica[24] -. El sentido de tener al volante de creación como un futbolista libre por el centro y con ritmo más bien pausado, se debe a que es necesario mantener un jugador preocupado de estar desmarcado y que sea capaz de "girar" cuando recibe el balón en tres cuartos de cancha. En si los volantes de creación son a quienes se les otorga la responsabilidad mayor de manejar el juego de su equipo; de ellos depende que su equipo juegue bonito buscando el ataque con improvisación, triangulación y sorpresa. Mientras en el fútbol europeo todo es ordenado y planificado desde la banca, en Sudamérica el volante de creación se vuelve el verdadero director técnico dentro de la cancha improvisando y manejando la elaboración juego. En si, esto es esto lo que lo identifica y lo distingue de otras maneras de ver y entender el fútbol,[25] porque en otros estilos se privilegia la dinámica por sobre la clarificación de jugadas.

Para lograr que un volante de creación pueda responder a las expectativas es necesario que ellos se puedan adueñar de la pelota para quitar el medio campo al rival, por tanto deben contar con mucha técnica, conducción y regate para de esta manera puedan sobrellevar las férreas marcaciones en su paso por entre las defensas. Lo más importante de todo es que el volante de creación debe tener mucha inteligencia y visión, pues así podrá realizar buenas habilitaciones al atacante o para manejar los tiempos de juego eligiendo cuando dar pases y sorprender al rival o cuando no dar pase y seguir tocando el balón con el medio campo. En fin debe poner todo su talento y genialidad en generar espacios[26] por tanto hay que decir que este es un rol muy cerebral dentro del juego que va más allá de ser un peón en la cancha a ser el director del juego dentro de la cancha. El 10 clásico es un futbolista eminentemente cerebral.

Un paradigmático ejemplo de esta clase de jugadores fue Roberto Rivelino de quien Diego Maradona (también un 10) dice que le admiraba "porque era zurdo, elegante y por sobre todo rebelde".[27] Otros grandes ejemplos fueron Juan Alberto Schiaffino en Peñarol, Pelé en México 70, Gianni Rivera, Sócrates, Carlos Reinoso y Carlos Valderrama, según la opinión de este último Juan Román Riquelme, Jorge Valdivia y Leandro Romagnoli son los últimos 10 clásicos que se mantienen jugando a gran nivel en Sudamérica[28] y ambos se caracterizan por su individualidad y rebeldía.En la última década podemos encontrar a Ronaldinho (en sus tiempos con el Barcelona).Y actualmente vemos a Manuel Lanzini, Ángel Correa y Juan Fernando Quintero.

Volante con llegada[editar]

El volante con llegada[29] es también llamado mediapunta o insider en la formación piramidal, en el fútbol moderno juegan, básicamente en los sistemas 4-2-3-1. Tradicionalmente usan el 8 y ocasionalmente el 10 en la espalda. El media punta juega en una posición de ataque y una de sus responsabilidades es marcar goles por lo que puede ser contado como delantero (falso delantero). Sin embargo, también cuenta con obligaciones defensivas, y debe crear y repartir fútbol por el medio campo con mucha dinámica y fluidez. En pocas palabras, es un delantero con responsabilidades en tres cuartos de cancha (Tresquartista).

Generalmente son futbolistas muy hábiles y regateadores sin dejar de ser muy tácticos, pero por sobre son todo potentes para avanzar desde el mediocampo hacia el ataque, pues su sello distintivo como jugador es aportar con el vértigo (a veces también la sorpresa). Este tipo de futbolista son muy completos y se adaptan muy bien en el fútbol europeo ya que es estilo uno mucho más táctico-defensivo por ejemplo, que el fútbol sudamericano. Quizás la mayor diferencia entre este jugador y el volante de creación es que este último juega más suelto y tiene más visión, pero el volante con llegada tiene más gol y dinámica. Uno aporta claridad, improvisación y tempo, el otro aporta fluidez, dinámica y despliegue. También se diferencia del volante mixto, en el caso que aquel juegan mucho más retrasado, contenido y en esquemas mucho más defensivos. Así mismo la diferencia con un volante de enlace, es que aquellos no tienen responsabilidades de hacer goles y tampoco pueden ser contados como delanteros. Giuseppe Meazza apodado il Balilla, simentó un importante paso en la evolución de esta posición ya que comenzó siendo centrodelantero y entrado en años, ya carente de velocidad, todavía mantenía su técnica exquicita y su capacidad goleadora letal, le siguieron grandes paradigmas en esta demarcación como Alfredo Di Stéfano, Johan Cruyff, Günter Netzer, Zico, Diego Maradona, el Mágico González, Bernd Schuster, y más reciente destacó Ruud Gullit, Marcelo Gallardo y Alessandro Del Piero. Jugadores de hoy en día son Mesut Özil, Francesco Totti y Wesley Sneijder.

