Palacio Ducal de Mantua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La fachada del Palazzo del Capitano, uno de los edificios que componen el complejo del Palacio Ducal de Mantua
La plaza Castello y el campanile de Santa Barbara, en el Palacio Ducal de Mantua

El Palacio Ducal (Palazzo Ducale), que ocupa una gran parte de la porción nororiental de la ciudad de italiana de Mantua, es, desde el siglo XIV, la sede ciudadana de los Gonzaga. Se encuentra en la Piazza Sardello.

Más que un Palacio Ducal debe hablarse de una ciudad-palacio, puesto que el complejo arquitectónico está constituido por numerosos edificios unidos entre sí por corredores y galerías, con patios, y vastos jardines. Entre esos edificios está el castillo de san Jorge (Castello San Giorgio), fortaleza del siglo XIV y una basílica. La fachada es del siglo XV.

Ya antes de la llegada al poder de los Gonzaga estaban edificados los primeros núcleos del Palacio, aunque la historia del complejo se identifica sobre todo con la de la familia que gobernó la ciudad hasta 1707. Durante el siglo XVI y principios del siguiente albergó una soberbia colección de pinturas, hasta que en 1629 el núcleo más valioso de ellas fue vendido a Carlos I de Inglaterra y enviado a Londres. El mismísimo Rubens se asombró del alcance de tal operación. Por desgracia el conjunto se dispersó tras la ejecución del monarca inglés, y hoy apenas subsiste en la Royal Collection la famosa serie Los triunfos del César de Andrea Mantegna. Otras pinturas cayeron en manos de Felipe IV de España y hoy se conservan en el Museo del Prado de Madrid.

Entre otros rincones del palacio, celebérrima es la llamada Camera degli Sposi (también llamada Camera picta) en el castillo de san Jorge, parte de la "ciudad-palacio". Estos frescos fueron realizados por Andrea Mantegna y dedicados a Ludovico III Gonzaga y su mujer Bárbara de Brandeburgo. Además, hay una serie de frescos de Pisanello sobre la leyenda artúrica y un retrato de la familia ducal, hecho por Rubens, en el Salone degli Arcieri.

Cuando Mantua se hizo austriaca, las restauraciones prosiguieron hasta la segunda mitad del siglo XVIII por obra de los gobernadores enviados por el Emperador.

Los arquitectos más importantes que intervinieron en las obras de este soberbio conjunto fueron Giovanni Battista Bertani y Bernardino Facciotto.

Véase también[editar]

Referencia[editar]

Este artículo es traducción de la wikipedia italiana, con añadidos de:

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 45°9′37″N 10°47′56″E / 45.16028, 10.79889