Plata y oro de Potosí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Plata y Oro de Potosí»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La plata y oro que se extrajo del Cerro Rico en la ciudad de Potosí en el suroeste de Bolivia dio la vuelta al mundo, activando las economías de Europa y Oriente durante la colonización. Fue el patrón plata de la moneda de la India, la rupia; en China y Turquía servía de moneda.

En Asia llegaban grandes toneladas estas monedas a cambio de objetos de lujo. Es curioso saber que a España llegó tan solo un 15 por ciento de toda la plata extraída, debido a las siguientes cuestiones:

  • guerras mantenidas en Europa
  • construcción de edificios suntuarios (Archivo de las Indias, Catedral de Cádiz, etc.)
  • tributos cobrados por la Iglesia.
  • fraudes de los azogueros y autoridades.
  • desmedido lujo de los criollos, peninsulares, mestizos y nobles indígenas que mantuvieron su cargo por orden española.

Gracias al Real de a 8 muchas de estas monedas se esparcieron por todo el mundo.

Cantidad extraída en tiempos coloniales[editar]

8 reales acuñados en Potosí.
Real acuñado en Potosí.

Es imposible calcular la plata extraída del Cerro Rico de Potosí; cálculos aproximados han determinado que durante la colonia el centro minero aportó a la corona española el equivalente a 50.000 millones de dólar. Los historiadores calculan no obstante que murieron millares de personas en el proceso. Conder habla acerca de este dato en su Modern Traveller vol 28 pag.27.

La Casa de la Moneda en Bolivia[editar]

La Casa de la Moneda se halla en la ciudad de Potosí. Es llamada también El Escorial de América. Fue construida en 1759 y tiene una superficie de 7.530m². El 31 de julio de 1773 se acuñó la primera moneda de plata, cuyo estampado era el Real Busto de las Armas de Castilla. Por mandato del rey se ordenó acuñar monedas de oro con la efigie de Carlos V. Fue declarada (al igual que toda la ciudad) por la Unesco como patrimonio de la humanidad.

Controversia[editar]

Existe actualmente la controversia de que tanto en aguas españolas como en las de otros muchos países, se hallan barcos hundidos que transportaban, a parte de diversas mercancías, monedas acuñadas originarias de Bolivia. Estas monedas son reclamadas por España o por el país en donde se halle el naufragio como propias, pero Bolivia, al ver como esas monedas originarias de Potosí están siendo dispersas, está promoviendo la creación de una organización que trate con diversos organismos internacionales para reclamar su patrimonio.

Véase también[editar]