Posiciones de ataque[editar]

PN punta neto; SP segunda punta; CP centro punta; MP media punta; PE extremo; PP puntero, Color rojo atacante puro, Color rojo amarillo atacante y mediocampista

Media punta[editar]

También llamado volante de enlace o mediocentro ofensivo. En el fútbol moderno juegan, básicamente en los sistemas 4-2-3-1. Tradicionalmente usan el 8 y ocasionalmente el 10 en la espalda. El media punta juega en una posición de ataque y tiene la tarea de marcar goles, pero también cuenta con obligaciones defensivas, así mismo debe crear y repartir fútbol con mucha dinámica y fluidez por el medio campo; por tanto también pasan por ser mediocampistas. Generalmente se trata de futbolistas muy hábiles y regateadores sin dejar de ser muy tácticos, pero por sobre todo deben ser potentes para avanzar desde el mediocampo hacia el ataque, pues su sello distintivo como jugador es aportar con el vértigo (a veces también la sorpresa).

Si un segunda punta juega libremente por el centro a modo de satélite del ariete, el media punta juega más contenido, pensando en la ida y vuelta del ataque y la defensa, pero también en la creación. Este tipo de futbolistas es muy completo y se adapta muy bien en el fútbol europeo pues este fútbol es mucho más táctico-defensivo, por ejemplo, que el fútbol sudamericano. Por otro lado, la mayor diferencia entre este tipo de jugador y el volante de creación es que este último juega más suelto y tiene más visión del campo, pero el media punta siempre tendrá más gol. Para los entendidos el Media punta es el clásico insider de antes que juega unos metros detrás del centrodelantero, tanto por derecha como por izquierda, el ejemplo más clásico era Alfredo Di Stéfano y más reciente Diego Maradona, Ruud Gullit. Jugadores de hoy en día son Jesus Quevedo, Mesut Özil, Ronaldinho, Lionel Messi, Alessandro Del Piero, Wesley Sneijder, Facundo Santelli, Alan Bertrán.

Segundo Delantero[editar]

El Segundo Delantero o segunda punta se sitúa inmediatamente por detrás del centro delantero. Suelen ser jugadores muy técnicos, movilidad y que aportan gran claridad en la elaboración de ataque; No son necesariamente futbolistas altos y fuertes, ya que su labor no lo requiere. La labor principal de un segunda punta es la de abrir huecos en la defensa, finalizar con éxito las jugadas y proveer de asistencias de gol a sus compañeros. No es un delantero fijo de área, pues tiende a bajar unos metros para apoyar al mediocampo y participar en la creación de jugadas -aunque esa no sea su labor nominal-. Deben ser capaces de cambiar de flanco, moverse y mostrarse para repartir fútbol en el ataque. Se diferencia del media punta en cuanto no baja al medio campo con obligaciones defensivas y juega más suelto. Se diferencia del puntero en cuanto no se ubica en el costado de la cancha sino más bien a modo de satélite del punta neto. En si estos futbolistas juegan con mucha libertad en el ataque a diferencia del resto de los atacantes y tiene mayor responsabilidad de gol que los otros dos delanteros, el media punta y el puntero. Son futbolistas indispensables en formaciones como el 4-4-1-1 o el 4-3-1-2 o el 2-3-5. Ejemplos clásicos fueron Matthias Sindelar, György Sárosi, Ferenc Puskás, Pelé, Emilio Butragueño, Dennis Bergkamp, Julio César Romero, Roberto Baggio, Bebeto, Raúl González o Kevin Keegan hoy en día destacan Neymar, Lionel Messi, Luis Suárez, David Villa, Francesco Totti, Sergio Agüero, Wayne Rooney, Alexis Sanchez.

Centro punta (en desuso)[editar]

Es el antiguo centro delantero o centroatacante[30] que jugaba en la formación piramidal 2-3-5 y como su nombre lo indica es posicion numero 7, este delantero jugaba en el centro del ataque, a modo de orquestador del juego. Casi tiene las mismas cualidades de un segunda punta de hoy en día, pero la única diferencia es que el segunda punta juega de satélite del punta neto, en cambio el centro delantero era el eje principal del todo el ataque. Hoy por hoy, esta posición está en desuso.

Podríamos decir que el centro punta es como un volante de creación porque de cierta forma, tuvo un juego muy cerebral y de claridad en la elaboración de jugadas en la delantera, pero a diferencia del anterior jugó exclusivamente en en el ataque. El centro punta a diferencia del volante de creación, no era un trequartista, o sea que su principal tarea no era "bajar" a buscar balones desde el medio campo para trasladarlos por la cancha. Este tipo de jugador debía cumplir aún mayores tareas en el ataque. Por lo tanto, como ya se especificó, un centro punta se asemeja más a un segunda punta, porque tenía labores tales como las de ser capaz de cambiar de flanco, moverse y mostrarse para repartir fútbol en el ataque, así mismo debía abrir huecos en la defensa, finalizar con éxito las jugadas, proveer de asistencias y habilitaciones a sus compañeros y por sobre todo hacer muchos goles. Sin embargo esta variedad de cualidades también lo distinguía claramente de un punta neto quienes son más especializados en la definición, incluso, los centro delanteros no eran necesariamente futbolistas altos y fuertes, pero además de finiquitación deben tener visión de campo y creatividad en el juego.

Ejemplo de grandes centro delanteros fueron José Piendibene, Hector Scarone, Giuseppe Meazza, Adolfo Pedernera, Raúl Toro Julio, Lolo Fernández, Leônidas da Silva, Florian Albert, Telmo Zarra y hace poco Romário. Lo más parecido hoy en día a un antiguo centro delantero ha sido Diego Forlán y Didier Drogba.[31]

Puntero[editar]

Conocido como puñal, falso extremo o extremo a pie cambiado en España o winger en inglés, también denominado como delantero interior en el sistema 2-3-5 y actualmente juegan en el ataque a ambos costados de la formación 4-3-3 o 3-3-1-3. Su dorsal tradicional ha sido el 7, el 11, dependiendo de en qué banda jueguen. Suelen ser jugadores con mucho vértigo, velocidad y con un mayor control del balón. Físicamente son algo más pequeños los centrodelanteros pero muy hábiles y creativos. Los punteros se diferencian de los Aleros porque no buscan la banda hasta el final de la cancha, sino que se mueven desde las bandas hacia el arco utilizando la jugada denominada la diagonal y encarando a la defensa y al arquero. Esto es una diferencia importante en el estilo y la forma de juego. Jugar con Extremos significa un fútbol con un atáque más estático esperando el centro, jugar con punteros, implica mayor movilidad del balón. Otra cosa es que a los punteros se les pide más goles que a los extremos y suelen ser muy buenos para la gambeta y encarar a las defensas. Antiguos punteros destacables en esta posición fueron: Matthias Sindelar, Johan Cruyff, Pierre Littbarski, Carlos Caszely, René Houseman y Garrincha, hoy por hoy están de moda Cristiano Ronaldo, Arjen Robben, Pedro, Theo Walcott, Angel Di Maria, Nani y Alexis Sanchez. También Javier Saviola en River Plate.

Extremo[editar]

Este tipo de futbolista también denominado alero o delantero exterior[32] jugaba en el antiguo estilo 2-3-5. Ya en el posterior auge del sistema 4-4-2 (la famosa formación wingless sin alas en inglés) en los 60s, se privilegiaba jugar sin extremo, pero en los 70s con el auge de la naranja mecánica volvieron a aparecer en el sistema 4-3-3 a los costados del ataque. Su dorsal tradicional ha sido el 7, el 11, dependiendo de en qué banda jueguen. Son jugadores que básicamente se mueve pegado a la banda, avanzando por ahí hasta el final de la cancha, desbordando y enviando centros al delantero o pases-gol, pase de la muerte. En cuanto a sus características como futbolistas, suelen ser muy veloces y ser precisos para mandar grandes centros de cualquier punto hacia el área y en velocidad. Tienden a ser los dueños de los tiros libres y si pueden rematan de distancia. Ejemplos claros fueron el gran Stanley Matthews quien podría considerarse como el mejor en su clase, Piet Keizer de Holanda en la época de la naranja mecánica, Oleg Blojín que a pesar de ser extremo, tenía la capacidad de disparar al arco rival desde una esquina del área grande a modo de centro mentiroso, engañando a los porteros y haciendo muchos goles. También destacaron Francisco Gento, George Best, Jairzinho, Helmut Rahn, Raimundo Orsi, Coen Moulijn. De los últimos extremos podemos contar a Ryan Giggs, Luís Figo, Mark González, Aaron Lennon, Ángel Di María o Cristiano Ronaldo (en el Manchester United jugó por muchos años en esa posición) que también jugaban de volantes por las bandas.

Punta neto[editar]

También se les denominan como delantero centro o ariete en España, delantero neto en Sudamérica, Tigre del área en Argentina, o simplemente como definidores. Estos jugadores son usualmente los encargados de anotar la mayoría de los goles de un equipo. Tanto los centrocampistas como los extremos deben constantemente facilitarle el balón. Su número clásico es el 9, aunque es frecuente para los delanteros suplentes ocupar el 18, 19 y 20.

El clásico ariete es aquel que juega en el área rival, creándose espacios y esperando que sus compañeros le cedan la pelota para poder anotar. Son jugadores con muy buena puntería, reflejos rápidos, típicamente altos y fuertes y que se destacan por su potente remate o su juego aéreo, siendo además capaces de capitalizar hasta la más mínima oportunidad para marcar. Su función capital es simplemente la de meter la pelota dentro de la portería así que son los llamados goleadores de raza.

A este tipo de delanteros les acomoda jugar cuando esperan pelotazos o centros al área rival en una táctica de ataque estático como en el fútbol inglés, por lo que se les pide, dominio del tiempo y espacio para remates de cabeza o de volea con ambas piernas, por tanto, ellos deben correr muy bien la cancha para buscar un buen posicionamiento y recepción. En el fútbol europeo los delanteros netos deben tener un fútbol de toque fulminante para recepcionar y disparar al arco de manera que sorprendan a la defensa del equipo rival y de esta forma se libren de la marcación, por eso también se les pide que sean oportunistas cazadores furtivos, que hostiguen y presionen a los defensas y tengan olfato de gol para meter adentro todas las pelotas que den bote dentro del área. Otra táctica que les acomoda a los delantero netos es el contragolpe, donde necesitan mostrar gran velocidad, fuerza y definición pues deben superar la aceleración y la fuerza de los defensas para luego resolver rápidamente el mano a mano contra el arquero rival.

A diferencia de un centro punta o un segundo delantero, los arietes suelen ser futbolistas mucho más específicos, por tanto existen entrenadores que prescinden de ellos para armar un esquema futbolístico. Un ejemplo de aquello fue Johan Cruyff que puso de moda en el FC Barcelona de principios de los '90 esto de prescindir de los delanteros netos, basándonos en un juego diagonal en el que segundos puntas o extremos como Hristo Stoichkov o Aitor Begiristain iban de las bandas al centro. Esta forma de llegar al arco prescindiendo del punta neto fue también el modelo de Josep Guardiola en el mismo equipo hasta la llegada de Zlatan Ibrahimovic.

Algunos ejemplos destacables son Zlatan Ibrahimović, Gonzalo Higuaín, Fernando Llorente, Emmanuel Adebayor, Javier Hernández, Robin Van Persie, Edinson Cavani, Peter Crouch, Radamel Falcao y Miroslav Klose. En esta posición tan antigua como el deporte mismo, el primer gran delantero centro fue el escocés John Campbell, quien jugó por el Sunderland en la década del 90 del siglo XIX, más adelante en la historia existieron buenos ejemplos como Paulino Alcantara, Arthur Friedenreich, Arsenio Erico, Pedro Petrone, Gunnar Nordahl, Ronaldo, Iván Zamorano, Henrik Larson, Fernando Torres, Martín Palermo, Hugo Sánchez, Gabriel Batistuta, Marco Van Basten, Luigi Riva, Gerd Muller, Gonzalo Klusener, Marcelo Salas, Bastián Bastías, Raúl González, Martin Palermo [33]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={a8641f4f-ba6e-4b62-923e-797923692cff}
  2. http://www.rsssf.com/miscellaneous/franpoy.html
  3. http://que-significa.com.ar/significado.php?termino=est%F3per
  4. http://real-sociedad.diariovasco.com/noticias/2011-09-18/stopper-muchas-virtudes-20110918.html
  5. http://www.diariodecuyo.com.ar/participar/vercarta.php?carta_id=30440
  6. http://es.fifa.com/classicfootball/players/player=95650/index.html
  7. http://historiadefutbolmundial.blogspot.com/2007/06/domingos-da-guia-el-divino-maestro.html
  8. http://www.diariodecuyo.com.ar/participar/vercarta.php?carta_id=30440
  9. http://www.elfutbolin.com/diccionario-de-futbol/carrilero
  10. http://www.as.com/futbol/articulo/cuadrado-magico-nace-angulos-magicos/20050907dasdaiftb_11/Tes
  11. https://archive.is/20140305012430/eldatofutbolero.blogspot.com/2014/01/chile-en-uruguay-1930.html
  12. http://quefuede.blogia.com/2010/080401-quien-fue....-jose-leandro-andrade.php
  13. https://archive.is/20140305012430/eldatofutbolero.blogspot.com/2014/01/chile-en-uruguay-1930.html
  14. http://futbolychutesvarios.blogspot.com/2011/06/por-que-el-6-chileno-es-el-5-argentino.html
  15. http://www.marca.com/2012/05/05/futbol/futbol_internacional/resto_de_america/1336249502.html
  16. http://www.diarioelcentro.cl/?q=noticia&id=1455
  17. http://www.zonalmarking.net/2010/05/04/how-the-2000s-changed-tactics-1-the-fall-and-rise-of-the-passing-midfielder/
  18. http://edant.ole.com.ar/notas/2009/02/12/seleccion/01857759.html
  19. http://es.fifa.com/worldcup/archive/germany2006/news/newsid=34698.html
  20. http://www.youtube.com/watch?v=Pp0ZUdopxjY
  21. http://www.latercera.com/noticia/deportes/2011/12/656-415302-9-los-antecedentes-de-los-cuatro-primeros-refuerzos-de-colo-colo.shtml
  22. http://www.clarin.com/deportes/Zuculini-volante-marca-goleador_0_917908357.html
  23. http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2008/05/25/hoy/deportes/1359784.html
  24. http://archive.is/20120702232458/elfilosofodelfutbol.blogspot.es/1295644260/
  25. http://elfilosofodelfutbol.crearblog.com/?p=15
  26. http://archive.is/20120702232458/elfilosofodelfutbol.blogspot.es/1295644260/
  27. https://www.youtube.com/watch?v=gHt4uZVVTz8
  28. http://www.emol.com/noticias/deportes/2008/04/14/300398/carlos-valderrama-jorge-valdivia-es-uno-de-los-mejores-jugadores-del-mundo.html
  29. http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=633467&s=arg&type=story
  30. http://www.efdeportes.com/efd53/futbol.htm
  31. http://footballsgreatest.weebly.com/centre-forwards.html
  32. http://www.latercera.com/noticia/deportes/2011/12/656-415302-9-los-antecedentes-de-los-cuatro-primeros-refuerzos-de-colo-colo.shtml
  33. http://footballsgreatest.weebly.com/strikers.html